2018/12/14

La ONU anuncia un alto el fuego entre los huthíes y el Gobierno en Hodeida

El Gobierno yemení y los huthíes acordaron ayer en Suecia, en la clausura de las primeras consultas de paz desde 2016, una tregua en la estratégica ciudad portuaria en Hodeida, en el mar Rojo, y continuar los contactos el próximo mes. Así lo anunció el secretario general de la ONU, António Guterres, que viajó hasta Suecia.

GARA|ESTOCOLMO
1214_mun_yemen

El secretario general de la ONU, António Guterres, anunció ayer que las partes enfrentadas en Yemen han acordado un alto el fuego en la ciudad portuaria de Hodeida y que esta quede bajo el control de fuerzas locales.

«Habéis llegado a un acuerdo sobre la ciudad y el puerto de Hodeida, que prevé un repliegue mutuo de fuerzas del puerto y la ciudad y el establecimiento de un alto el fuego en toda la provincia», explicó Guterres en rueda de prensa en Rimbo, a las afueras de Estocolmo, donde se ha desarrollado esta primera ronda de conversaciones. «La ONU desempeñará un papel de liderazgo en el puerto», precisó.

Hodeida, controlada por los huthíes, es el principal puerto de entrada para la ayuda humanitaria y las importaciones. La ciudad es objeto de una fuerte ofensiva por parte del Gobierno y la coalición que lidera Arabia Saudí desde hace varios meses. El enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, indicó que las fuerzas armadas de ambos bandos se retirarán «en unos días» del puerto de Hodeida y, posteriormente, de la ciudad, donde las tropas de la coalición liderada por Riad están concentras en los alrededores.

Guterres: «Un gran paso»

Según Griffiths, la retirada de tropas también incluirá el puerto de Salif, usado para granos, y el de Ras Isa, usado para petróleo, los cuales se encuentran actualmente también en manos de los huthíes. Añadió que el alto el fuego busca «abrir la carretera este-oeste» que conecta Hodeida con Sana’a para que se pueda comenzar a repartir ayuda humanitaria.

«Estoy feliz de que hayamos logrado progresos reales aquí, en Suecia», afirmó Guterres, calificando el acuerdo de «gran paso». «Estamos siendo testigos del principio del fin de la crisis en Yemen», resaltó.