2018/05/17

El miércoles se cerrarán las bases del preámbulo

La Ponencia de Autogobierno contempla cerrar en su próxima reunión, el miércoles, las bases del preámbulo del Nuevo Estatus, con la previsión de que se incluyan votos particulares de grupos que no estén de acuerdo con alguno de los puntos, pero con una mayoría que lo apoye en lo esencial. Seguirá con el debate sobre el título preliminar.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0517_eg_ponencia

Se habla de parálisis, pero la Ponencia de Autogobierno avanza en sus trabajos para fijar las bases del Nuevo Estatus. Se remarcan las diferencias entre partidos, pero hay puntos en común entre una amplia mayoría del Parlamento de Gasteiz. Y la previsión –a día de ayer– era que el próximo miércoles se pueda cerrar una propuesta de preámbulo con un consenso importante, y con la posibilidad de que los partidos incluyan votos particulares con aquello en lo que no están de acuerdo.

Cabe subrayar que la ponencia está trabajando en fijar unas «bases y principios» comunes, sobre las que después una comisión o grupo de expertos ajenos a la Cámara redactarán el articulado del Nuevo Estatus, que a continuación se someterá al trámite parlamentario de una reforma estatutaria.

Tras la reunión de la pasada semana, algunos de los partidos se habían propuesto alcanzar un acuerdo sobre el preámbulo antes de la cita de ayer a las doce del mediodía, pero ello no fue posible. Sin embargo, se trasmite que se ha avanzado lo suficiente como para que el próximo miércoles pueda haber ya un consenso mayoritario y suficiente sobre la columna vertebral del texto. Los grupos, incluidos los que suscriban el pacto básico, podrán presentar votos particulares sobre aspectos concretos del mismo.

«Acuerdos sin perder tiempo»

Tras la reunión de la Ponencia de Autogobierno de ayer, solo comparecieron ante los medios la portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, y el del grupo parlamentario del PP, Borja Sémper. Desde posiciones ideológicas antagonistas, ambos coincidieron en la previsión de que puede haber un acuerdo entre PNV, EH Bildu y, probablemente, Elkarrekin Podemos.

Iriarte incidió en que los tres grupos han de poner el acento en lo que les une, como «el blindaje de los derechos sociales, el derecho a decidir y el carácter nacional de Euskal Herria». La portavoz del EH Bildu subrayó la necesidad de alcanzar «acuerdos sin perder el tiempo y sin dejarlos en manos de terceros».

Maddalen Iriarte repitió que también a su grupo le gustaría que el PSE se sumara al consenso, para que sea lo más amplio posible, y explicó que ayer mismo, durante la reunión, había vuelto a trasladar directamente su deseo a la delegación del PSE. Pero la portavoz de EH Bildu volvió a dejar constancia de que el PSE está hoy por hoy en la defensa de la aplicación del 155 en Catalunya.

En cuanto al PP, trajo a la memoria que en el pasado pleno su presidente, Alfonso Alonso, en una interpelación al lehendakari, había amenazado con que la CAV pierda «la capacidad de decidir» si insisten en reivindicar el «derecho a decidir».

Contra la capacidad de veto

«El PSE y el PP –afirmó Maddalen Iriarte ante la prensa– están en la denegación de derechos, y EH Bildu está por la defensa de esos derechos, entre ellos el de decidir, y no podemos admitir que se les de capacidad de veto».

En ese contexto, la portavoz del grupo independentista mostró su «preocupación» por la actitud que está adoptando Elkarrekin Podemos. Por un lado porque está rompiendo el compromiso de discreción que los partidos habían adoptado en la ponencia. Y, por otro, porque está otorgando capacidad de veto al PSE.

Cabe recordar que la formación morada ha insistido en los últimos días en que no se sumaría a un acuerdo entre PNV y EH Bildu, si en el mismo no entraba también el PSE.

Maddalen Iriarte criticó que el grupo de Lander Martínez esté dejando su posición política en manos del PSE. Sostuvo que no es lógico que habiendo numerosos puntos en los que hay un consenso sobradamente mayoritario, estos se supediten a que se sume el partido que dirige Idoia Mendia.

A lo largo de esta semana, y antes de la próxima reunión de la Ponencia de Autogobierno, los partido seguirán manteniendo encuentros entre ellos, en diferentes formatos, con el objetivo de que el miércoles se cierre el acuerdo sobre el preámbulo.

Para la misma cita, EH Bildu debe presentar un borrador de síntesis sobre bases para el Título Preliminar del futuro Nuevo Estatuto, tomando los documentos que ayer presentaron todos los grupo parlamentarios, salvo el PP, que sostiene que el título preliminar del actual Estatuto de Autonomía está comúnmente aceptado y ninguna de las personalidades que han comparecido le han puesto pega alguna.

El título preliminar es el que fija en sus artículos y con capacidad normativa los principios recogidos en el preámbulo, que son de carácter más teórico. Evidentemente, para que haya un acuerdo en el título preliminar debe haberlo en el preámbulo.

Sémper vuelve a Kanbo

El portavoz del PP, Borja Sémper, insistió tras la cita de ayer en que ve un acercamiento de posiciones entre el PNV y EH Bildu, al que buscan sumar un tercero. Sabiendo que su alusión de la pasada semana al «Estatuto de Kanbo» no había gustado nada al EBB –como Andoni Ortuzar se encargó de dejar claro–, Sémper insistió ayer en que el PNV actuaba «como si ir a Kanbo le hubiera hecho volver con un renovado ímpetu independentista». Le parece que la formación jeltzale –«o al menos quienes le representan en la Ponencia», precisó– se hubiera aburrido o fatigado de la moderación y la estabilidad.

Aunque en aras de la discreción ningún grupo ha informado de los puntos concretos presentados ayer para el Título Preliminar, Borja Sémper desveló que el PNV propone incluir la «nacionalidad vasca», que calificó de «manifiestamente inconstitucional y aberrante políticamente» porque causa división social, y una concreción del derecho a decidir.

PREOCUPACIÓN


Maddalen Iriarte, portavoz de EH Bildu, mostró su preocupación porque Elkarrekin Podemos esté dejando su posición política en manos del PSE y otorgándole capacidad de veto.

RODILLO


El PP ve en la ponencia un acercamiento entre PNV y EH Bildu, y la búsqueda de un tercero que se sume a sus acuerdos. Su portavoz, Borja Sémper, dice estar seguro de que acabaran pasando su «rodillo independentista».

BASES


La ponencia debe acordar las bases sobre las que después un grupo de expertos redactará el texto articulado del Nuevo Estatuto.