2018/09/07

Raimundo Fitero
Preposición

Atormentado por las noticias de catástrofes presuntamente provocadas por efectos naturales que siempre se complementan en sus enunciados con una desmotivadora preposición: desde. El agosto más caliente desde hace cincuenta y tres años. El tifón más devastador desde hace veinticinco años. Y así sucesivamente desde cualquier postura ante la realidad, el cambio climático, la influencia de las grandes corporaciones en las noticias y las mentiras y una comparativa bastante sujeta por los pelos entre Maduro y Macri, o dicho con grandilocuencia entre Venezuela y Argentina. ¿Por qué no salen imágenes de los supermercados argentinos sin suministros? ¿No hay oposición en las calles al empresario Macri? Obvio: sí. Ocultas. Por lo tanto, hoy es el día más tróficamente contaminante para mi cerebro magullado desde el día en que se juntaron siete aniversarios, tres premios y una mariscada en apenas dieciocho horas. Dicen que hace un año empezó “el golpe” en Catalunya. Desde el tiempo de los churriguerescos maitines fraguistas, no había sentido tanta indolencia intelectual y política. Pero lo que impresiona son las imágenes de Barcelona convertidas sus calles en ramblas torrenciales tras una tormenta septembrina, habitual, pero que parece llegar con una virulencia que se junta con las declaraciones jesuíticas de Quim Torra, al que, con toda mi falta de respeto posible, considero un submarino, una quinta columna.

En Japón junto a un devastador tifón, de una impresionante capacidad destructiva se le acumula un terremoto, pero parece como si todo el pueblo japonés fuera de bambú, como sus edificios, como su capacidad para resistir por encima de todas las circunstancias. Lo mismo que “El Intermedio”, ahora denunciado por la Fundación Francisco Franco. FFF. Desde siempre. Vergonzoso.