2018/12/06

La clasificación gernikarra ya no está en sus manos

Al caer de 18 puntos, precisan ganar a Uniao Sportiva y el triunfo de Spar Girona en la cancha de Uni Györ.

Arnaitz GORRITI
1206_kir_dietrick

CARGO UNI GYOR 79

GERNIKA BIZKAIA 61


Habrá que alegrarse de la derrota del Cargo Uni Györ en las Azores y rezar por que Spar Girona se imponga en tierras magiares en la última jornada de la liguilla de primera fase. Por supuesto, sin descuidar la victoria en Maloste ante la Uniao Sportiva. El tortazo encajado ayer por Lointek Gernika Bizkaia fue casi más doloroso que el que recibió la semana pasada, porque ha quedado por detrás del cuadro híungaro en el average particular, y ya no depende de sí misma para pasar de ronda.

La vida sin Jazmon Gwathmey, en los Estados Unidos atendiendo problemas familiares, ni Juana Molina, a la espera de que sea operada de la temida triada en su rodilla derecha, es más difícil para Lointek Gernika Bizkaia. Las ausencias y el 79-67 obtenido en el partido de ida pesaban lo suyo, y más que fueron pesando, sobre todo por la ausencia casi total de triples por parte del cuadro vizcaino, huérfano del acierto de jugadoras como Berezhynska, que tan buen rendimiento dio en el partido de ida. Solo Blake Dietrick y Vanderwal daban la talla de inicio.

Mientras, el Uni Györ abría la renta con mucha naturalidad. Reshanda Gray se iba a los 15 puntos y 5 rebotes para el descanso –acabaría con 21 y 9–, mientras que Artemis Spanou conseguía que la renta magiar, al final del segundo cuarto, superase la docena, hasta llegar al descanso con 43-27.

Para que llegara la reacción, Gernika Bizkaia debió verse hundida, con una desventaja de hasta 24 puntos: 57-33. Los triples –acabarían con 4 de 17–, al fin empezaron a entrar; varios obra de Dietrick y uno para Naiara Díez, al punto de que Gernika Bizkaia se arrimó a 11 puntos, 67-56, y se mantuvo en el filo, 72-60, hasta el final del último período. Sin embargo, Lexie Brown y Spanou no dejaron que las vizcainas consumaran su reacción y anotaron las últimas canastas, dejando el pase de las gernikarras a expensas de que ganen a Uniao Sportiva en Maloste y la derrota húngara en casa ante Spar Girona.

12.000 espectadores en Gasteiz

En otro orden de cosas, Kirolbet Baskonia prepara ya la visita de mañana del CSKA de Moscú a Zurbano en la undécima jornada de la Euroliga. Pese al balance de 3-7 con el que languidece el cuadro gasteiztarra, se espera una gran entrada. El club baskonista anunciaba mediante una nota que se superará la barrera de los 12.000 espectadores.

Hasta la fecha, la mayor entrada llegó el pasado 23 de noviembre. Fueron 11.286 aficionados en el Buesa Arena, testigos del triunfo de los entrenados por Velimir Perasovic ante Panathinaikos. Este es el último triunfo del Baskonia en esta Euroliga, pero como bien dijera ayer Huertas, «quedan 20 jornadas y hay posibilidades de clasificación. Nadie es imbatible, y lo que hay que hacer es aprender de los errores y no mirar atrás».