2018/03/23

IñIGO MUGURUZA
GUITARRA DE HIRU LEIKE

Las huellas de Iñigo Muguruza recorren la espira dorsal de la historia reciente mediante formaciones como Kortatu, Delirium Tremens, Negu Gorriak, Joxe Ripiau, Lurra y, ahora, Hiru Leike, que suma a Ame Odriozola, voz, a la guitarra distorsionada de Muguruza. «Ez da euria», es su presentación.

«Decía El Fary que detestaba al hombre blandengue; pues bien, yo soy uno de ellos»
Pablo CABEZA|BILBO
0323_kul_muguruza

«La música es algo muy grande en mi vida –comenta Iñigo Muguruza–. Hace tres años me diagnosticaron Esclerosis Múltiple y pasé un año duro, del que renací cual ave fénix, jaja. La resiliencia es esa capacidad que tenemos de reponernos positivamente ante situaciones adversas, y yo me estoy convirtiendo en un experto en el tema». Respecto al curioso nombre apunta: «Hiru Leike es un juego de palabras: la mayoría de las canciones son en ritmo ¾ (el ritmo del vals). Al ser solo dos los componentes del grupo, nos hizo gracia. Un amigo de Algorta me dijo: “Con Negu Gorriak empezasteis siendo tres, a ver cuánto acabáis en Hiru Leike”, jajaja».

Muguruza regresa a los escenarios con Hiru Leike, un dúo, integrado por él a la guitarra eléctrica y la vocalista Ane Odriozola. “Ez da euria” es el primer clip y la primera muestra musical. Rock distorsionado donde el guitarrista recupera los pedales para sonar tan sucio como intenso, tan salvaje como matizado. Hay mucho rock directo en esta primera presentación. Admiramos su lucha y su inquebrantable amor por la música. Iñigo es agua, algo básico para sentir cómo pasa la vida por la garganta. Siempre fue música y parece que el ¾, es su clave en esta aventura que se inicia de forma ilusionante para todos. ¡Bienvenido, chaval! Contacto: hiruleike@gmail.com

Cambiar de estilo, de componentes, cerrar etapas, es una constante en su biografía, ¿necesidad biológica, química, cabezonería...?

Las tres cosas. Andoni Delirium –que colaboró con Joxe Ripiau en varias canciones– me decía hace poco que ya estaba yo otra vez haciendo “formatos raros”. Otro amigo me decía que a ver si estaba haciendo canciones de Karaoke para baterías, jaja. Con Andoni Delirium vamos a grabar en mayo una canción para el disco “Gure oroitzapenak” (disco-libro que editará Elkar sobre la figura del gran Joseba Sarrionandia). Andoni me dijo: “Ya siento joderos el nombre al colaborar con vosotros…”.

¿Sigue la música o es un esfuerzo que no le estimula?

La sigo menos que de chaval, pero la sigo. Hace diez días fui a Bilbo a ver a Izaro, de la cual soy un fan incondicional. También me encanta Glaukoma. Gracias a mi hermano Fermin he conocido a Jack White, que me encanta, es como Neil Young pasado por un filtro punk. Mis hijas me tienen informado del pop coreano (PTS...). La semana pasada vi en Intxaurrondo a J. D. Mc Pherson, buenísimo, y pronto voy a ver a la gran Lila Downs.

¿Practica con la guitarra o esa fase ya ha pasado? ¿La creación es lo más importante?.

Practico mucho, la guitarra eléctrica es seguramente el mejor instrumento del mundo, y el siguiente el bajo eléctrico, jaja. La creación es muy importante para sentirse realizado, en mi caso al menos.

Termina Lurra y llega Hiru Leike, pero con un giro de ambientación. ¿Quería romper?

Tras unos cinco años acústicos con Lurra, el demonio del overdrive me pincha en el culo con su tridente y me dice: “Iñigo, ya te vale de sonidos Simon & Garfunkel, jajaja. ¡Mete distoooor!” Como contaba en la mítica “Gure baitan daude biak”, tema que compuse con Negu Gorriak, “comienza la lucha en mi interior”. El yin y el yang, ya sabes. Cuando he estado en un grupo superluminoso como Joxe Ripiau, después ha tenido que equilibrar la balanza y, como ahora, desempolvar el Marshall.

Su vida musical posee un pasado intenso, de vívidos colores, de noches inolvidables y días donde molestaba la luz. ¿Suele observar esos fotogramas?

Pues sí, aunque como me dijo una vez Roberto Moso: “El que vivió los ochenta y dice que se acuerda, miente. O no vivió los ochenta o no se acuerda”. A mí me ocurre que mis recuerdos tienen una gran carga emocional. Recuerdo mucho a Mahoma, un amigo enorme a quien su corazón no le entraba en su fornido cuerpo, de lo grande que era, a Natxo Zikatriz con su amplia sonrisa, al Gavilán, a Biktor, a Yul, a Pedrito Zika, Pepín, a Portu… ¡buff!. Decía El Fary que detestaba al hombre blandengue; pues bien, yo soy uno de ellos.

¿Ane Odriozola tiene algo que ver con la voz del proyecto de Mikel Errazkin & HF, ya hace quince años más o menos? ¿Cómo se cruzan sus caminos en cualquier caso?

