2018/08/20

El triunfo refuerza la confianza, pero no debe cambiar el análisis

El Villarreal tuvo el doble de remates y solo los errores de sus centrales, y el acierto de Willian José, Juanmi y Rulli dieron la victoria.

Joseba ITURRIA
0820_kir_real

En el fútbol se tiende a valorar todo en función de los resultados, pero mal harían los jugadores y el staff técnico de la Real si no analizan un partido en el que el equipo rival jugó mejor y tuvo el doble de remates.

Lo más importante es ganar y más en un comienzo complicado con cuatro salidas y la visita del Barcelona en las primeras cinco jornadas. Los tres puntos deben dar tranquilidad y confianza a los jugadores y es muy bueno que el triunfo recompensara la disciplina de los blanquiazules, que intentaron hacer todo lo que les pidió Asier Garitano tras una pretemporada complicada porque no están acostumbrados a la forma de trabajar del nuevo staff y ellos eran los primeros que creían, con matices, en la forma de jugar de Eusebio ahora enterrada.

El partido de Villarreal invita a pensar que tendrán que ser más los jugadores los que se adapten a la forma de ver el fútbol de Garitano que a la inversa. El de Bergara ha dejado claro en la pretemporada y en todas sus declaraciones públicas que no es partidario de una forma de jugar única y que plantea los partidos en función de los rivales. Así lo hizo en Villarreal al alinear cuatro medios centros de inicio en el centro del campo para contrarrestar el juego interior del equipo de Javi Calleja, que también utiliza a sus cuatro centrocampistas por dentro.

Cambios durante el partido

Cuando el lateral izquierdo Pedraza entró sin oposición y tuvo la primera clara ocasión pidió a Oyarzabal que se encargara de defenderlo, como a Merino que tapara a Mario, que también tuvo otra clara opción en los primeros veinte minutos. Tras dar entrada Calleja a Bacca por Fornals para acabar el partido con tres delanteros, al minuto Garitano sacó a Aritz Elustondo para terminar con tres centrales.

Sin embargo, sus dos mejores decisiones fueron las de dar entrada a Zurutuza y Juanmi por Merino y Pardo. El debarra también se encargó de Mario, pero redujo los espacios que le separaban de Zubeldia, mientras que Juanmi fue decisivo con su gol.

El de Bergara confirmó que es un gran estratega capaz de reaccionar rápido a los problemas que ve en su equipo. Y eso es positivo y era uno de los errores que se le podían achacar a Eusebio. La virtud está en el equilibrio porque se necesitaba mejorar en el aspecto físico, pero no se puede pasar del blanco al negro ni en los entrenamientos ni en la forma de jugar. Porque ante buenos equipos que juegan como el Villarreal o contra los grandes es normal que la Real se adapte a los rivales, pero es conveniente tener una forma de jugar básica que luego pueda modificarse ante las situaciones que hay en cada encuentro. Porque sería difícil de entender que el sistema del viernes dependa del que pueda tener el Leganés.

Por eso conviene tener claro que la Real gana por dos errores graves de los centrales del Villarreal aprovechados por Willian José y Juanmi en sus únicos remates del partido. Y el primero llega cuando mejor estaba el Villarreal y peor el equipo realista y el 1-2 en su única jugada de peligro del segundo tiempo.

La Real solo envió otros dos balones entre los tres palos por mediación de Zubeldia y Llorente en dos saques de esquina, al margen del gol anulado a Oyarzabal en otro, para un total de ocho remates, mientras que el Villarreal tuvo 16, siete entre los tres palos, con seis paradas de Rulli, que además desbarató una clara opción de Gerard tras una pérdida de posición de Theo.

No solo él, Zaldua también estaba fuera de su sitio en una de las mejores opciones del Villarreal con 1-2. A pesar de la victoria, la Real no jugó bien, sobre todo los cuatro defensas y Merino, y deben mejorar. Que los centrales del Villarreal estuvieran peor que ellos, que lo aprovecharan los delanteros de la Real y que Rulli acertara en casi todos los remates tampoco debe modificar el análisis del partido.

Kevin, la ausencia por una gastroenteritis

Los realistas tuvieron ayer una sesión de recuperación para los titulares en Villarreal y más intensa para los demás, aunque Juanmi y Zurutuza se retiraron antes porque fueron los primeros que entraron el sábado tras una semana en la que habían sufrido sobrecargas. Kevin no se entrenó por una gastroenteritis, como los lesionados Moyá, Raúl Navas, Concha y Januzaj. De los titulares Rulli fue el único que no saltó al césped, pero sin mediar ningún problema físico que lo impidiera.

La plantilla blanquiazul tendrá hoy descanso y desde mañana, a las 10:30 como el miércoles, hasta el jueves (18:00) preparará a puerta cerrada la visita del viernes a las 22:15 al Leganés. El equipo madrileño tendrá dos días menos para preparar el partido contra el equipo del técnico que le llevó a Primera porque juega hoy en el campo del Athletic (22:00). J.I.

LA CONCLUSIÓN


La Real ganó por dos graves errores de los centrales del Villarreal aprovechados por Willian José y Juanmi en sus dos únicos remates del partido. Y el primero llegó cuando mejor jugaba el Villarreal y peor el equipo blanquiazul, y el 1-2 en la única jugada realista de peligro del segundo tiempo.