2018/10/11

El primer grado se impone aún con alusiones a ETA o al pasado del preso

A los presos vascos se les sigue denegando el paso de primer a segundo grado con argumentos que se basan en su historia penal, les continúan vinculando a ETA, hacen pronósticos de reincidencia sin sentido o introducen condiciones extralegales. Lo detalla un estudio del Foro Social presentado ayer por el exdecano Nazario de Oleaga en Gasteiz.

Ramón SOLA- Ion SALGADO|GASTEIZ
1011_eg_izko

En la visita de una delegación del Foro Social Permanente a los representantes de EPPK Jon Olarra y Ainhoa Mujika en Granada el 21 de julio se constató la denegación casi sistemática de la progresión de grado a sus miembros. Así, de 46 autos emitidos entre julio y setiembre, solo dos han sido positivos. Su contenido se ha analizado en un informe que presentó ayer tarde en Gasteiz el exdecano de los abogados vizcainos Nazario de Oleaga, en una mesa redonda junto a Jaime Tapia (Jueces para la Democracia), Emilio Olabarria (exvocal del Consejo General del Poder Judicial) y Amaia Izko, abogada de presos vascos.

El conflicto del primer grado es esencial puesto que en él está clasificado el 95% del Colectivo, pese a ser un régimen declarado «excepcional» y además «transitorio» (aunque a este grupo se le aplique de modo indefinido).

El estudio destaca cómo las resoluciones denegatorias se basan en «factores negativos» que son muy cuestionables o directamente inexistentes. Para empezar, varios de ellos se corresponden simplemente con los elementos que integran el historial de la persona presa, es decir, «con lo que hizo en la calle» y no con lo que hace en prisión, cuando el primer grado está fijado solo para quienes entre rejas demuestran «extrema peligrosidad» o «inadaptación».

Se incluyen además baremos temporales que no son un requerimiento legal. De hecho, hay presos con penas altas que son clasificados desde el inicio «en segundo grado... ¡e incluso en tercer grado!» (aunque el estudio no lo cite, así ha ocurrido nada más entrar en prisión con Iñaki Urdangarin).

Otro de los razonamientos alude a que los presos mantenidos en primer grado no han hecho frente a su responsabilidad civil, pero eso «no es requisito para la progresión de primer a segundo grado», indica el Foro Social Permanente.

Capítulo aparte merece la cuestión del «pronóstico de reincidencia alto». El paso de primer a segundo grado se sigue negando aludiendo a la pertenencia a ETA cuando esta organización ya no existe. Para darle continuidad de algún modo, el JCVP introduce en sus autos dos hipótesis: que por un lado «subsisten grupos que postulan la vuelta a aquella estrategia y no sabemos a día de hoy si esta persona presa interna se incorporaría a dichos grupos», o por otro «el interno mantiene un comportamiento ‘grupal’, ‘colectivo’, con pertenencia a una estructura disciplinaria... que debe entenderse, aunque no se refiera expresamente, a EPPK».

El estudio añade que tampoco son requisitos legales las argumentaciones que vetan la progresión por «no colaboración con las autoridades, ni redacción de un escrito personal con repudio de toda su actividad anterior, no arrepentimiento, no solicitud de perdón a las víctimas...», que el informe enmarca en otro ámbito bien diferente: «La batalla del relato».

Como colofón, y unido a la anterior, se cuestiona la sinceridad de las declaraciones y comportamientos de los presos. En los casos en que se acepta que han entrado en programa de tratamiento o han manifestado reconocimiento del daño causado, el JCVP lo toma como «argucias», «actitudes aprendidas», «mecánicas», «no sinceras»...

En la mesa redonda de Gasteiz, los intervinientes destacaron el carácter estereotipado y político de estos autos. Y, más allá de este tema concreto, coincidieron en la necesidad de superar la excepcionalidad implantada en este ámbito y en solucionar ya situaciones de auténtica urgencia como las de los presos enfermos.

 

Sare pide al Gobierno español que no recurra las eventuales sentencias contrarias del día 23

La red ciudadana Sare se adelantó ayer a las previsibles sentencias favorables a los presos vascos a los que no se quiso descontar condenas cumplidas en otros estados. Hay al menos tres fallos que se darán a conocer el martes 23 y que según filtraciones judiciales serían contrarios al Estado español. Al confirmado el sábado por el abogado Iker Urbina, que se refiere al recurso de Santi Arrozpide (ya libre), se suman los de Alberto Plazaola (también en libertad) y Francisco Mujika Garmendia (este preso todavía, en Zuera), que según se ha comunicado a su abogada serán resueltos igualmente ese día 23.

Dado que asociaciones de víctimas de ETA ya se han dirigido al Gobierno Sánchez para que recurra esos fallos, lo que alargaría aún más las condenas indebidas emulando lo que ya hizo el PP en el caso de la «doctrina Parot», Sare le pidió ayer que «no alargue esta injusticia» y aproveche esas decisiones judiciales para «acometer cambios en profundidad».

Sare entiende que si esos fallos son favorables a los presos debería anularse la negativa a aplicar ese descuento de cumplimiento de condenas para todos los presos, con lo que indica que catorce saldrían en libertad ya y unos 50 verían reducido el tiempo que se les pretende mantener entre rejas.