Ane cantaba con Mikel Errazkin, así es, y luego ha estado en otros proyectos cantando y haciendo teatro. Actualmente es la cantante de Indidxabak, muy recomendable grupo de rock de Irun compuesto por cuatro mujeres empoderadas: Ane, Ana, Paula y Ainara. ¡No os lo perdáis! Ensayamos en el mismo local, somos grupos hermanados. Hace un año y pico Ane y yo coincidimos haciendo una versión del Partisan de Lehonard Cohen el Día del Refugiado (organizado por Amnesty International en Irun), y ahí fue donde me cautivó su voz y me dije: “pongámonos en marcha con un proyecto rock, que es lo que quería hacer, y con Ane a la voz”. Se lo planteé y ella me dijo: “Vale”.

Reacomoda el ritmo en esta nueva franja de su historia ¿Versiones, creaciones propias...?.

Me gusta mucho el ritmo ¾, y no es muy común en el rock, y menos aún en la música punk. De hecho, en directo versionamos dos canciones de dos grupos punk: “Golden Brown”, de Stranglers, y “Rebel waltz”, de los Clash. Si conocéis más temazos punk en ritmo vals, ¡hacédnoslo saber! Anari me decía no mucho tiempo atrás que no sabía hasta hace poco que ella misma era un ¾. En mi casa desde niño se oía mucha música francesa de acordeón, en ese ritmo, onda Amelie, y también mucho rock. Por eso sentía que –humildemente– había que intentar reconciliar los dos mundos. El otro día tocamos con Joseba B. Lenoir y después de cenar, quedamos en que el próximo concierto que demos juntos, tocaremos “Words” de Neil Young, que también es la canción preferida del genial guitarrista Ander Mujika, actualmente acompañante de mi hermano Jabier. La canción es, por supuesto, un ¾. La mayoría de los temas los he compuesto yo sobre letras de Karmele Jaio, mi escritora favorita. También hay dos temas de Ane Odriozola, y el susodicho de Sarrionandia.

¿Tomar la guitarra eléctrica es una búsqueda de texturas que no da la acústica, más posibilidades rítmicas...?

Seguramente; de hecho, en los acústicos años de Lurra, no pasó un solo día en que no tocara la eléctrica. Es un instrumento muy adictivo.

¿Todavía está influido por John Frusciante... o hay nuevas referencias?

Bueno, si dios existe, su nombre es Jimi Hendrix. Antes estuvo Robert Johnson, Muddy Waters, etc., pero Hendrix y su “Little Wing”, marcan un antes y un después. Después llegó Frusciante, el “sumo pontífice y profeta” de Hendrix. Creo que mis demasiados años en colegios religiosos me deformaron el cerebro, jajaja) En el aula del conservatorio de Irun donde llevo más de 20 años dando clases de guitarra eléctrica, la foto de Hendrix en la pared nos vigila e inspira todo el día. De todas formas los grupos que más me han influido musicalmente son británicos: Thin Lizzy, Stiff Little Fingers, The Clash, los Rollings, los Beatles también…

La única muestra sonora y visual es «Ez da euria», ¿ un buen reflejo de lo que es el dúo?

Es una tarjeta de presentación del proyecto, aunque la canción no es la más representativa al estar en 4/4. La intro de guitarra sí está en ¾, pero con un wah-wah y un overdrive bestiales. El audio lo grabamos en el estudio de Iñigo Irazoki en Bera, y el video en diferentes localizaciones en Bera y alrededores, y en el local de ensayo. Ese día tuvimos el privilegio de compartir escenario con todos los grandes de Bera: Mikel y Fernan Irazoki, Joseba Irazoki, Joseba B. Lenoir… en el Kataku. Todos los años se reúnen y hacen una comida, y a los postres sacan amplis, batera y micros y se ponen a tocar sin ensayar, pero muy bien “entonados”, una pasada. Este local será visitado en el futuro por turistas, como el Cavern de Liverpool, jaja.

Siempre has sido un buen aficionado al cine. ¿Tiene algo que ver con el clip? ¿Alguna fijación con el agua?

Mi elemento es el agua, así es, pero el videoclip lo ha realizado el maestro Iñaki Ugartemendia, de la productora Reflejo Pilomotor. El reflejo pilomotor es el mecanismo que tiene el cuerpo humano para poner la piel de gallina. Este nombre es buenísimo). En el montaje del video estuvimos Ane Odriozola, Iñaki Ugartemendia, Aritz “Urrumarru” (nuestro director de diseño gráfico) y yo.

Las series están de moda desde hace años ¿Le va el formato?

Se están haciendo series magistrales: por ejemplo, “Peaky blinders” o “Breaking bad”: dirección, interpretes, música, fotografía… Impecables.

VERSIONES


«En directo versionamos dos canciones de dos grupos punk: «Golden Brown», de Stranglers, y «Rebel waltz”», de los Clash»

DISTORSIÓN


«Tras cinco años acústicos con Lurra, el demonio del overdrive me pincha en el culo con su tridente y me dice: ‘¡Mete distoooor!’»

HENDRIX


«Si dios existe, su nombre es Jimi Hendrix. Antes estuvo Robert Johnson, Muddy Waters, etc., pero Hendrix y su «Little Wing», marcan un antes y un después»