2018/12/05

Gaizka Garitano, a entrenador nuevo...

El último entrenador cesado en el Athletic lo fue en 2006, cuando Félix Sarriugarte fue sustituido por José Manuel Esnal «Mané». Ayer, caía el argentino Eduardo Berizzo, tras la estocada del 3-0 ante el Levante y los nulos visos de reversión. Gaizka Garitano, técnico del filial rojiblanco, da ese salto para el que Josu Urrutia le trajo en su día.

Joseba VIVANCO
1205_kir_garitano

«Ninguno de los nuestros fue enterrado sin unas pocas palabras» ‘‘Las uvas de la ira’’ (1940)

Mediodía del día después de la lapidaria y letal derrota del Athletic en Orriols. Gaizka Garitano practicaba un poco de carrera en el asfaltado costero que une Zarautz con Getaria, mientras a esa misma hora, su aita, Ángel Garitano ‘Ondarru’, se acercaba hasta la sede electoral de Alberto Uribe-Echevarría para formalizar su apoyo a la candidatura de quien tiene visos de ser nuevo presidente rojiblanco. El aspirante al sillón de Ibaigane termina de atender una más de sus entrevistas a la prensa cuando le comunican que el club acaba de anunciar la destitutición de Eduardo Berizzo. Garitano, alejado del ruido mediático, seguía con su carrera, la que le ha llevado a completar un ciclo que empezó con su debut como león un setiembre de 1997 cuando por primera y única vez vistió la camiseta rojiblanca ante la Sampdoria, en Europa League. Su bautizó fue en el minuto 82, en sustitución de Javi Gónzález. Hoy, entrenará al primer equipo en Lezama y tendrá la nada fácil misión de revertir la alarmante deriva del equipo y mantenerlo en la máxima categoría.

La suerte estaba echada para su predecesor, Berizzo, desde el mismo final del partido en Levante. El entrenador siempre es el eslabón más débil y a la delicada situación clasificatoria e incierta capacidad para revertir la negativa inercia, se unían unos dígitos rojos que ni el ‘crack de la Bolsa del 29’. El argentino se va por la puerta de atrás, con una sola victoria oficial en Liga, de 14 partidos, y una en Copa. Y se va, seguro, con un dolor interno difícil de cicatrizar porque su implicación en el proyecto deportivo y en el propio Athletic y su idiosincrasia había sido total, enormemente apreciado por la propia plantilla y todos los estamentos del club. Berizzo era un lujo para el Athletic y viceversa, coinciden quienes le han tratado durante estos meses, y a poco que las cosas hubieran salido meridianamente bien, podría haber dado muchas alegrías estos años a la parroquia rojiblanca. Pero el ‘Toto’, un currante ejemplar, una persona de alta categoría humana, no ha dado con la tecla de una plantilla que, si de repartir responsabilidades se trata, lleva tres años en línea descendente –dio síntomas de agotamiento el último año con Valverde, fue un fantasma con Ziganda y Berizzo la deja en descenso– y solo suma seis victorias en lo que va de 2018.

Un entrenador atascado

Al ‘Toto’ le ha sucedido lo que Bielsa, desmenuza para GARA el gallego Álex-Couto Lago, entrenador, máster profesional de fútbol y reputado analista. Berizzo «se atasca y no sale. Entrenadores con metodología muy definida que, además, apelan a aspectos sicológicos muy concretos. Defender como defienden lleva implícito condicionantes muy concretas. Hombre a hombre, compromete mucho al jugador en el proceso. Y reajustar eso es difícil, obliga a cambios importantes que deben ser entrenados y lleva tiempo. Eso, además, condiciona cómo atacas. No son compartimentos estancos. En Vigo estuvo 10 jornadas sin ganar en su primer año y en Sevilla pasó algo parecido, menos marcado, pero similar». En síntesis, a Berizzo «le cuesta resolver problemas saliéndose de su criterio futbolístico».

Berizzo es ya historia. Garitano (43 años), con una discretísimo bagaje en Primera División en los banquillos de Eibar y Depor, y temporada y media al frente del Bilbao Athletic, tiene por delante 24 partidos para reflotar la nave y alejar los fantasmas, agoreros, del descenso. Conocedor del club, de los juga- dores, mañana se sentará en el banquillo oscense de El Alcoraz y su prueba de fuego será el lunes en San Mamés ante un duro Girona. Si viene para quedarse o no será decisión de la nueva directiva. A entrenador nuevo... ¿victoria segura?

 

El nuevo técnico dirige esta tarde su primer entrenamiento

Alberto Uribe-Echevarría, candidato ‘oficialista’ a la presidencia del Athletic, se enteraba vía llamada telefónica de la decisión tomada por la Gestora del club en la que sigue Josu Urrutia. «No me han consultado, no tenían obligación», se apresuraba a matizar, dejando claro que no podía sino respetar la postura adoptada por sus excompañeros de Directiva. «Ojalá Berizzo dure muchos años», decía hace apenas unos días Gaizka Garitano, el relevo, un hombre de la casa, hijo del conocido ‘Ondarru’, quien ya tuviera que salir al rescate del Athletic siendo segundo de ‘Mané’, sobrino del exrojiblanco Ander Garitano. El de Derio dirigirá esta tarde, a las 16.00, su primer entrenamiento, a puerta cerrada. Se supone le acompañará su grupo: Ferreira, Lizarralde, Estibariz y Aitor Iru.J.V.

SINCERO SAN JOSÉ


«Avergonzado. Derrotado. Triste. Abatido. Nunca desearía que un entrenador mío fuera cesado de su cargo, y menos tú. Sois un cuerpo técnico espectacular, que nunca olvidaré. Te mereces lo mejor Toto, Eskerrik asko. (...) Pero si algo bueno tiene el fútbol es que no para. El jueves nueva pelea. El lunes partido importantísimo en San Mames. Ongietorri Gaizka, a partir de mañana será un placer estar a tus órdenes», escribió el jugador en Twitter.