2019/02/11

Delteco GBC resucita a costa de Herbalife Gran Canaria

Después de soportar un chaparrón de triples, los donostiarras remontaron unadesventaja que llegó a ser de 19 puntos y cortan una racha de siete derrotas.

Arnaitz GORRITI
0211_kir_nevels

GRAN CANARIA 85

DELTECO GBC 90

 

Este muerto está muy vivo, como diría el otro. Delteco Gipuzkoa Basket parecía fuera de combate cuando llegaba al descanso perdiendo por 50-34, después de que Herbalife Gran Canaria firmase un irreal 10 de 14 en triples. Aunque la escuadra de Las Palmas acabaría con 14 de 25 desde más allá del arco, los donostiarras remontaron y resucitaron. Cortaron una racha de siete derrotas consecutivas –no ganaban desde la victoria en Andorra, el 15 de diciembre– y aunque es mejor no hacerse ilusiones, al menos acabaron el partido viendo una luz al final del oscuro túnel que están atravesando.

Hablar de averages y demás puede sonar absurdo. Pero lo cierto es que los donostiarras han superado a Gran Canaria en sus dos enfrentamientos y el cuadro «pío, pío» está a solo dos triunfos, mientras que el UCAM Murcia que dirige Sito Alonso sigue penúltimo, con solo un triunfo más que el conjunto guipuzcoano.

«Quería darles la enhorabuena a los jugadores, porque hay mucho mérito de ellos en esta victoria. Llevamos muchos encuentros siendo competitivos, pero ha habido partidos que se nos han ido al final, pero al menos esta vez nos vamos con la recompensa de la victoria», declararía con posterioridad Sergio Valdeolmillos, quizá el primer incrédulo de ver que sus muchachos fueron capaces de voltear una desventaja que llegó a ser de 19 puntos.

La explosión del banquillo

Sin desmerecer los 18 puntos de Garrett Nevels ni los 17 de Burjanadze, autor de varias canastas clave en los instantes finales, hay que romper una lanza por la segunda unidad donostiarra. Al descanso, los suplentes de GBC solo habían aportado 7 puntos de Sekulic. Al final sumarían 38: 20 de Sekulic, 11 de Salvó –enorme en plena remontada en el tercer cuarto– y 7 de Van Lacke, entre ellos dos tiros libres clave a falta de siete segundos para el final y con 85-86, tras un triple de Strawberry.

Otra de las jugadas clave fue la eliminación de Rabaseda por faltas. El alero catalán pagó con la eliminación una técnica que vio por flopping tras tirarse ante Salvó, de forma que el conjunto grancanario perdió a un referente muy inspirado de cara a la canasta rival. Asimismo, Sekulic y Dani Pérez –que jugaba mermado por una tendinitis– agarraron el toro por los cuernos cuando vieron la posibilidad de poder dar una voltereta por el que ni el más optimista hubiera apostado pocos minutos antes. Así, la fe donostiarra se topó con la ansiedad de un Gran Canaria que se bloqueó y que acabó por dar vida a Gipuzkoa Basket cuando menos se esperaba.