2018/07/30

PATXI VILA
DIRECTOR DEL BORA

Peter Sagan igualó ayer el récord de seis victorias en la clasificación del maillot verde del Tour y su director de confianza se rinde ante la calidad de su corredor. Destaca que los números que ha marcado en esta edición en etapas de alta montaña son impresionantes, que han valorado la opción de disputar la general de un Tour, pero la viene a descartar para «preservar al mejor Peter».

«Para ser noveno en un Tour no merece la pena perder al Sagan original»
Joseba ITURRIA
0730_kir_ciclismo2

El director de Bera destaca a GARA el sufrimiento que ha tenido que superar Peter Sagan para llegar a París tras su caída del jueves, su exigencia y su mentalidad.

¿Cómo han sido los últimos días para Peter Sagan tras la caída?

Al día siguiente preferimos ser prudentes y no trabajar y le dijimos que no sprintara porque tiene un fuerte golpe en el glúteo y lo que necesitaba era que no se le exigiera mucho en un sprint. Esa era la idea, aunque luego sprintó porque al potro es muy difícil pararlo. El día siguiente era muy duro y a partir de ahí se ha tratado de salvar los días para llegar a París porque la caída fue tremenda. No ha llegado perfecto, pero sí ha estado para correr, que no es poco porque fue un golpe muy duro.

¿Sorprende que un corredor de su técnica se caiga en una bajada?

Es una curva en la que en el pasado se ha caído mucha gente ahí. Recuerdo en el Tour que se cayeron tres Discoverys seguidos, alguno más en la Ruta del Sur... Es una curva a derecha que se cierra cada vez más y además había gravilla y por eso se cayó.

¿Ha sido su mejor Tour?

Sí, es que hasta en el día que se cae iba muy bien. Los números que hizo en la etapa de 65 kilómetros fueron increíbles. Todo el mundo dice que es un sprinter, pero no es un sprinter. Es muy completo y dentro de ser completo es rápido porque es potente, no porque sea rápido.

¿Se han planteado, como se ha difundido, la posibilidad de que dispute la general del Tour?

Nos lo hemos planteado. Podía tener alguna posibilidad, pero al final es el corredor el que tiene que decidir. Si él piensa que puede hacerlo se hará y le ayudaremos, pero si no lo piensa así no. Al final yo creo que es mejor preservar un Peter bueno y original y no arriesgarnos a perder esto y a no tener nada a cambio. El riesgo es perder a uno de los corredores más carismáticos del pelotón. Necesitamos un Peter original. Él todo lo hace para ganar y, si por hacer noveno en un Tour, podemos perder la esencia de Peter Sagan no merece la pena si no va a ser el mejor. Porque él es un ganador. Por ejemplo cuando vamos a los Juegos de Río para la prueba de mountain bike es porque pensábamos que podía ganarla.

¿Por qué se ha llegado a hablar de esta posibilidad?

Porque Peter necesita retos. Es un corredor que no se mueve ni por la fama ni por el dinero. Solo las victorias y los retos le mueven. Necesita retos en su vida para superarse. Cuando el miércoles está entre los veinte o treinta corredores que pasan adelante el Peyresourde es porque es un reto. Por eso compite como compite y siempre está adelante, porque cada día es un reto y una oportunidad para él.

¿Sus retos son un récord inalcanzable con el maillot verde y el cuarto Mundial consecutivo?

El primer reto era igualar el récord que ya existía y luego seguir sumando si se puede. De momento hemos estado concentrados en el Tour, no nos marcamos objetivos a muy largo plazo. Veremos cómo ha acabado el Tour. La caída tendrá un impacto para lo que viene después para preparar el Mundial. Hay que ir porque ha ganado tres veces y quiere ganar el cuarto y es complicado, pero igual es tan duro que hasta le viene bien.

¿Qué supone haberse convertido en su director de confianza?

Es un honor y una oportunidad que me ha dado la vida, en la que se necesita suerte y la he tenido. Seguro que hay gente igual de preparada o más para estar en este cargo. He tenido la suerte de que la vida me ha puesto ahí y me ha dado esta oportunidad y es una experiencia única, a la vez de estresante y de mucha presión, consciente de que soy un afortunado.

¿Qué destacaría de Sagan?

Sobre todo su mentalidad. Es una persona que a pesar de todo lo extrovertido que se le ve, es extremadamente exigente, con él y con todos los que estamos a su alrededor. Todo tiene un por qué. Y su capacidad mental. Cualquiera que se cae con el golpe que tiene no estaría al día siguiente en el autobús. Tiene una capacidad de sobreponerse a los momentos duros y a la presión que le hace ser especial.

¿Majka no ha podido disputar la general como se planteaban?

Rafal es un poco lo contrario. La capacidad física entre Peter y él no es para nada tan diferente como son los resultados. Este año a nivel mental no lo hemos hecho bien, no hemos sabido gestionar bien la presión y, sobre todo, le han afectado las dos caídas en Roubaix. Aunque llegó adelante, acabó muy tocado.

¿Cómo ha visto el Tour?

Ha sido muy duro porque los Alpes han sido exigentes y han dejado mucho poso y también los diez primeros días, aunque parezca que no, también fueron de mucho desgaste. De los Tours que recuerdo es el más duro.

¿Y que los contrarrelojistas dominen un Tour tan montañoso?

No es que los escaladores escalen peor, sino que los contrarrelojistas escalan mucho mejor. En un Giro con porcentajes más duros todavía, pero cuando la velocidad media en los puertos está por encima de 15 por hora no les metes mano. Deberían buscar puertos de más pendiente para que un escalador pueda tener más oportunidades.

 ¿Le ha sorprendido Thomas?

No, porque ya hemos visto qué Tours ha hecho, qué trabajo realizaba y sabíamos que estaba preparado para algo así. Simplemente necesitaba la oportunidad, como pasó con Froome y Wiggins en su día, pero estaba preparado.

El riesgo es perder a uno de los corredores más carismáticos. Es un ganador. Cuando vamos a Río para la prueba de mountain bike es porque pensaba ganarla

Peter necesita retos en su vida para superarse. Es un corredor que no se mueve ni por la fama ni por el dinero. Solo por las victorias y los retos