2018/03/13

Cambian el tribunal aduciendo «un error» tras un escrito de recusación

El 6 de marzo la abogada de la familia Cabacas presentó un incidente de abstención y recusación del magistrado Alfonso González-Guija, que figuraba como presidente del tribunal y había sido condecorado con la Ertzaintza. Las partes recibieron ayer un escrito oficial de cambio de tribunal, aduciendo que se había «producido un error».

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0312_eg_cabacas

En un confuso escrito, fechado el 7 de marzo pero que hasta ayer no llegó a las partes, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Bizkaia comunica un cambio en el tribunal que juzgará la muerte de Iñigo Cabacas por un pelotazo de la Ertzaintza. El juez Alfonso González-Guija, que figuraba como presidente y que había sido condecorado por la Ertzaintza, ya no está entre su componentes.

En dos autos anteriores, en los que se designó ponente y se admitieron las pruebas, Alfonso González-Guija aparecía como presidente del tribunal y le acompañaban Juan Manuel Iruretagoyena y Silvia Martin, siendo está última la ponente.

Al tener constancia de esta composición, el 6 de marzo la abogada de la familia Cabacas-Liceranzu, que ejerce la acusación particular, presentó un incidente de abstención y recusación de Alfonso González-Guija, puesto que en junio de 2016 había recibido la medalla de reconocimiento de la labor policial con distintivo azul, que se concede «por su decisiva colaboración con la Ertzaintza que redunde en beneficio o prestigio de este cuerpo». Le agradecían sus autos de carácter innovador a la hora de que las comisiones a la Policía Autonómica puedan continuar sus investigaciones fuera de la CAV.

Tras el escrito de la familia

Después de dos autos con Alfonso González-Guija figurando como presidente y al día siguiente de que la abogada Jone Goirizelaia presentara un incidente de abstención y recusación, en la Audiencia Provincial de Bizkaia cayeron en la cuenta de que había habido «un error» y se lo comunicaron verbalmente a la letrada de la acusación particular.

Pero el escrito oficial se ha hecho esperar. Aunque lleva fecha de 7 de marzo, no llegó hasta ayer a los procuradores de las partes personadas.

Escrito confuso

La Audiencia de Bizkaia responde a la recusación del presidente del tribunal presentado por la familia de Iñigo Cabacas que «se ha producido un error al dictarse el auto de admisión de prueba». Apunta que «siendo cinco los magistrados que integran esta Sala, presidida por Dª Reyes Goenaga Olaizola, por razones de índole puramente organizativa los magistrados a los que correspondía la firma de las resoluciones en la fecha en que se dictó el referido auto son los que constan en el mismo».

Añade que «por ese motivo el auto se firmó por ese tribunal pero no supone forzosamente que sea ese tribunal quien vaya a enjuiciar y resolver sobre la causa». Tras esta explicación, ya no se sabe si hubo un error o que la firma no supone que el tribunal vaya a ser quien finalmente sea el que juzgue los hechos, que es lo que ocurre comúnmente.

A continuación indica que «de hecho, se ha previsto ya la composición de la Sala que conocerá del asunto, si bien –aclara– no se había comunicado formalmente a las partes».

«En consecuencia», por medio de este último escrito, la Audiencia pone en conocimiento de las partes que «por la misma razón de índole organizativa y dada la fecha de señalamiento de las sesiones del juicio oral que se han fijado» –a partir del 15 de octubre y durante tres semanas– los magistrados que compondrán el tribunal serán Reyes Goenaga, como presidenta y ponente de la sentencia, acompañada de Juan Manuel Iruretagoyena y Jesús Agustín Puello.

En el juicio por la muerte de Iñigo Cabacas, que falleció después de que el 5 de abril de 2012 recibiera un pelotazo en la cabeza, se sentarán en el banquillo tres mandos de la Ertzaintza, que se encontraban en el lugar, y tres agentes que reconocieron haber disparado pelotas de goma aquella noche. La acusación es de homicidio imprudente.

La Fiscalía pide la absolución para todos ellos, por entender que en aquella carga mortal que acabó con la vida de Iñigo Cabacas no hubo ningún delito.

 

ELA-Ertzaintza critica el actual modelo policial y rechaza el uso de pelotas de goma

En víspera de que el Departamento de Seguridad se reúna hoy de nuevo con representantes de los sindicatos policiales, ELA-Ertzaintza hizo ayer público un comunicado en el que dice haber «constatado que el Gobierno Vasco no muestra ninguna voluntad de abordar qué modelo policial se necesita en la CAPV. Debate que a nuestro entender es absolutamente necesario abordar, como demuestran los hechos acaecidos en las últimas semanas».

Añade que «ELA-Ertzaintza pide al Gobierno de Urkullu que modifique de una vez por todas su apuesta por la política de recortes que tan graves consecuencias tienen en las condiciones laborales y en la labor policial de servicio público a la ciudadanía».

El comunicado añade que «la falta de voluntad de abordar el debate del modelo policial, así como su apuesta por la política de recortes, dificulta la implantación del modelo policial que defienden las y los ertzainas afiliados a ELA», que resume en «que la lógica preventiva se imponga a la puramente represiva, cuya aplicación más clara es la prohibición del uso de pelotas de goma, entre otras medidas».

En una reflexión más amplia, ELA recoge que «el uso de la fuerza» por parte de la Ertzaintza «debe realizarse con el mayor control y siempre de manera proporcionada». Critica que «las pelotas de goma son un recurso barato, que requiere de muchos menos agentes para disolver algaradas, y es por ello muy del agrado de algunos de los que defienden las políticas de austeridad y también de los partidarios de la ‘mano dura’».

El sindicato recuerda que «las pelotas de goma son un recurso extremadamente peligroso para la gente, como pudimos comprobar en aquella jornada aciaga que se saldó con la muerte de Iñigo Cabacas».

Por ello, «ELA considera una irresponsabilidad reabrir el debate sobre ese tipo de munición». Pero explica que «urge incrementar el número de efectivos en los operativos, precisamente para garantizar el mínimo uso de la fuera y la integridad de los y las ertzainas».

Por otra parte, y después de lo ocurrido en la concentración de varios sindicatos ante el Parlamento, con insultos al Gobierno y a parlamentarios y el anuncio de huelgas encubiertas, ELA defienden las alianzas sindicales por ser «absolutamente necesarias» pero «deben respetar unas mínimas reglas de buena fe». Y apunta que «no pueden utilizarse movilizaciones conjuntas para socializar posiciones, consignas o acciones que no han sido compartidas previamente». I.I.

IñIGO GOGOAN


La plataforma Iñigo Gogoan critica que en declaraciones de los últimos días sindicatos de la Ertzaintza hayan reclamado el uso de pelotas de goma. El colectivo denuncia el modelo policial «antiguo, desfasado y caduco».