2018/04/17

La OPAQ investiga con limitaciones el supuesto ataque químico

Los inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas investigarán con limitaciones el supuesto ataque químico en Duma. Ayer aún no habían accedido a la zona por «razones de seguridad», según Rusia, que afirmó que lo harán hoy. Comenzarán a trabajar una semana después del supuesto ataque, con la ciudad bajo el control de los acusados rusos y sirios y cuando tanto estos como Occidente han divulgado ya sus propias conclusiones.

GARA|damasco
0417_mun_duma

El equipo de la Organización Internacional para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) no había podido aún acceder ayer a la ciudad de Duma para investigar el supuesto ataque químico, según confirmó el director de la organización, Ahmet Uzumcu, que explicó que Siria y Rusia habían alegado problemas de seguridad. Moscú anunció que podrán acceder a la zona mañana.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó cualquier intento de impedir el trabajo de los inspectores y consideró que esas acusaciones que llegaron desde Londres carecen de fundamento. Añadió que Rusia apuesta «desde el primer momento por una investigación imparcial».

La tensión internacional continuaba ayer después del ataque coordinado de EEUU, Gran Bretaña y Francia del sábado en represalia por el presunto ataque químico en Duma, cuando los inspectores se disponían a empezar su misión en Siria.

Su trabajo se anuncia complicado. Entrarán en la zona una semana después de los hechos, en una zona que ha pasado a control del régimen sirio y de la Policía militar rusa y donde están en marcha las operaciones de desminado. Hasta ahora han mantenido reuniones con responsables del régimen, que les ha ofrecido 22 testigos a los que preguntar desde Damasco. Además, tanto las potencias occidentales como Rusia y Siria han anunciado ya sus conclusiones.

Washington y París aseguran que cuentan con pruebas el uso de armas químicas y ya han establecido al culpabilidad del Ejército sirio, mientras Rusia acusa a los servicios secretos de Gran Bretaña de haber preparado un montaje.

EEUU afirmó que sospecha que Rusia pudo haber visitado lugar y falsificado las pruebas. «Los rusos podrían haber visitado el sitio del ataque. Tememos que lo hayan manipulado para obstaculizar los esfuerzos de la misión de investigación de la OPAQ para llevar una investigación eficaz», declaró el embajador estadounidense ante la organización, Ken Ward.

Por su parte, Rusia se comprometió a no interferir en el trabajo de la misión, oficialmente invitada por las autoridades de Damasco, que acusó a las potencias occidentales de sabotear la misión con los bombardeos.

Londres instó a la OPAQ a «pedir cuentas a los autores del ataque», de lo contrario el mundo correría el riesgo «de otros usos bárbaros de armas químicas, en Siria y otros lugares». Sin embargo, la OPAQ no está habilitada para identificar a los autores de un ataque químico.

Aun así, argumentó que «el régimen sirio tiene una odiosa reputación de emplear armas químicas contra su propia gente» y apeló a los Estados miembros de la OPAQ a asumir sus «responsabilidades».

Para el embajadores francés en La Haya, Philippe Lalliot, ahora la prioridad es el desmantelamiento total del programa químico sirio ya que, a su juicio, «no hay dudas» de que «Siria conservó un programa químico clandestino desde 2013», año en que Siria se comprometió formalmente a destruir todas sus existencias.

En Damasco miles de personas inundaron el lunes la plaza de los Omeyas, enarbolando banderas sirias y retratos del presidente Asad para denunciar los ataques occidentales.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que el ataque conjunto de EEUU, Reino Unido y Francia contra instalaciones militares de Siria fue un mensaje claro al régimen de Al Assad, a Rusia e Irán.

La Casa Blanca insiste en su intención de retirarse de Siria

EEUU y Turquía desmintieron al presidente francés, Emmanuel Macron, y subrayaron que sus respectivos posicionamientos no han cambiado. Macron se jactó de haber convencido a EEUU de mantenerse en Siria después de que Donald Trump expresara la intención de retirarse. Pero la Casa Blanca insistió en que «la misión americana no ha cambiado. El presidente ha dicho claramente que quiere que las fuerzas americanas vuelvan cuando sea posible». Macron replicó que Washington y París tienen «el mismo objetivo» en Siria, la lucha contra el ISIS, pero que el bombardeo del domingo muestra «que nuestra responsabilidad es ir más allá». Respecto a Turquía, Macron había asegurado que su opinión sobre el ataque occidental significa su alejamiento de Moscú. «Podemos pensar de forma diferente, pero nuestra relación con Rusia no es tan débil hasta el punto de que el presidente francés pueda romperla», dijo el ministro turco de Exteriores, Mevlüt Cavusoglu.GARA

Discrepancias y oposición en los países de la Unión Europea

Los países de la UE urgieron ayer a reanudar los esfuerzos negociadores para lograr una solución política a más de siete años de guerra en Siria, tras brindar un apoyo mínimo a los recientes ataques aéreos occidentales. La UE «entiende que los ataques aéreos selectivos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido (...) fueron medidas específicas adoptadas con el único objetivo de impedir que el régimen sirio siguiera utilizando armas químicas» concluyeron los 28 cancilleres europeos reunidos en Luxemburgo. Aunque la UE apoyó «todos los esfuerzos» para impedir el uso de armas químicas, el ataque que no contaba con el respaldo de la ONU no convenció por completo a todos. Luxemburgo lo calificó así como una «intervención quirúrgica» que no debería repetirse.

Por otro lado, los Gobiernos francés y británico tuvieron que defender el ataque a Siria ante sus Parlamentos y las críticas de sus respectivas oposiciones. «Nuestra respuesta estaba ampliamente justificada (...) Ha sido cuidadosamente proporcionada», sostuvo el primer ministro francés, Edouard Philippe, que defendió la decisión «difícil, legítima» del presidente francés. Igualmente, la primera ministra británica, Theresa May, arguyó la «legalidad» del ataque y negó que Londres participara «porque el presidente Trump nos lo ha pedido. Lo hemos hecho porque creíamos que era lo que había que hacer».GARA

AFRIN


Turquía ha asentado a rebeldes evacuados de Ghuta Oriental en la región kurda de Afrin, ocupada el pasado marzo y de la que huyeron miles de personas por la ofensiva turca. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que al menos 150 familias procedentes de Ghuta han ocupado viviendas de kurdos.

CHINA


China pidió hoy a EEUU, Francia y Reino Unido que «aprendan de la historia y eviten la repetición de tragedias pasadas», comparando así el ataque conjunto que llevaron a cabo el sábado sobre Siria con el conflicto en Irak.