2018/07/11

Gaviria premia a Quick Step y gana en el sprint a Peter Sagan y Greipel

El equipo de Lefevere fue el que más trabajó para anular la escapada y el colombiano aguantó la remontada de sus principales rivales.

Joseba ITURRIA
0711_kir_ciclismo

Fernando Gaviria logró la segunda victoria en su primer Tour al imponerse en un apretado sprint en la cuarta etapa entre La Baule y Sarzeau, de 195 kilómetros. El colombiano premió el trabajo del Quick Step, al que los demás equipos dejaron casi toda la responsabilidad de atrapar una escapada que solo pudo ser anulada cuando se entraba en el último kilómetro.

El triunfo del colombiano en las dos llegadas masivas en las que ha podido entrar y que los equipos de los demás sprinters dejaran el trabajo al Quick Step para anular la fuga confirman la sensación de que son el mejor velocista y el conjunto más fuerte para preparar un sprint.

A pesar de tener que trabajar más que ningún otro equipo, el Quick Step consiguió preparar bien la llegada con Richeze, que fue el lanzador de Gaviria, que vio cómo Greipel le remontaba en su mejor sprint del Tour, pero el colombiano tuvo fuerzas para recuperar la primera posición y aguantar también la llegada desde atrás de Peter Sagan. El eslovaco ha sido segundo en las dos llegadas con Fernando Gaviria y ganó la tercera en ausencia de su mayor rival.

La etapa estuvo marcada por las caídas en el tramo final y en la última registrada a cinco kilómetros de meta Mikel Landa tuvo que apoyar el pie en la carretera y también Rigoberto Urán se quedó cortado, pero los dos pudieron entrar con el primer grupo y el único favorito de la general que perdió tiempo fue Ilnur Zakarin, 59 segundos.

Una escapada consistente

La etapa cumplió con lo esperado con una escapada de salida en la que solo quisieron entrar corredores de equipos invitados y en la que llamó la atención que Cofidis, que hasta ahora no había metido ninguno al limitarse a jugar la baza de Laporte al sprint, colocó a dos corredores, mientras que el Fortuneo, a pesar de que la carrera entraba en Bretaña, de donde es el equipo, no consiguió meter a ninguno. Lo inesperado fue la gran oposición que plantearon los cuatro escapados al pelotón.

Se marcharon por delante desde la salida Guillaume Van Keirsbulck (Wanty), Dimitry Claeys y Anthony Perez (Cofidis) y Jérôme Cousin (Direct Energie), que llegaron a tener más de siete minutos de ventaja y supieron dosificar sus energías sin llegar a disputar ni tan siquiera el punto de la montaña, que cogió Claeys con apenas minuto y medio al pelotón a 60 de meta.

A partir de ahí apretaron los fugados y eso unido a una caída en la que se vio implicado Jakob Fuglsang sin mayores consecuencias, motivó que la escapada cogiera tres minutos y aguantara en cabeza hasta que fueron atrapados en el último kilómetro. A 25 de meta los fugados tenían 2:32 al pelotón, a falta de diez 1:08 y el Quick Step trabajaba detrás sin apoyo del resto de los equipos de los velocistas. Solo cuando se empezaba a poner en duda la llegada al sprint colaboraron corredores de FDJ y Dimension Data, aunque el mayor impulso para anular la escapada lo dio el Sky después de la caída en la que se quedaron por detrás, entre otros, Mikel Landa, Rigoberto Urán e Ilnur Zakarin. Las mayores consecuencias de esa caída las sufrió Axel Domont (Ag2r), que tuvo que abandonar.

Así, a falta de tres kilómetros la desventaja se redujo a 20 segundos y Van Keirsbulck fue el último en ser atrapado en el kilómetro final en una larga recta en la que Gaviria logró a sus 23 años su novena victoria de la temporada y la 49ª del Quick Step, dominador de los sprints en las últimas cinco grandes con Gaviria, Kittel, Trentin y Viviani.

Una etapa rompepiernas propicia para que llegue una escapada

La quinta etapa entre Lorient y Quimper, de 205 kilómetros, se presenta como la primera oportunidad para que llegue una fuga con un recorrido rompepiernas con constantes subidas y bajadas. Hay cinco cotas puntuables en los últimos cien kilómetros, dos de Cuarta y tres de Tercera.

La etapa acaba en la cota no puntuable de Stang Bihan, un kilómetro al 4,8% que reducirá el número de sprinters que pueden poner a trabajar a sus equipos. Hoy se espera más batalla y más nivel para coger la fuga. J.I.

LA ESCAPADA


Los Cofidis Claeys y Anthony Perez, Van Keirsbulck (Wanty) y Cousin (Direct) fueron los corredores de equipos invitados que tuvieron un duelo con el pelotón hasta ser atrapados en el último kilómetro.

ILNUR ZAKARIN


Fue el mayor perjudicado de una caída que se registró en los últimos cinco kilómetros al llegar a meta a 59 segundos. Mikel Landa y Urán también se quedaron rezagados, pero lograron entrar en el pelotón.