2018/09/16

Erreportajea
 
ATXURI REIVINDICA UN NUEVO USO PÚBLICO PARA LA CENTENARIA ESTACIÓN

El movimiento ciudadano de Atxuri cree que el desvío del tráfico ferroviario hacia el Casco Viejo bilbaino, previsto para 2019, abre la posibilidad de dar un nuevo uso público a la centenaria estación. Un proceso participativo ha servido para obtener ideas que plantear.

Agustín GOIKOETXEA
0916_eh_atxuri1

Los integrantes de Lokomotorak se afanan estos días en sintetizar en un documento las ideas principales que han obtenido en un proceso participativo para la mejora del barrio bilbaino de Atxuri, teniendo en cuenta el futuro cierre de la emblemática estación del ferrocarril, prevista en un inicio para 2019, aunque no está confirmado y parece muy aventurado viendo que depende de otras decisiones políticas.

Es el horizonte que se barajó, aunque no hay una fecha fija ya que a la terminal siguen entrando convoyes con Bermeo como origen y destino, que no acceden por la línea 3 del metro hasta el Casco Viejo. Todo parece estar pendiente de la prolongación del tranvía hasta Bolueta aprovechando la plataforma ferroviaria existente, a cuyo proyecto le quedan etapas por cumplimentar antes de ejecutarse las obras de adaptación.

Varios cientos de personas se han implicado en una iniciativa ciudadana cuya primera fase concluyó en junio, en la que se planteó al vecindario no solo de Atxuri sino del Casco Viejo, Solokoetxe, Bilbao la Vieja, San Francisco, Abusu y Santutxu qué hacer con ese edificio centenario y su entorno para mejorar la calidad de vida de todas y todos.

Una vez dispongan del informe, la dinámica mantendrá una reunión con responsables municipales para presentárselo. Entre las aportaciones extraídas en seis talleres, en los que se implicaron alrededor de 300 personas, destaca la percepción general de que Atxuri es deficitaria en equipamiento público-social, diagnóstico que comparte el propio Ayuntamiento.

Durante meses se han ido sucediendo talleres participativos dirigidos a personas mayores, comerciantes, colectivos sociales, mujeres y vecindario en general, en los que se han ido haciendo propuestas de usos a las instituciones responsables para los diferentes espacios de la estación y su entorno, con el fin de «mejorar y renovar» este emblemático barrio. Además, en febrero, llevaron a cabo una visita guiada por las instalaciones con la colaboración de EuskoTren, que se complementaron posteriormente con charlas y mesas redondas sobre la problemática de los procesos participativos en edificios públicos en otras ciudades, y los nuevos usos que se pueden dar a las estaciones de tren y la memoria histórica de Atxuri.

Conclusiones a tener en cuenta

Antes, se constituyó un grupo promotor junto con estudiantes del máster de participación de la UPV-EHU, así como diferentes trabajos de campo para detectar las principales demandas ciudadanas. «Cualquier propuesta que se realice en torno a la estación, deberá tener en cuenta las conclusiones sacadas en el proceso participativo», se defiende con el avance del documento a punto de acabar su redacción.

Se estima que el edificio que fue construido en 1913 en sustitución de la terminal original de 1882, demasiado pequeña para hacer frente al constante incremento del tráfico ferroviario en plena expansión de Bilbo, puede ser un lugar idóneo para albergar salas de reuniones, una biblioteca pública y espacios polivalentes. Otra propuesta «interesante» es que espacios de la terminal puedan servir para paliar las deficiencias de la contigua escuela de García Rivero, «que se ha quedado pequeña». «Sería una oportunidad inmejorable para paliar este problema», apuntan.

El Consistorio ha planteado crear un centro de reparto de mercancías, de modo que una flota de vehículos eléctricos tendría allí su base para distribuirlas por el Casco Viejo. También se ha pedido que los andenes de Atxuri acojan un museo del ferrocarril, para el que se recogieron firmas de apoyo.

Al hilo de las informaciones periodísticas sobre la estación, la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública ha alertado hace tiempo de que está protegida al máximo nivel por el Ejecutivo de Lakua, al haberla declarado Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental.

El entorno de la estación, diseñada por el arquitecto Manuel María Smith, es para el vecindario una ubicación ideal para una plaza cubierta en la zona de los andenes y un parque de ribera en la enorme playa de vías junto a las aguas del Ibaizabal. En la actualidad, además de ser punto de origen de los servicios ferroviarios con destino a Bermeo, acoge las oficinas centrales de EuskoTren y su puesto de mando.

El proceso participativo liderado por Lokomotorak –que agrupa a diferentes personas, entidades y agentes de Atxuri– no se ha limitado a la actual estación, han sido varias las aportaciones referidas a la plaza de la Encarnación, el parque del mismo nombre o la calle que lleva el nombre del barrio.

La dinámica no oculta su satisfacción por los resultados de meses de arduo trabajo. «Creemos firmemente que de momento, suceda lo que suceda, la manera en que estamos trabajando con el barrio de Atxuri y alrededores es muy importante. Nos da fuerza para este proyecto o para otros: de manera horizontal, movilizando a mucha gente, de perfil muy diferente, con perspectiva de género, comunicándonos directamente con el vecindario... haciendo barrio al fin y al cabo», manifiestan.


 

Loading player...