2018/05/15

Zero Zabor Bizkaia rebaja la tasa de reciclaje al 38,5% en vez del 48% foral

La plataforma Zero Zabor Bizkaia acusa a la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural de «facilitar de forma tramposa» la tasa de reciclaje. Tras denunciar que se ocultan datos, a raíz del fraude detectado en 2015, sitúan el porcentaje de reciclaje en el 38,5% y no el 48%.

Agustín GOIKOETXEA|BILBO

OTRO PIGRUB


Zero Zabor defiende que se debe elaborar un nuevo Plan Integral de Gestión de Residuos Urbanos de Bizkaia (PIGRUB) «con criterios de participación democrática y transparencia» y rechaza la prórroga.

La diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, aseguró en abril al dar a conocer datos del Observatorio de Residuos de Bizkaia que la tasa de recogida selectiva para el reciclaje había crecido un 4,65% a lo largo del pasado año, situándose en el 48,43%. Ese porcentaje no coincide con la tasa de reciclaje, que es menor.

Zero Zabor Bizkaia acusa a la Diputación de «manipular» los datos. La plataforma que agrupa a 40 colectivos asegura que la tasa de reciclaje del herrialde se queda en el 38,5%. Lo cierto es que solo los responsables forales saben con exactitud los números reales, que no se publican en su totalidad para ser contrastados.

Denuncian que la Diputación «confunde interesadamente» recogida selectiva con recogida separada para tratar de defender que sus políticas se acercan a los estándares europeos. «Esto es tramposo», aseguran, ya que la UE se refiere a tasa de reciclaje, «que es bien diferente a lo que la Diputación calcula».

Zero Zabor Bizkaia argumenta que siguiendo la metodología europea, la tasa de reciclaje en Bizkaia no llega al 40%, pues no se pueden contabilizar los residuos de construcción y demolición como se hace.

El análisis de los datos, reconocen, es difícil desde hace años después que desde el movimiento ecologista se probó que el reciclaje en Bizkaia no era el que la Diputación decía. La institución foral afirmó entonces que el nivel de reciclaje efectivo total en el herrialde en 2014 fue del 67,7%, a lo que los ecologistas respondieron que, según la metodología europea, era inferior al 40%. En marzo de 2016, ante las Juntas Generales, Ekologistak Martxan pidió una auditoría para conocer los datos reales. En una comparecencia en mayo de 2017, el diputado general situó la tasa de reciclaje de 2014 en un 40,82%.

Desde 2015, ante la primera denuncia, la Diputación no publica el balance de masas ni flujos entre los diferentes sistemas de gestión, con lo que los ecologistas no tienen elementos para corroborar la veracidad de los análisis que realizan los responsables forales.

«¿No es muy llamativo que en un solo año los residuos de construcción y demolición se hayan incrementado en nada menos que 17.000 toneladas, pasando de 76.000 a 93.000 siendo esta una partida que la Diputación contabiliza toda ella como recogida de forma selectiva?», se preguntan con ironía, incidiendo en que la media de 90 kilos por persona y año en Bizkaia es «muy superior» a la de Araba y Gipuzkoa.

Apuntan que esa partida por si sola supone nada menos que el 51% de la recogida selectiva domestica, frente al 46% que supuso en 2016. «¿No está aquí ese 5% de ‘incremento’ en lo que se nos ofrece como tasa de recogida selectiva para el reciclaje de 2017?», añaden

A los ecologistas les preocupa el «enorme» incremento de los residuos generados, que han pasado de 605.000 toneladas a 637.000, lo que entienden que deja al descubierto que el descenso de ejercicios anteriores obedecía a la crisis y no a las políticas implementadas por el Gobierno foral. Aducen desde Zero Zabor Bizkaia que la reducción de residuos no es prioritario, sino alimentar el horno de la incineradora de Zabalgarbi y esas 32.000 toneladas son un buen ejemplo.