2019/01/12

La jueza absuelve a Hontzak por su «crítica del fenómeno religioso»
Agustín GOIKOETXEA|BILBO
0112_eh_hontzak

La titular del Juzgado de lo Penal nº 3 de Bilbo estima que el montaje ‘‘Carnicerías Vaticanas’’, que decoró la txosna de Hontzak y fue censurado en Aste Nagusia de 2017, «constituyó el legítimo ejercicio y difusión de una expresión con un componente burlesco». Por ello, absuelve del delito contra los sentimientos religiosos al secretario de la comparsa.

La jueza no niega que los denunciantes, en un primer lugar el Obispado y un falangista, pudieran sentirse «sinceramente ofendidos», pero rechaza ese carácter ofensivo. Concluye que la comparsa libertaria se limitó a hacer «crítica del fenómeno religioso en nuestra sociedad».

Sentencia que no ha quedado probado que con la decoración que incluía un cuadro de Jesucristo en el que se señalaban distintas partes del cuerpo, como si de un animal de despiece se tratara, rodeado de todo tipo de embutidos, con la frase ‘‘Tomad y comed, este es mi cuerpo’’, se pretendiese «menoscabar, humillar o herir los sentimientos religiosos de terceros».

Es más, considera relevante que ese ejercicio de libertad de expresión se hiciese en el recinto festivo, «desvinculado de cualquier práctica religiosa», por lo que no estima que «estuviera dirigido a los fieles de una confesión sino al público en general».

La jueza Guadalupe Díez Blanco niega que se tratara de un contenido «insultante» para los católicos, tal y como argumentó el denunciante –José Ignacio Irusta Sánchez, líder de Falange Vasco-Navarra– y sostuvo la Fiscalía, atribuyéndole una «intención satírica». Rechaza que se produjese «escarnio», recogiendo el testimonio de dos comparseras de Moskotarrak y Satorrak que declararon en la vista oral celebrada el pasado 18 de diciembre que «el único fin que guía las comparsas es la sana crítica, nunca humillar u ofender».

Tras conocerse la absolución, EH Bildu se felicitó aunque defendió que el caso nunca tuvo que llegar a los tribunales. La edil soberanista Alba Fatuarte instó al alcalde, Juan Mari Aburto, a que se retracte de sus declaraciones «moralizantes e inadmisibles» a raíz de las quejas del Obispado en agosto de 2017.

También lo consideró una «buena noticia» la concejala de Udalberri Amaia Arenal, «no solo para Hontzak sino para todas las que defendemos la libertad y el modelo festivo popular».