2018/09/06

Raimundo Fitero
Mañanas

En las televisiones generalistas están remodelando su parrilla matutina. Se vislumbran convocatorias electorales que pueden empezar en breve en Andalucía y seguir con un ritmo cansino hasta mayo/junio de 2019 que vienen las europeas, municipales y autonómicas, por lo que hay que tener en perfecto estado de funcionamiento todos los instrumentos disponibles para influir en el voto. Y de paso competir con todo en una franja horaria amplia en el que “Al Rojo Vivo” de La Sexta se erige en un campo de influencia política, supuestamente, importante. Y, hasta se supone que sus intereses se dirigen hacia el centro izquierda y la izquierda. Pongo todo en duda, porque es una magnífica actitud ante todo lo que es dar por supuesto algo que sucede en una cadena, Atresmedia, que tiene una tendencia hacia la derecha bastante remarcada.

Hay novedades relevantes en la primera estatal, donde el gallego Xabier Fortes ya ha tenido que enfrentarse cuerpo a cuerpo con el campeón mundial de lanzamiento de huesos de aceituna, defendiendo la independencia de los servicios informativos actuales de TVE, nombrados hace dos días, y el segundo de la banda de Casado va y se siente ofendido. Estos desbocados del PP son una delicia para los comentaristas. También ha rectificado por decir que Catalunya es un país. Bueno. Esperemos cómo van domando a Fortes desde todos los flancos. De momento van recuperando a colaboradores censurados.

La Sexta tenía unas mañanas anodinas, han fichado a Alfonso Arús, un comunicador veterano, con un estilo propio, que dota sus entregas de un gran dinamismo y que va a situarse para pelear con las grandes divas de la mañana durante un buen tramo. Es una apuesta sorprendente y debemos esperar para calibrar su efectividad.