2019/01/17

EH Bildu pide garantizar la pluralidad en la renovación de la Fundación BBK

EH Bildu solicitó ayer que se garantice «la transparencia y la pluralidad» ante la próxima renovación del Patronato de la Fundación BBK. La juntera Arantza Urkaregi se quejó de que Consistorio bilbaino y Diputación vizcaina no ejercen control real alguno sobre ella.

Agustín GOIKOETXEA|BILBO
0117_eko_bbk

En los próximos meses, no hay fecha concreta, se procederá a la renovación de los componentes del Patronato de la Fundación BBK, incluida la presidencia que ostenta Xabier Sagredo. El de Trapagaran, según ha podido saber GARA, contempla profundos cambios en la estructura de esta fundación bancaria que es propietaria del 57% de Kutxabank.

Las líneas generales de esa reorganización fueron expuestas por Sagredo en la reunión que el 20 de junio se celebró en el bautizado Centro BBK Urdaibai, en Busturia. En este tiempo, con el apoyo de dos despachos de abogados y una consultora habitual, el presidente ha ido dando tímidos pasos hacia ese nuevo organigrama. Así, hace una semana se supo de la incorporación de Nora Sarasola, hasta el 9 de enero directora de Bilbao Ekintza, a la Obra Social de BBK, dirigida por Gorka Martínez, director general de la Fundación.

Pendiente está la renovación del Patronato y también, en los próximos meses, la elaboración del plan estratégico, al igual que sucede con Kutxabank. Hay cierta inquietud en el PNV, desvelan fuentes conocedoras del proceso, por cómo evolucionará la relación entre el presidente del banco, Guillermo Villalabeitia, y Sagredo. La definen de «difícil», lo que «complica cualquier estrategia». Villalabeitia, reelegido en diciembre, estaría hasta 2021.

En ese contexto, a punto de cumplirse un lustro de la constitución del Patronato, EH Bildu instó ayer a abrir un amplio debate sobre los cambios que se atisban en ese órgano y en la Obra Social. «Estamos ante una oportunidad inmejorable para realizar un balance del trabajo realizado y plantear la posibilidad de hacer las cosas de otra manera de cara a los próximos cinco años», expuso la juntera Arantza Urkaregi.

La formación soberanista entiende que en ese proceso debe primar «la transparencia y la pluralidad». Urkaregi recordó que ese órgano rector lo conforman desde noviembre de 2014 personas elegidas por PNV, PSE y PP, «lo que no garantiza ni la representación política actual, ni la transparencia». «Esas personas deciden qué proyectos de Obra Social se financian, cuanto dinero corresponde a cada uno… No hay ningún tipo de control público», advirtió.

Tres de los patronos –Alberto García Erauzkin, Javier Urtasun y Begoña Ortuondo Larrea– fueron designados por Diputación de Bizkaia y Ayuntamiento de Bilbo como entidades fundadoras. Mikel Pulgarín lo hace en representación de las ONG, mientras que Xabier Sagredo, Manuel Ardanza, Jon Berasategi, Roberto Zarate, Javier Aldazabal y Ana Urquijo fueron propuestos por el PNV; Fidel Martínez e Iñigo Calvo, por el PSE; Paula Garagalza, por el PP; y Amagoia López de Larruzea, por CCOO.

Comparecencias

En la rueda de prensa ofrecida ayer, la juntera de EH Bildu aseguró que, actualmente, las entidades fundadoras no ejercen ningún control efectivo. «Nosotras, como la mayoría de la ciudadanía, hemos conocido por los medios de comunicación que el presidente, Xabier Sagredo, quiere renovar el Patronato y eso tendrá efecto sobre la Obra Social. Esos cambios no se pueden realizar sin transparencia ni pluralidad. Y no decimos que los y las representantes tengan que ser miembros de partidos políticos. Consideramos que los patronos deben contar con el mayor consenso de los distintos agentes políticos», subrayó Urkaregi, recordando que este nuevo planteamiento ha sido posible en Gipuzkoa.

Ante esta situación, EH Bildu llevará a cabo varias iniciativas en las Juntas Generales y en el Ayuntamiento de Bilbo. La concejala Alba Fatuarte explicó que en la Cámara foral solicitarán la comparecencia del diputado de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga. «Le pediremos información sobre la elección de representantes de la Diputación, la renovación de la Fundación y los cambios previstos en Obra Social», avanzó.

En el Consistorio, pedirán la comparecencia urgente de Begoña Ortuondo Larrea. «Desde que fue elegida en junio de 2014 no ha dado ninguna explicación pública. Además, presentaremos una moción para que se respete la representación política y para que los y las representantes comparezcan una vez al año», señaló Fatuarte.

SENADO


Mañana se reúne en el Senado la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos políticos para decidir las próximas comparecencias. Uno de los candidatos es Xabier Sagredo, «muy nervioso» ante esa posibilidad.

COMO EN KUTXA


EH Bildu propone que el órgano rector de la Fundación BBK se abra a más sensibilidades políticas y sociales de las que representan PNV, PSE y PP, como ha sucedido en el caso de Kutxa, donde la coalición y Podemos cuentan con patronos.