2018/09/13

Etiopía es el país del mundo con más desplazados en 2018

Etiopía encabeza la lista mundial de desplazados internos, con casi un millón y medio de etíopes obligados a huir de sus casas a causa de la violencia étnica en la primera mitad de 2018, según un informe del Centro de Seguimiento del Desplazamiento Interno (IDMC).

GARA|ADIS ABEBA

«Resulta increíble que 1,4 millones de personas huyendo de la violencia no ocupen titulares en los periódicos. El mundo le ha hecho la vista gorda a Etiopía», lamentó el director regional del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Nigel Tricks. En el último año y medio, el número de desplazados internos en Etiopía ha aumentado un 75%.

Se trata de la crisis de desplazados que más rápido crece en el mundo, debido en gran medida a los recientes enfrentamientos étnicos en las regiones de Gedeo y Guji Oeste, en el sur de Etiopía, que han provocado un millón de desplazados.

Cerca de 200.000 desplazados son fruto de la continua violencia en la región fronteriza entre Oromía y Somalia, y otros 200.000 han tenido que dejar sus hogares por diferentes incidentes de inseguridad, según el informe publicado ayer por el Centro de Seguimiento del Desplazamiento Interno (IDMC).

Las agencias de ayuda humanitaria están teniendo dificultades para suplir las necesidades de alimento, agua y atención médica de estas personas acogidas en refugios superpoblados, una situación agravada por la actual estación de lluvias.

«Están ansiosos por regresar a sus hogares, pero tras huir sin nada necesitan saber que recibirán apoyo para reconstruir sus vidas. Es importante que los retornos sean voluntarios y sostenibles. Las familias deben saber con certeza que las áreas son seguras antes de regresar», manifestó Tricks. Desde el 28 de julio, el Gobierno está organizando conferencias de paz y reconciliación para facilitar el retorno voluntario de desplazados, informó la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Cifras sin precedentes en Siria

En Siria, más de un millón de personas se han visto forzadas a dejar sus hogares en la primera mitad de este año, una cifra sin precedentes, advirtió una comisión de investigación de la ONU. «Mientras las fuerzas progubernamentales han recuperado grandes territorios en manos de grupos armados u organizaciones terroristas, más de un millón de hombres, mujeres y niños sirios fueron desplazados y viven en condiciones terribles».