2018/08/19

Aitor ANDIA / Athleticzale residente en Madrid (@betibranka)
¿Fin de ciclo en el centro del campo?

Una de las cosas que definen tanto a las organizaciones como a las personas es la fortaleza que demuestran en sus crisis para aguantar como un junco el torrente y esa locura que puede devenir en descontrol, y, muy importante, las lecciones que aprenden de estas. Tras una decepcionante temporada como la pasada, a la hora de analizar las causas, una de ellas en la que todos estamos de acuerdo es en la falta de centro del campo. Esa sensación de naufragio ha venido acompañada en algunos jugadores de una serie de temporadas seguidas a un nivel menor al habitualmente mostrado y el paso de los años, lo que ha generado una sensación de necesidad de regeneración de esa parcela y podríamos decir que acelerado el posible ocaso de algunos jugadores. Tras el feliz regreso a los terrenos de juego de Muniain y la vuelta de la cesión de un reinventado Unai López que sobresalió en Vallecas, ambos se supone que se encargarán de la creatividad, y con la incorporación de Dani García se buscaría equilibrio y carácter en esa parcela. Se supone que en el sistema de Berizzo estos tres jugadores coparán en un principio la sala de máquinas. Esto deja en un segundo plano a cuatro jugadores que han sido claves durante los últimos años.

Mikel Rico, Mikel San José, Ander Iturraspe y Beñat Etxebarria se encuentran ante una temporada en la que, en principio, pueden ejercer un rol secundario. Es cierto que se acumulan factores en su contra. En el caso de Rico es el calendario el que no perdona, aunque al final suele acabar sumando minutos gracias a su competitividad. El caso de San José es distinto. Sospechoso habitual para una parte de la grada, ha sufrido un bajón serio en su rendimiento durante los dos últimos años. A su habitual lentitud se han sumado una aparente apatía en el terreno de juego y una acumulación de despistes desconcertante. Ese jugador dominante de la campaña 2015/16 no ha vuelto a aparecer. Su ventaja es que podría incluso jugar de central, aunque su lentitud no encaja bien con sistemas que colocan a la defensa con muchos metros a su espalda. No obstante, sanciones y lesiones pueden aparecer, pero parece en un principio poco probable que vaya a entrar con asiduidad en los onces iniciales.

El caso de Beñat puede ser distinto. Jugó algunos buenos partidos hasta que tuvo que parar el año pasado. Ahora parece que no sería de la partida, pero un Beñat recuperado sí podría aun jugar unos cuantos minutos para sustituir a Unai López, Copa, etc. Deberá eso sí, recuperar esa versión en la que se adueñó a un nivel excelso, junto con San José, del centro del campo durante dos años. El caso de Iturraspe es uno de esos que se pueden calificar de ‘Expediente X’. Para mi gusto su última temporada buena fue la 2013/14, lo cual queda muy lejos. Nadie ha negado nunca su calidad ni sus condiciones para jugar a esto pero, visto desde fuera, a uno le queda a veces la duda de si es lo que él quiere. A priori, es el que peor lo podría tener de los cuatro, aunque si Berizzo diera con la tecla para subirle a bordo de nuevo podría ser un refuerzo de primer nivel.