2018/06/13

Fuertes lluvias y viento, la rebelde primavera deja un día complicado

Fue un día problemático el de ayer, sobre todo para Gipuzkoa y su zona este. El mal tiempo tiró arboles, atrapando a un hombre en Errenteria, leves inundaciones en el Bidasoa y las cuencas de varios ríos vigiladas. Añarbe hizo un desembalse preventivo. No guarden el paraguas, si aún lo conservan: la alerta amarilla se mantiene hasta mediodía.

GARA|DONOSTIA
0613_eh_eguraldia

Las intensas y persistentes lluvias complicaron la jornada, especialmente en el este de Gipuzkoa. Con el verano a la vuelta de la esquina, sigue planeando la sensación de una primavera pasada por agua, más de lo habitual, y los datos lo corroboran. De los 156 primeros días del año, en Igeldo ha llovido en 110. Otro ejemplo, Iruñea ha registrado su récord de días de lluvia en esta década. Con el de ayer, han sido 104 días en el primer semestre con al menos 0,1 litros en el medidor del Labrit, y se superan los 103 que databan de 2013. Ha llovido el 64% de los días, y aún quedan 17 días de junio…

Ante la situación que presentaban las cuencas del Bidasoa, Urumea y Oiartzun, el Departamento de Seguridad de Lakua declaró la fase de Alerta del Plan Especial de Emergencias ante el riesgo de inundaciones. Se esperaban hasta 60 litros por metro cuadrado, incluso superar los 80 litros en las partes altas de los citados ríos. En Añarbe también tomaron cartas en el asunto y decidieron realizar durante unas horas un desembalse preventivo con objeto de aumentar el resguardo disponible. La alerta amarilla por fuertes precipitaciones estará activada hasta hoy al mediodía, mientras que en el Departamento de Pirineos Atlánticos se ha decretado la alerta naranja. Ayer, los servicios de salvamento realizaron más de un centenar de salidas, la mayoría por daños materiales. Cuatro personas fueron socorridas en dos operaciones diferentes al tener problemas con sus vehículos debido al mal tiempo.

El percance más reseñable sucedió en Errenteria. Un hombre de 71 años resultó herido en la calle Miguel de Zabaleta, al caerle encima un árbol debido los fuertes vientos que azotaron esta zona del territorio. Tras recibir el aviso del incidente sobre las 13.15, una dotación de los bomberos de Gipuzkoa acudió al lugar para socorrer a la víctima, que se encontraba consciente pero con las piernas atrapadas. Fue trasladado al Hospital Donostia, donde fue atendido de sus heridas.

La zona del Bidasoa fue otro foco de intervención. Los bomberos realizaron varias salidas por entrada de agua en un garaje, en un caserío y en el hotel Urdanibia, uno de cuyos accesos estaba anegado por el agua, aunque no fueron «situaciones graves». También hubo una actuación por un árbol caído sobre un coche.

La Ikastola Txingudi, asimismo, vio alterado su día a día. Las clases de la mañana se mantuvieron, pese a entrar algo de agua al centro educativo. No obstante, las clases de la tarde fueron suspendidas.

El portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Imanol Lasa, dijo en rueda de prensa que había sido «una mañana de locos», aunque precisó que la situación se logró estabilizar a lo largo de la mañana. Según informó, en Tolosa, un camión hizo la tijera en la N-1 y eso provocó caravanas de vehículos de hasta 10 kilómetros en la carretera. Asimismo, en el tramo Getaria-Zarautz se cortó uno de los carriles mientras se gestionó el otro «de la manera más segura posible».

También en la ciudad

En la capital donostiarra, más de lo mismo. Los paraguas rotos depositados en las papeleras o simplemente abandonados en el suelo se contaban por decenas, al igual que las ramas y hojas verdes. Los grandes árboles del Boulevard bailaban con demasiada soltura. La mejor opción resultó buscar resguardo en cafeterías o quedarse en casa. Desde luego, no en la calle .

Un par de pequeños comerciantes de la Parte Vieja, parapetados tras sus mostradores, y con las puertas bien cerradas, no ocultaban su asombro al cruzar el umbral. «Creíamos que eras una aparición», o «eres la primera y creo que última clienta del día». Llevan una temporada penosa que no logran sacar adelante.

Pasado el mediodía la Guardia Municipal y los bomberos ya habían efectuado en la ciudad catorce actuaciones por caída de árboles y dos por caídas de elementos de fachadas.

No guarden el gorro de lluvia ni las botas. Aemet anuncia para hoy precipitaciones localmente persistentes y fuertes en el este de Gipuzkoa y norte de Nafarroa. Tengan paciencia, y cuidado al coger el volante.

EL TIEMPO HOY


El viento hoy soplará del noroeste, de nuevo intenso, aunque perderá algo de fuerza respecto a ayer. Las temperaturas máximas rondarán los 20 grados salvo en el noroeste, donde oscilarán entre los 11 y los 16, según Euskalmet.

OLEAJE


El mar estuvo muy alterado ayer en la Bahía de la Concha, donde un barco se soltó de su amarre tras ser agitado por el oleaje. Apareció junto a la famosa barandilla.