2018/08/09

Un Athletic 80 millones más rico resiste todavía al invasor

El Athletic tiene en su haber en poco más de medio año la venta del segundo defensa más caro del mundo y el portero más caro de la historia. 145 millones de euros entre ambos para unas saneadísimas arcas rojiblancas y otro canterano made in Lezama al que el conjunto bilbaino se le queda pequeño. Kepa firma por siete campañas con el Chelsea.

Joseba VIVANCO
0809_kir_kepachelsea

El belga Thibaut Courtois, guardameta joven pero contrastado a nivel internacional, en el Top5 de los porteros del panorama futbolístico, vestirá la camiseta del Real Madrid por el ‘módico’ precio de unos 35 millones de euros, que es su coste de mercado; Kepa Arrizabalaga, con apenas 54 partidos en la élite balompédica, es desde ayer nuevo jugador del Chelsea inglés a cambio de unos astronómicos 80 millones de euros, lo que le convierte desde ya en el arquero más caro de la historia y en uno de los 13 traspasos más costosos de la historia del fútbol. Si el mundo no está loco, loco, loco, tomando prestado el título del film de Stanley Kramer, lo está cerca, muy cerca.

El guardameta de Ondarroa se sitúa provisionalmente en la tercera posición de los traspasos más caros durante este mercado de verano, por detrás de los 135 millones que ha pagado el PSG por Kylian Mbappé y de la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus previo pago de 117 millones de euros. Curiosamente, ni el francés ni el luso han fichado por la Premier League, el fútbol que está haciendo saltar la banca con sus libras. El ejemplo de Kepa es paradigmático y hasta una metáfora del momento especulativo que vive el fútbol. Un dato estremecedor de esa inflación es Oblak. En 2014, el Atlético de Madrid pagó 16 millones de euros al Benfica por el portero eslovaco. Fue en su momento el traspaso más caro de la historia de la Liga para un portero. Hoy es el número uno del mundo, o el dos, según los colores. Vale 100 millones ya –el club colchonero podría elevar en breve su cláusula a los 250– y el mercado lo tilda de muy asequible. Ter Stegen, revelación en el Barça, costó también 12 millones. Keylor Navas tenía 10 de cláusula en el Levante al fichar por el Madrid esa temporada.

Y en mitad de este escaparate, el Athletic, un club canterano por excelencia y con una filosofía única en el planeta futbolero, que de nuevo con esta operación económica de Kepa vuelve a acaparar miradas foráneas por la gestión de estas marchas no solo en lo económico sino en lo deportivo, minimizando lo máximo posible la fuga de algunos de sus estandartes. Como la aldea gala de Asterix y Obélix, trata de resistir, todavía y siempre, al invasor. «Luces largas», que diría el compañero periodista Beñat Zarrabeitia en un aplaudido artículo ayer en su blog Marakana Txikia en Naiz.eus, «aunque la herida duela», entendiendo que es la «hora de volver a aplicar, como antídoto contra la cultura de la derrota y de la resignación, rebeldía, identidad, imaginación y desarrollo».

221 millones por dos cláusulas

En su día Javi Martínez dejó en las arcas rojiblancas 40 millones; Herrera, 36; Laporte, otros 65 este invierno, y ahora Kepa, 80; en total, 221 millones en 5 años. Ningún otro club ha sacado tanto rédito económico por la venta de dos canteranos como el francés y el vizcaino. El primero no escondió sus deseos de salir y lo hizo en el momento oportuno, dejando un suculento botín –es el segundo defensa más caro de la historia– y viendo cubierta su ausencia con Iñigo Martínez, en tanto el segundo actuó en enero casi como un trilero, negando la mayor como ya hiciera en su día Ander Herrera, y aprovechando la siguiente oportunidad para salir del club de su vida. Como reflexionaba ayer Juan Carlos Latxaga en su blog, «hay una diferencia entre ser parte del sistema a sabiendas de que nos están tomando el pelo, o creernos el sistema y participar gustosamente en la farsa como esclavos felices». Y eso vale para el zoco futbolístico pero también para sentarse delante de un micrófono y hablar al aficionado.

El Chelsea depositó a mediodía de ayer en la sede de la Liga de Fútbol Profesional el montante de la cláusula y el jugador dejó de pertenecer de manera oficial a la disciplina rojiblanca. Kepa viajó a Londres para formalizar lo obvio, pero primero tuvo que esperar a que se oficializara el paso previo de la marcha del belga Courtois al Madrid, noticia que llegó pasadas las nueve de la noche. Pasadas las once de la noche el club de Stamford Bridge anunció en sus página web el fichaje. «Es una decisión muy importante para mí, mi carrera y mi vida personal», asegura el vasco en dicho anuncio. «Los títulos que el club ha ganado, otros jugadores, la ciudad, la Premier League, son muchas cosas las que me atraen» del Chelsea, añadió.

