2019/02/10

Maduro pide sus 10.000 millones y Guaidó no excluye una intervención

Nicolás Maduro ha reclamado la devolución de los 10.000 millones de dólares bloqueados para cubrir las necesidades de los venezolanos, pero no permitirá la entrada de la ayuda humanitaria que la Usaid ha llevado a la frontera y para cuya distribución Juan Guaidó no descarta «autorizar» una intervención extranjera.

GARA|CARACAS
0210_mun_maduro

«Si quieren ayudar a Venezuela, liberen el dinero que nos tienen bloqueado. Es un juego macabro», afirmó el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que no contempla permitir la entrada del cargamento de medicinas y alimentos enviado por EEUU a través de su agencia para el desarrollo, Usaid, a la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta y que militares venezolanos bloquean. Maduro cifró en casi 10.000 millones de dólares la cantidad bloqueada en el extranjero y cuyo acceso, dijo, permitiría a su Ejecutivo dar comida, atención sanitaria, vivienda y empleo a la ciudadanía, garantizando así todo lo que necesita.

«Les apretamos por el cuello y les hacemos pedir migajas, perdón. Les robamos el dinero y después les ofrecemos papel ‘toilet’, como le lanzó Donald Trump al pueblo de Puerto Rico», añadió Maduro, quien culpa de la crisis que vive el país –con una escasez de productos básicos y una hiperinflación que será de 10.000.000% en 2019, según el FMI, y que desde 2015 han obligado, según la ONU, a emigrar a unos 2,3 millones de personas– a las sanciones de EEUU, que congeló cuentas y activos del Gobierno, y embargará la compra de petróleo venezolano desde el 28 de abril.

En caso de que llegue esa ayuda, el mandatario matizó que su Gobierno responderá con una «acción legal».

Mientras el legítimo jefe del Estado insistía en que no permitirá la entrada de la asistencia a su territorio, quien pretende ocupar su cargo, el «presidente encargado», Juan Guaidó, advirtió de que hará «lo necesario» para «salvar vidas», sin descartar la intervención de una fuerza extranjera.

En una entrevista con AFP el viernes por la noche, al ser preguntado sobre si autorizaría una intervención de EEUU o una fuerza extranjera, Guaidó indicó que «es un tema obviamente muy polémico, pero haciendo uso de nuestra soberanía, el ejercicio de nuestras competencias, haremos lo necesario».

Anunció que en los próximos días llegarán más cargamentos y que se instalarán otros centros de acopio en Brasil y en una isla caribeña.

Por el momento, Guaidó ha convocado otra movilización el 12 de febrero para exigir a los militares que no bloqueen la ayuda. «Están en un dilema: o se ponen al lado del pueblo necesitado o de la dictadura», reiteró.

Su respuesta permitirá a Guidó medir la unidad del mando de las fuerzas armadas, principal sostén de Maduro, junto a Rusia, China y Turquía.

 

EEUU y Rusia buscan el posicionamiento del Consejo de Seguridad de la ONU

EEUU trabaja para presentar en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución para pedir la convocatoria de elecciones presidenciales «libres, justas y creíbles» en Venezuela y, en respuesta, Rusia redacta un proyecto de sentido contrario. Se requerirían nueve votos favorables y ningún veto para ser aprobada.

Los 15 países del Consejo se reunieron el viernes para tratar la propuesta de EEUU, que expresa «apoyo absoluto a la Asamblea Nacional como única institución elegida democráticamente», al tiempo que señala que las presidenciales de 2018, en las que Nicolás Maduro fue reelegido con más del 67% de los votos, «no fueron justas ni libres». Además, pide que se facilite el envío de ayuda.

Rusia, China, Guinea Ecuatorial y Sudáfrica impidieron el mes pasado una declaración en ese sentido e incluir Venezuela en la agenda de sesiones el 26 de enero.

En la reunión del viernes, Rusia propuso un texto alternativo que expresa «preocupación por los intentos de intervenir en cuestiones que pertenecen estrictamente a la jurisdicción doméstica» y manifiesta «preocupación por las amenazas de uso de la fuerza contra la integridad territorial y la independencia política» de Venezuela.

El texto ruso «apoya todas las iniciativas para lograr una solución política entre los venezolanos (...), incluido el Mecanismo de Montevideo, mediante un proceso auténtico e incluyente de diálogo nacional».GARA

LÓPEZ OBRADOR


El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió el viernes que el eventual envío de ayuda humanitaria a Venezuela se haga «sin propósitos políticos» y planteó que sea la ONU quien la canalice, al tiempo que llamó a no utilizar la fuerza para introducir esa asistencia en suelo venezolano.

PDVSA


PDVSA está tomando medidas para retirar a dos ejecutivos estadounidenses de la junta directiva de Citgo, su filial de EEUU. Los esfuerzos para reorganizar la junta de Citgo se producen cuando Guaidó planea nombrar a su propia junta en el principal activo extranjero del país y utilizar sus ingresos para destituir a Nicolás Maduro.