2018/07/12

El Movimiento 5 Estrellas se revuelve contra Salvini y da luz verde a un atraque

El barco de la Guardia Costera italiana que lleva a bordo a 67 migrantes que fueron rescatados por un buque comercial de bandera italiana en aguas de Libia atracará en el puerto de Trapani, en Sicilia, si bien anoche no estaba claro si los rescatados serán desembarcados.

GARA|ROMA
0712_mun_humanos2

La situación en el Mediterráneo ha puesto contra las cuerdas a los gobernantes italianos, con ministros defendiendo posiciones opuestas y un barco lleno de refugiados rescatados en el mar que no hallan modo de desembarcar. El Ministerio de Infraestructuras y Transportes, en manos de Danilo Toninelli, del Movimiento 5 Estrellas, informó de que el buque Diciotti «atracará esta tarde en el puerto» siciliano de Trapani con las 67 personas rescatadas el lunes por el remolcador Vos Thalassa.

Según la explicación ofrecida el martes por la Guardia Costera, el remolcador, que apoya a las plataformas petroleras frente a las costas de Libia, rescató a los refugiados en problemas pese a que se había alertado a los guardacostas libios para que intervinieran. Posteriormente, el capitán notificó al centro de mando de salvamento en Roma que existía una «situación de grave peligro para la seguridad del barco y de su tripulación, compuesta de doce marineros, todos italianos, causada por el comportamiento amenazante frente a la tripulación de algunos de los migrantes ante la llegada de los guardacostas libios».

Algunos de los rescatados se habrían rebelado contra la tripulación por miedo a ser conducidos de vuelta a Libia, lo que da una idea de cómo es la realidad de la que huyen.

Ante dicha circunstancia, se decidió proceder al trasvase de los rescatados. Sin embargo, el ministro de Interior, Matteo Salvini, de la ultraderechista Lega, expresó inicialmente su rechazo a que el Diciotti se dirigiera a un puerto italiano, insistiendo en su política de «puertos cerrados» para no contribuir al «negocio» de los traficantes.

Finalmente, Salvini dio su visto bueno, con condiciones. «No daré autorización a ningún desembarco hasta que no haya garantías para la seguridad de los italianos de que los delincuentes, que no son refugiados, terminan en la cárcel y son enviados a sus países», señaló ayer.

El TS condena a España por incumplir las cuotas

El Tribunal Supremo (TS) español ha condenado al Gobierno español a tramitar las solicitudes de asilo pendientes de refugiados procedentes de Grecia e Italia, puesto que sólo ha cubierto un 12,85% del cupo de 19.449 personas asignadas por la UE para su acogida entre setiembre de 2015 y setiembre de 2017. Finalizado el plazo, España ocupaba los últimos puestos de la UE respecto al cumplimiento de la cuota de reubicación obligatoria, superando solo a Croacia, Bulgaria, Eslovaquia, Austria y República Checa, así como a Hungría y Polonia, que no acogieron a ninguno. El fallo responde de forma parcial a un recurso de la Associació de Suport a Stop Mare Mortum contra la desestimación, por silencio administrativo, de la solicitud formulada al Ejecutivo en la que pedían que se declarase que España había incumplido sus obligaciones. Es la primera vez que un tribunal europeo condena a un Estado por incumplir las decisiones comunitarias, que establecían medidas para acoger a los refugiados, al considerarlas de «carácter vinculante y obligatorio».GARA

PROCEDENCIA


Los rescatados son de Argelia, Chad, Bangladesh, Egipto, Ghana, Libia, Marruecos, Nepal, Pakistán, Palestina, Sudán y Yemen, según Interior.