Herrerín, Remiro, Simón...

En total, 192 días justos entre sus palabras de «se han dicho muchas cosas que he hecho y dicho, pero la única decisión que he tomado es seguir en el Athletic mucho tiempo» y su adiós. De un contrato de unos 4,5 millones anuales durante siete temporadas pasará a percibir poco más o parecido con un contrato de siete campañas. «Son decisiones personales difíciles de valorar. No hablamos solo de dinero», apuntaba Ander Iturraspe ayer en Lezama. Seguramente aspirar a cotas profesionales mayores, sin descartar que el propio Chelsea sea el trampolín necesario para dar el salto futuro a uno de los grandes europeos y a la titularidad de la propia selección española. Querer ser el mejor portero del mundo no pasa por la portería de San Mamés. Seamos sinceros.

Herrerín, Remiro, incluso Simón, cedido al Elche y titular de la sub´21 española, eran la retaguardia del arco de San Mamés. Eduardo Berizzo mantenía a tres porteros y avisó que no tenía ningún problema en no desprenderse todavía de ninguno. Es como si el club hubiera oteado lo sucedido esta semana y se estuviera guardando un as bajo la manga, como es no prescindir ni de Iago ni de Alex hasta no tener claro si algún equipo vendría a por Kepa. Teniendo en cuenta que Courtois quería salir de Londres desde hace tiempo siempre cabría un dominó de piezas en el panorama europeo. El que al final se ha dado.

Iturraspe: «Llevo 20 años aquí y tampoco sé por qué se marcha»

«Llevo prácticamente 20 años aquí, le conozco de toda la vida y jugaba con mi hermano. Creo que estoy en mejor situación que mucha gente para poder decir el porqué y tampoco lo sé. No se qué objetivos, qué preocupaciones y qué proyecto de vida tiene en la cabeza». Así se manifestaba el ya excompañero de filas del portero Ander Iturraspe. El vizcaino compareció en sala de prensa de Lezama tras un entrenamiento en el que lo más destacado fue la ausencia ya prevista del guardameta. Lo que sí tiene claro el de Matiena es que la única fórmula para que valiosos jugadores del Athletic no hagan las maletas como unos cuantos en los últimos años es que «el jugador quiera quedarse». Y añadió: «No hay más». En cualquier caso, y aun asumiendo que «es una pena porque es un jugador muy importante», Iturraspe recordó que «otros jugadores se han ido antes», Llorente, Amorebieta, Herrera, Javi Martínez, Laporte, y el Athletic mantiene «una línea muy buena» de resultados.

Periódicas sacudidas que no han impedido mantener otros efectivos, hacer progresar valiosos canteranos y fichar caras nuevas, moldeando de nuevo un plantel competitivo como el que Eduardo Berizzo tiene ahora mismo en su manos. De él se cae Kepa, pero como el centrocampista insistió, «hay otros dos porteros» como Iago Herrerín y el prometedor Alex Remiro, «y confiamos en ellos». El primero de ellos renovó este año hasta 2021 y el segundo concluye contrato en 2019 con lo que todo apunta a su inmediata prolongación de contrato, dado que a sus 23 años, una inmaculada trayectoria y un sobresaliente curso el pasado en Huesca, todo apunta a pelear la meta con Iago desde ya y ser la garantía de futuro... siempre que otro Chelsea no llame a la puerta.

También el propio club bilbaino hizo su particular valoración de la precipitada espantada de Kepa una vez depositados los 80 millones por el Chelsea. Ni más ni menos que la misma nota informativa, de agradecimiento y ensalzamiento de los valores del Athletic que cuando se despidió a Aymeric Laporte. Calcada. «El Athletic Club seguirá trabajando para que formar parte de su primer equipo siga siendo la máxima aspiración personal y profesional de todos y cada uno de los jugadores y jugadoras, representantes de un proyecto y filosofía deportiva únicos», defiende la entidad de Ibaigane. Un mensaje enviado por SMS a su masa de asociados y a expensas de la valoración que haga alguna voz como la del propio Berizzo el fin de semana o el presidente Urrutia.J.V.

«COMO ANIMALES»


El centrocampista de Matiena se refirió ayer en Lezama a la enorme «exigencia física» que imprime Eduardo Berizzo y prueba de ello fueron sus palabras de que «nos exige una burrada y estamos entrenando como animales, pero se presenta una temporada bonita», aventuró.

OBJETIVO, EUROPA


«Europa, claramente. Ese el objetivo que tenemos marcado en los últimos años y el año pasado no pudimos conseguirlo», respondió ayer sin dudarlo Ander Iturraspe sobre las metas del equipo este curso. Cree «sinceramente» que esta temporada hay plantilla «con grandes opciones».