2018/07/12

Peter Sagan, el valor más regular siempre

El eslovaco logró su segunda victoria en el final en ligera subida de Quimper y refuerza su maillot verde. Greg van Avermaet defendió el amarillo ante Gilbert.

Joseba ITURRIA
0712_kir_ciclismo

Peter Sagan (Bora) se impuso ayer en la quinta etapa del Tour con final en una subida de un kilómetro al 4,8% en Quimper, en la que superó en el sprint a Collbrelli, Gilbert y Valverde. Todos los favoritos llegaron con el mismo tiempo y Greg van Avermaet mantuvo el maillot amarillo al resistir el ataque del valón del Quick Step en la parte más dura de la subida final.

El eslovaco aprovechó el final en subida y el recorrido rompepiernas que eliminó a todos los sprinters. Philippe Gilbert atacó en la parte más dura de la subida y respondió el líder Van Avermaet, que había sumado dos segundos en el sprint bonificado, y luego se arrepintió de su táctica. Así la victoria se dilucidó, como el domingo, entre Peter Sagan y Sonny Collbrelli, un duelo en el que el eslovaco volvió a mostrarse superior.

Peter Sagan demuestra que es el valor más seguro del pelotón, con dos victorias y dos segundos puestos por detrás de Fernando Gaviria en las cuatro etapas en línea disputadas. Eso unido a los puntos sumados en los sprints intermedios le permiten tener bien encauzado el maillot verde con 180 por los 147 que suma el colombiano y los 78 de Kristoff. Y de todos ellos es el que mejor sube, con lo que este maillot parece tener un dueño salvo accidente.

Una clasificación que domina desde su debut en la prueba en 2012, con cinco maillots verdes consecutivos en París. Solo su descalificación del año pasado tras su sprint con Cavendish le impidió ganar el sexto consecutivo en su camino de lograr un récord histórico. Matthews (Sunweb), último ganador de este maillot, tuvo que abandonar ayer al sentirse indispuesto tras una mala noche. Una baja a las que se sumaron las de Tiesj Benoot (Lotto), tras su caída del martes, y la de Kiserlovski (Katusha) en el inicio de la de ayer.

Una etapa decepcionante

El interés de la etapa se redujo a la disputa del sprint porque el Direct Energie fue el único equipo que estuvo combativo en una jornada propicia para evitar una llegada al sprint. Primero colocó a Sylvain Chavanel y Lilian Calmejane en la escapada que se formó de salida junto a Nico Edet (Cofidis), Jasper de Buyst (Lotto), Julien Vermote (Dimension Data), Tom Skujins (Trek) y Elie Gesbert (Fortuneo).

Tuvo una táctica sorprendente porque antes del primer puerto lanzó a Chavanel y Calmejane dejó de trabajar por detrás cuando quedaban cien kilómetros para la meta.

Además Gesbert se cayó cuando quedaban 87 y tenían cuatro minutos de ventaja sobre el pelotón, momento en el que empezaron a trabajar Quick Step y Bora junto a BMC para reducir la ventaja a los 2:30 cuando quedaban 60 para la meta. Skujins, que se llevó el maillot de la montaña, y Calmejane fueron los más fuertes de la fuga hasta que los atrapó a doce kilómetros de meta en el sprint bonificado un pelotón mucho más numeroso de lo que se podía esperar.

Después atacó Taaramäe, que fue atrapado cuando Sky se puso en cabeza del pelotón para evitar que Froome tuviera algún problema en el sinuoso tramo final. Nadie pudo moverse ante el ritmo que marcaron los corredores del equipo inglés hasta que se llegó al kilómetro final.

Fue entonces cuando se movió Gilbert, sin poder marcharse de Van Avermaet, que fue el que lanzó a Peter Sagan a su décima victoria en el Tour. Sin ser nunca el mejor sprinter, logró tres en su debut en 2012, una en 2013, ninguna en 2014 y 2015, tres en 2016, una en 2017 y dos este año en una temporada en la que además ha ganado París Roubaix, Gante Wevelgem, una etapa en Down Under y en Suiza y el campeonato eslovaco.

Froome atacó y distanció a Nibali en la última llegada al Muro de Bretaña

La sexta etapa del Tour llevará hoy a los corredores desde Brest al Muro de Bretaña con 181 kilómetros de recorrido que presentan una cota de Tercera y otra de Cuarta en el primer tercio de la jornada y dos subidas al primer final en alto puntuable de la prueba, de dos kilómetros al 6,9% de media. Se pasará por meta por vez primera a falta de 16 kilómetros para el final.

Vuillermoz (Ag2r) ganó en el último final en el Muro de Bretaña en 2015, cuando Froome atacó y distanció en diez segundos a Nibali, ganador del Tour del año anterior. &hTab;J.I.

ESCAPADA


El Direct Energie colocó a Chavanel y Calmejane en la fuga y luego lo intentó con Taaramäe, pero BMC, Bora y Sky controlaron una etapa sin movimientos de los corredores importantes.

ABANDONOS


Tiesj Benoot, como consecuencia de la caída del martes, y Matthews, tras una mala noche, no pudieron tomar la salida y Kiserlovski abandonó tras caerse en el comienzo de la etapa.