2018/06/14

El fichaje por el Madrid precipita la caída de Lopetegi

Si el martes había gol en Las Gaunas, ayer saltaba la sorpresa en La Condomina. La Federación española destituyó a Julen Lopetegi tras su sorpresivo fichaje por el Madrid y le sustituye Fernando Hierro.

Joseba VIVANCO
0614_eg_mundial

España... Esa cosa, que diría el inocente de Markel Susaeta. Contaba el periodista Julián García Candau la leyenda de que la primera pelota utilizada en Inglaterra, país al que se atribuye la paternidad del fútbol, fue la cabeza de un soldado romano muerto en la batalla del año 55 antes de Cristo, en la que los bretones expulsaron a las huestes de Julio César. En el mismo país se relata también que la leyenda de la cabeza impulsada por el empeine parte de los martes de Carnaval de Chester y su antecedente fue el cráneo de un vikingo también muerto en batalla. Ayer, la que rodó, para segundo sorpresón en dos días en el seno y entorno de la selección española, fue la cabeza del vasco Julen Lopetegi, la misma que el presidente del Real Madrid sirvió fría el día anterior al de la Federación Española, Luis Rubiales, que no tuvo dudas. Ni el arrope de la camarilla de jugadres madridistas presentes en la concentración en Krasnodar fue suficiente para conservar el puesto al seleccionador vasco. Y a Lopetegi depuesto, Fernando Hierro puesto, sustituto provisional durante lo que el combinado español dure en Rusia.

El Real Madrid revolucionó informativamente el Mundial e hizo volar por los aires la concentración, entendida como estado de un grupo que fija su pensamiento en algo sin distraerse, de la selección española. Si el martes las cosas se precipitaraon con el anuncio por sorpresa del fichaje del de Asteasu como nuevo técnico blanco a partir de julio, ayer esa sorpresa que pilló en cueros al propio presidente de la Federación, se tradujo en la destitución inmediata de Lopetegi y su posterior relevo. Terremoto informativo que demuestra una vez más que el fútbol sigue siendo la cosa más importante de entre las cosas más importantes. Las palabras Rubiales, Fernando Hierro y Florentino Pérez se situaban como tendencia en Twitter por delante del ministro Maxim Huerta y su fraude a Hacienda; del cuñado del Rey, ni rastro.

«Obligados a prescindir» de él

«Nos vemos obligados a prescindir del seleccionador nacional», fueron las primeras y parecían hasta temblorosas palabras del presidente federativo delante de decenas de periodistas y tras hora y media de tensa espera en que se sucedieron los corrillos a varias bandas entre Luis Rubiales, Lopetegi, los capitanes y el luego designado sustituto Fernando Hierro. «Nos hemos encontrado con una circunstancia sobrevenida, con una negociación de la que nunca se informó a la federación. Tiene que haber un mensaje claro. Hay una forma de actuar que debemos cumplir. Estábamos obligados a tomar una decisión», fue su argumentación.

El Madrid comunicó a la Federación la noticia el martes minutos antes de hacerla pública, haciendo caso omiso a su demanda de que la aplazara y casi al mismo tiempo que Lopetegi se la trasladaba a sus ya exseleccionados. La decisión federativa drástica y difícil, se antoja consecuente para unos, precipitada para otros. Quizá Lopetegi no calculó bien su repercusión.

El nuevo seleccionador habló por la tarde antes de dirigir su primer entrenamiento, dejando claro que no habrá excusas para no hacer un buen Mundial. «No me perdonaría haber dicho no» a un «reto bonito, apasionante». Fernando Hierro reconoció que las «circunstancias son la que son» pero también mostró confianza en el grupo de jugadores a los que veremos cómo todo les afecta mañana, ante Portugal.

El «auténtico martillazo» como definió el técnico alemán Joachim Löw lo que ha sacudido a la selección española se verá en su dimensión durante los próximos días. Se sabrán detalles, se repartirán culpas, y esta misma tarde desvelará mucho el propio Julen Lopetegi, que será presentado como entrenador del Real Madrid. Qué país Miquelarena...

 

EEUU, Canadá y México serán las sedes del Mundial 2026

Norteamérica organizará el Mundial de 2026, el primero con 48 selecciones, tras triunfar la candidatura conjunta de México, Estados Unidos y Canadá sobre la de Marruecos, en el Congreso de la FIFA celebrado ayer en Moscú. En la votación electrónica, la candidatura conjunta obtuvo 134 votos, por 65 de Marruecos y 3 abstenciones, entre los votos válidos de los 203 miembros que pudieron ejercer su derecho. España, Eslovenia y Cuba fueron las tres únicas federaciones que se abstuvieron en la votación, en la que Irán emitió su voto a favor de que el Mundial no lo organizara ninguno de los dos proyectos, ya que la FIFA, que hizo públicos después los sufragios emitidos por cada asociación, permitió esta posibilidad. Entre otras, Francia, Italia y Países Bajos, ya que la UEFA no unificó una postura para la elección, votaron a favor de Marruecos, como también hicieron Brasil, China y Catar, que tiene pendiente estudiar la posibilidad de que en su Mundial jueguen ya 48 selecciones. En el caso de México, será la primera vez que un país acoge tres Copas del Mundo.

Fue la de ayer una sesión donde no prosperó una propuesta de Palestina para modificar un artículo de los Estatutos de la FIFA referido a su compromiso a respetar los derechos humanos internacionalmente reconocidos y donde se escucharon peticiones para que haya compensación económica por derechos de formación en el fútbol femenino.GARA