2018/04/16

Erreportajea
 
EMPRENDER LLEVANDO EL TALENTO «DE CERO AL MÁXIMO NIVEL»

La red de incubadoras de negocios digitales Demium Startups abre sus puertas en Bilbao Berrikuntza Faktoria. Del 20 al 22 de abril realizará el evento All Startup, en el que los emprendedores competirán para mostrar su valía. Los mejores serán los primeros participantes del programa de acompañamiento.

Maitane ALDANONDO
0416_eko_demium

Ayudar al talento emprendedor local y crear negocios digitales es el doble objetivo de Demium Startups. La red de incubadoras que desarrolla negocios digitales acaba abrir su cuarta sede en Bilbo, «un ecosistema en el que hay mucho talento sin explotar, y las entidades locales, tanto privadas como públicas, están muy comprometidas», señala Meritxell Molina, directora de los programas de incubación de Demium. Vieron la oportunidad de replicar lo hecho en Barcelona, Madrid y Valencia ante «la carencia de una incubadora que coja a los emprendedores desde cero y los lleve al máximo nivel». Aquí colaboran con Mondragón Team Academy (MTA), la red internacional de emprendedores de Mondragon Unibertsitatea.

Para escoger a los primeros participantes de su programa de acompañamiento, los días 20, 21 y 22 de abril realizarán un evento All Startup en Bilbao Berrikuntza Faktoria. Buscan perfiles del ámbito del marketing, el diseño, los negocios o la programación. La convocatoria está abierta a cualquiera que tenga talento y motivación, sin importar la edad. El proceso de selección está ya en marcha y los interesados tienen hasta hoy para inscribirse contestando una encuesta sobre su experiencia y motivaciones en demiumstartups.com.

Hasta el momento se han apuntado más de 250 personas. En base a la información del cuestionario, los responsables harán una criba telefónica y citarán a los elegidos a unas sesiones presenciales que harán a partir de mañana. En ellas, divididos en grupos, los participantes tendrán que resolver un caso práctico en 20 minutos y presentar el resultado. Molina aclara que el objetivo no es tanto el resultado como «ver cómo interactúan, cómo se organizan, quién lidera...». Los 25-30 emprendedores que logren la mejor puntuación participarán en el evento.

Dos días para un puesto

All Startup es otra prueba más, pero sólo para los mejores. El viernes a través de dinámicas de speed-dating –citas rápidas– los elegidos se conocerán, y basándose en sus primeras impresiones, se votarán entre sí a través de una aplicación. Aunque no es el único factor, los organizadores lo tendrán en cuenta al formar los equipos para el evento. Después, les lanzarán diez ideas de negocio y tendrán 48 horas para analizar una y adaptarla al mercado. El domingo a la tarde cada grupo presentarán su trabajo ante un jurado compuesto por miembros de MTA, Demium, inversores y mentores. El equipo ganador entrará al completo en la incubadora, así como los participantes más destacados del resto de grupos. En total, serán entre diez y quince, aunque Molina matiza que depende del talento: «Si son veinte personas brillantes, entrarían las veinte».

El programa de acompañamiento dura seis meses y lo llevarán a cabo en BBF. Cubre todos los aspectos imprescindibles con una metodología propia, para avanzar desde la idea hasta las rondas de inversión. En la parte teórica, les dan acceso a Demium Academy, donde aprenderán desde lo más básico hasta cosas complejas como pactos de socios o planificar una ronda de inversión.

En la parte práctica, primero forman los equipos de emprendedores aplicando un proceso que llevan 5 años puliendo. Molina explica que se trata de «una serie de dinámicas para generar debate y que se conozcan. Les van conduciendo hacia descartar a gente y enamorarse profesionalmente de otros». Una vez agrupados, pasan a analizar las ideas de negocio, basadas en modelos de éxito en otros países y tendencias del mercado a nivel global. No obstante, también tienen en cuenta las características locales, «por ejemplo, el sector Food Tech tiene mucho sentido en Bilbao», apunta la directora. En el caso de que alguno de los seleccionados tenga una idea de negocio, la valorarán para ver si pueden desarrollarla conjuntamente dentro del programa o buscan otra fórmula, «ya que los contenidos son iguales para todos».

No todos los participantes pasan el programa, «hay gente que se queda en el camino por diversos factores», pero los proyectos siempre siguen adelante. Demium se queda con el 15% una vez se constituyen y acompaña a la startup a lo largo de toda su vida.

El evento de este mes también es un test para ellos. Es el primero en Bilbo y no saben si funcionará. De ser así, en seis meses habrá otro All Startup y empezarán la rutina de organizar estos eventos con una periodicidad que se adecue a la realidad de la ciudad.