2018/09/04

Alberto CASTRO
Nuevos mínimos anuales

El Ibex comenzó setiembre con mal pie y se anotó la quinta bajada consecutiva. Como resultado, caía a sus mínimos anuales.

Los inversores se enfrentaron ayer con problemas ya conocidos. Uno de ellos, fundamental para mantener el desasosiego en los mercados, es el nivel que está alcanzando la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El presidente Trump tiene ya sobre la mesa la posibilidad de poner aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares. Además, las exigencias de EEUU a Canadá para renovar el Tratado de Libre Comercio del Atlántico Norte (TLCAN) hicieron encallar las negociaciones el viernes.

También sigue sin aclararse el futuro cercano de las divisas argentina y turca. De momento, las medidas fiscales propuestas por Buenos Aires y Ankara no consiguen su estabilización. Las turbulencias han venido para quedarse en las próximas semanas si los gobiernos no dan pronto con la tecla para recuperar la confianza de los mercados hacia sus políticas económicas.

Este cóctel de temores hizo imposible al Ibex parar la racha negativa iniciada en agosto, dejándose ayer un 0,24%, hasta los 9.376,10 puntos. En Europa, acababa en rojo Fráncfort (-0,14%), mientras que París sumó un 0,13%, y Londres, un 0,97%. Los inversores no contaron con la referencia de Wall Street, cerrado por el Día del Trabajo.

En el Ibex, los más castigados eran Cie Automotive (-3,03%), Mediaset (-2,51%) e Inditex (-2,11%). El mejor fue Naturgy (+2,46%), aupado por un laudo arbitral a su favor en Egipto. La compañía recibirá 1.700 millones de euros. Dentro del Cac, el peor era Bouyges (-2,79%), frente a Axa (+1,72%), que se vio beneficiado de una mejora de recomendación.