Tras recordar que este litigio tiene ya una década de recorrido, desde la directriz europea incumplida, Bego Atxa y Joseba Azkarraga denunciaron que «hemos venido padeciendo un cúmulo de despropósitos políticos y jurídicos» y tildaron la actuación de Audiencia Nacional y Tribunal Supremo de «gravísima irresponsabilidad».

La cita en Estrasburgo el martes 23 vendrá a suceder en el calendario al acto plural y la manifestación convocadas el sábado 20 en Donostia por la dinámica Orain Presoak.

 

Ipiña, libre tras ser capturado en Barajas

El exiliado donostiarra Luis Mari Ipiña fue arrestado durante un breve periodo de tiempo por las FSE a su llegada ayer a mediodía al aeropuerto madrileño de Barajas. Posteriormente quedó en libertad, pero a la espera de que se fije fecha de juicio. Hasta entonces tendrá que acudir a firmar cada quince días y no podrá abandonar el territorio estatal.

Se da la circunstancia de que Ipiña, de 67 años, sufre problemas de tensión, por lo que en situación de detenido fue llevado al hospital Ramón y Cajal para que se le atendiera. Fue allí donde se determinó finalmente que quedara en libertad provisional, sin que pasara por tanto por la Audiencia Nacional.

Tras ello Ipiña pudo finalmente poner rumbo a Euskal Herria. El exiliado donostiarra venía de Bogotá (Colombia) y tiene pasaporte mexicano. Estuvo allí preso año y medio en 2011.GARA

 

Intervenciones

«Los autos que se están dictando son un corta y pega, no están individualizados siquiera»

NAZARIO DE OLEAGA

Exdecano de Bizkaia

 

«La progresión de grado debe ser natural, y presos enfermos no quiere decir casi cadáveres»

JAIME TAPIA

Jueces para la Democracia

 

«No hay nada mejor que normalizar el ordenamiento jurídico»

EMILIO OLABARRIA

Exvocal del CGPJ

 

«Las respuestas a las peticiones de grado son poco jurídicas y muy políticas»

AMAIA IZKO

Abogada de presos

 

 

28 urte kartzelan daraman Esnal aske uztea neurri desegokitzat jo du fiskalak

Maite UBIRIA BEAUMONT

Jakes Esnal donibandarrak baldintzapeko askatasuna eskatuz aurkezturiko bigarren eskaera aztertu zuen, atzo, espetxe zigorrak betearazteaz arduratzen den frantziar epaitegiak. Auzian, Ile-de-Re-ko kartzelan dagoen presoak egindako eskaera onartzearen aurka azaldu zen prokuradorea. Bere esanetan, 28 urte kartzelan eman dituen presoa baldintzapean libre uztea «neurria ezegokia litzateke».

Ion Kepa Parot eta Xistor Haranburu presoei bezala, 1990ean atzeman ostean, biziarteko zigorra ezarri zion frantziar justiziak Esnali. Espainiar Estatuan atzeman zuten Unai Paroti, berriz, bete beharreko 40 urteko zigorra ezarri zion Auzitegi Gorenak.

Frantziar epaileek Esnalek, Parotek eta Haranburuk orain arte aurkeztu dituzten baldintzapeko askatasun eskaera guziak errefusatu dituztela salatu zuen atzo Bagoaz kolektiboak. Bestalde, Jakes Esnalen abokatuak, Maritxu Paulus-Basurcok, preso donibandarrak 2008tik libre behar lukeela oroitarazi zuen, legeak agintzen dituen baldintza guztiak betetzen dituelako.

Erabakia, azaroaren 20an

Esnalek bideokonferentziaz jardun zuen atzo, ateak itxita iragan zen auzian. Saioaren ostean Paulus-Basurcok GARAri azaldu zionez, baldintzapeko askatasuna eskuratzeko bermeak, delako etxebizitza edo lan eskaintzari dagozkionak, aurkeztu ditu presoak. Auzitegiak azaroaren 20an jakinaraziko du bere erabakia. Auzitegiak fiskalak aurkeztu eskaera aintzat hartuko balu, epaiaren aurka helegitea ezarri ahal luke defentsak.

Bestalde, Bagoaz kolektiboak deituta, elkarretaratzea egin zuten atzo arratsaldean, Donibane Lohizuneko geltokiaren aitzinean. Protesta horren bidez kondena luzeak bete dituzten presoen egoerari buruz oharra egin zuen kolektiboak, euskal jendarteak askotan aldarrikatu duela karrikan preso horiek ez dutela «egun bat gehiago» kartzelan igaro behar oroitaraziz.

Hori dela eta, Jakes Esnal berehala askatzeko eskatu zuen kolektiboak, bide batez euskal presoei ezartzen zaien ezohiko legedia bertan behera utzita espetxe politika errotik aldatzeko eskaera berretsiz.

Kondena luzeak bete dituzten presoen eta eritasun larriak dituztenen egoera azpimarratu zuen Bagoazek. Finean, euskal gizarteari mobilizatzen jarraitzeko deia egin zion kolektiboak –hilaren 20an Donostian deituriko manifestazioarekin bat eginez– preso guztiak lehenbailehen Euskal Herrira ekar ditzatela aldarrikatzeko.


 

Loading player...