2018/04/16

El sello de Imanol cierra la portería

La Real no ha encajado gol en los tres partidos con él y el Sanse solo ha recibido un tanto de penalti en las últimas once jornadas.

Joseba ITURRIA
0417_kir_real

La Real logró el sábado en Las Palmas su primer triunfo a domicilio desde el 14 de octubre gracias al sello que ha puesto Imanol, que ha conseguido que el primer equipo blanquiazul haya despedido sin encajar gol los tres partidos que le ha dirigido, con siete puntos de nueve posibles, como ha sido clave en que el segundo solo haya recibido un tanto de penalti en las últimas once jornadas, con ocho triunfos y tres empates.

El gran problema de la Real era la cantidad de goles que encajaba. Solo en seis de las primeras 29 jornadas dejó la portería a cero ante Villarreal (3-0), Alavés (0-2), Deportivo (5-0), Levante (3-0) y en las visitas sin goles ante Athletic y Betis. Y en diecisiete partidos encajó al menos dos goles. La Real recibió 52 en los primeros 29 partidos, una cifra solo superada por Betis (53), Las Palmas (58) y Málaga (61).

Con solo cuatro semanas de trabajo Imanol ha conseguido que la Real haya experimentado una metamorfosis que ha conseguido detener la sangría de goles encajados y, lo que es más importante, lo ha conseguido con jugadores que no contaban para Eusebio y con otros que habían sido muy cuestionados.

Aritz Elustondo, fijo en el lateral

El cambio más significativo ha llegado con la apuesta por Aritz Elustondo en el lateral derecho con un perfil totalmente diferente al de Álvaro Odriozola. Con Eusebio los dos laterales jugaban muy abiertos y el donostiarra era la principal baza ofensiva y sufría en defensa tanto en los duelos individuales como en los centros laterales. Aritz Elustondo mejora en esas dos facetas y juega mucho más cerca de sus dos centrales.

Kevin también sufría en defensa mucho hasta el punto de que perdió la titularidad y los dos últimos partidos ha vuelto a jugar de inicio y tanto con él como con Diego Llorente o Toño Ramírez se ha demostrado que cuando todos los jugadores defienden más juntos en la zona central todos parecen mejores jugadores. El guardameta riojano ha confirmado que no era ninguna locura apostar por él como segundo portero y si Imanol da la opción de jugar el jueves ante el Atlético a Rulli la sensación puede ser la misma.

La forma de jugar abierta y los riesgos defensivos al sacar el balón jugado desde atrás provocaban una inseguridad defensiva de todos los jugadores que ahora ha desaparecido al jugar más juntos los cuatro defensas y los medios centros más retrasados y al no arriesgar en la salida del balón cuando hay una buena presión del equipo contrario. La Real además presiona mejor en campo rival y cuando no recupera el balón se repliega con más criterio que antes, cuando tenía muchos problemas para mantener un marcador a favor.

Imanol no solo ha mejorado el principal problema de Eusebio, el número de goles encajados, también otro de sus defectos, la gestión de la plantilla. Dieciocho jugadores han sido titulares con Imanol y solo cuatro –Aritz, Raúl Navas, Oyarzabal y Willian José– han jugado los tres encuentros de inicio. Además ha encajado en el vestuario, donde los que han estado con él en el Sanse ya lo conocían y los demás lo han aceptado muy bien.

Solo Jon Bautista no ha entrado en los planes del técnico y un jugador como Rubén Pardo, que llevaba sin jugar desde el partido de Copa contra el Lleida en diciembre, tuvo su primera titularidad en Liga ante el Girona.

Sin efectos negativos en el filial

Lo mejor es que el ascenso de Imanol al primer equipo no ha tenido efectos negativos para el filial, que ha logrado diez de los doce puntos disputados con Aitor Zulaika como primer entrenador. El Sanse está muy bien trabajado y ha jugado exactamente igual que con Imanol, sin encajar ningún gol en esos cuatro encuentros que han permitido a los blanquiazules confirmarse en la tercera plaza con cuatro puntos de ventaja sobre el quinto clasificado cuando solo quedan doce por disputarse. No ha recibido ningún gol en 21 de las 34 jornadas diputadas.

Una aportación de Imanol que debería hacer reconsiderar la decisión de ponerle fecha de caducidad de manera precipitada cuando fue elegido para sustituir a Eusebio. Por lo menos se puede esperar un poco antes de tomar una decisión definitiva.

 

A siete puntos del Sevilla, al que hay que visitar

Imanol no solo ha conseguido que la Real compita, deje de encajar goles y gane dos partidos seguidos por vez primera desde la tercera jornada. Los siete puntos de los tres últimos encuentros han acercado la séptima plaza que ahora ocupa el Sevilla a siete puntos y el calendario da la opción de recortar tres en el Sánchez Pizjuán y confirmar el average a favor.

La séptima plaza permitirá jugar tres previas para poder entrar en la fase de grupos de la Europa League en el caso de que el Sevilla no gane el título de Copa en la final que jugará contra el Barcelona. Cuando ya parecía olvidada cualquier opción, los tres últimos partidos permiten mirar la clasificación hacia arriba, aunque este objetivo es muy difícil porque quedan solo 18 puntos en juego y además la Real tiene un calendario complicado al recibir en Anoeta al Atlético de Madrid este jueves, Athletic y Leganés y visitar al Málaga, al Sevilla y Barcelona. La octava plaza que ocupa el Girona queda ahora a cuatro puntos con el average a favor de los blanquiazules y no es lo mismo quedar octavo o decimoquinto porque se tienen en cuenta las clasificaciones de las cinco últimas temporadas a la hora de repartir el dinero de las televisiones. Y tampoco será la misma la valoración que se puede hacer de la temporada cuando la Real comenzaba con el décimo presupuesto de gastos. J.I.

Vuelta a Zubieta para preparar la visita del Atlético

La Real descansó ayer y a las 11.00 comenzará a preparar en la única sesión a puerta abierta de la semana el partido que jugará el jueves en el estadio de Anoeta a las 19.30 contra el Atlético de Madrid. Mañana y pasado se entrenará a puerta cerrada a las 11.00 en Zubieta. El domingo visitará al Málaga (16.15).

El juvenil ganó en Hernani el Memorial Labaien

El equipo de la División de Honor Juvenil de la Real, que la semana pasada terminó la Liga en segunda posición, ganó ayer el Memorial Labaien en Hernani tras ganar al equipo local 0-1 y al Alavés 2-0. El cuadro alavesista ganó al Hernani 0-2. El cadete realista, ya campeón, ganó ayer en Romo por 1-3.