2018/09/08

Bera Bera aterriza en Lublin sin presión ante un reto

Hoy juega su primer partido de la previa de la Champions frente al SG BBM Bietigheim alemán (16.00).

Ane URKIRI ANSOLA
0908_kir_berabera

Un vuelo de Bilbo a Múnich y otro con destino a Varsovia, el jueves; y de la capital de Polonia a Lublin, en el día de ayer, viernes. Esa es la travesía que ha recompletado Super Amara Bera Bera –vigente campeón de la liga y de la Supercopa– para disputar la previa de la Champions League que arrancará esta tarde a las 16.00 horas ante el SG BBM Bietigheim en el Globus Hall de Lublin.

El equipo alemán es el claro favorito en el grupo de las donostiarras, y nadie lo oculta, ni la capitana Alba Menéndez ni la extremo Fernanda Da Silva, antigua jugadora del Bietigheim. «Tiene un equipazo, tienen jugadoras que juegan en las selecciones de Holanda, Alemania o Dinamarca», afirma la brasileña, admitiendo que el equipo ha cambiado «a mejor» desde que dejó por las circunstancias de la maternidad.

En la competición regular de Alemania terminó como subcampeona y alcanzó la Main Round de la EHF Cup, en la que ganó dos partidos. Y hace dos temporadas –en la que Da Silva participó hasta octubre marcando 36 goles– incluso llegó hasta la final de dicha competición, en la que cayó derrotado por la escuadra rusa Rostov-Don.

De la pasada temporada a la actual el equipo germano ha sufrido ocho bajas pero Fernanda Da Silva asegura que sigue teniendo «muchos recursos» y, por tanto, «la presión está con ellas». «Nosotras no tenemos nada que perder. Y creo que cuando un equipo tiene presión está un poco más agarrotado. Nosotras, en cambio, tenemos que jugar feliz, disfrutar de cada gol, apoyar a las compañeras y quizás podemos sorprender».

Aprovechar la rapidez

Y es que, quién sabe? La plantilla del Bera Bera viajó con esperanzas de sorprender con su velocidad. «Si ellas son grandes, nosotras seremos más rápidas», recalcaba Alba Menéndez. Hoy se verán las caras dos estilos muy diferentes, a la cual ninguno de ellos está acostumbrado a defender. Las donostiarras tendrán que realizar su defensa más contundente y en ataque, «aprovechar los contragolpes e intentar unos contra unos».

El Bera Bera alcanzó la fase de grupos de la Champions League en la temporada 2013-2014 y hace ya cuatro años que llegó a los octavos de final de la EHF Cup. La actual plantilla está deseosa de dar un un paso más en Europa, si no puede ser en la Champions clasificándose directamente a la tercera ronda de la EHF Cup. Para ello tendrán que ganar un partido en Lublin. «Yo he venido para jugar este tipo de partidos», aseguró Da Silva.

Menéndez: «El objetivo mínimo es ganar un partido»

Ante los medios de comunicación compareció la capitana Alba Menéndez antes de poner rumbo a Polonia en un viaje que calificó de «muy largo». Y es por ello que deseó que todo saliese lo mejor posible para así poder competir de verdad en la fase previa de la Champions League, «una competición que no se juega todos los fines de semana».

Después de un agosto duro, después de haber conseguido el primer título que teníamos en juego, llega un fin de semana ilusionante», afirmó la lateral zarauztarra.

Dos días ilusionantes y en los que han fijado un objetivo claro: «Cómo mínimo, ganar un partido». Dicho resultado les daría el pase a la tercera fase de la EHF Cup, mientras que las dos derrotas le obligarían a entrar en las eliminatorias de la segunda fase, las cuales se disputarán en el mes de octubre. Por ello, Menéndez destaca que tener un poco más de tranquilidad hasta noviembre «será bienvenido, después de un setiembre movidito».

«Para nosotras es un reto grande, porque los clubes europeos son mejores y tienen mayor presupuesto», alega una Menéndez que asegura que ganar un partido ya sería un premio. «Queremos hacer siempre lo mejor», admite la capitana que está deseosa de dar un golpe en la mesa en la competición europea. A.U.A.

MAÑANA


Según el resultado ante el equipo alemán, Bera Bera se verá las caras mañana con el anfitrión MKS Lublin o con el conjunto italiano Jomi Salerno.