2019/02/11

Un buen punto ante un rival mejor

La Real controló el primer tiempo, en el que acaparó la posesión del balón e impidió al Valencia atacar, y fue superada en el segundo.

Joseba ITURRIA
0211_kir_real2

VALENCIA CLUB FÚTBOL 0

REAL SOCIEDAD 0

 

La Real amplió ayer la racha de partidos sin perder con Imanol en el banquillo en un encuentro que tuvo dos partes muy diferenciadas. En la primera el equipo guipuzcoano fue mejor, con un control del juego y de la posesión de balón sin traducirlo en ocasiones de gol, y en la segunda los valencianistas fueron muy superiores e hicieron méritos para obtener la victoria.

Los de Imanol tuvieron que sufrir y acabaron muy justos en el apartado físico con los problemas de Raúl Navas, Joseba Zaldua y Asier Illarramendi que provocaron que la Real acabara el partido con diez por la lesión del capitán con los cambios ya realizados. Supo sufrir para sumar un punto que alcanza mayor valor por el momento y la calidad de la plantilla del Valencia, que es capaz de jugar dos partidos a la semana y se puede permitir el lujo de reservar para la segunda parte ayer a jugadores como Guedes, Coquelin y Rodrigo, iguales o mejores todavía que futbolistas del nivel y del coste económico de Cheryshev, Kondogbia y Santi Mina.

El Valencia, a pesar de que tres días antes tuvo un partido exigente y el jueves le espera la ida de su eliminatoria de la Europa League con el Celtic, presentó un gran equipo sin apenas rotaciones, y la Real fue capaz de arrancar un punto en un campo de Mestalla que se le ha dado mejor que los duelos con Marcelino, contra el que solo ha sumado tres puntos en catorce enfrentamientos de Liga.

Ante un entrenador tan bueno como desagradable, Imanol respondió bien con un planteamiento diferente a lo que le ha caracterizado hasta ahora para intentar responder a los problemas que podía plantear el Valencia con sus dos delanteros y su contragolpe. Luego lo supo modificar ante las dificultades de la Real en el segundo tiempo para poder despedir el partido sin encajar ningún gol y quedar a un punto de la sexta plaza que comparten Betis y Alavés a la espera del partido de hoy de los gasteiztarras contra el Levante.

Con Zubeldia de pivote defensivo

Imanol repitió el mismo once que ganó el derbi al Athletic con el único cambio de la entrada de Zubeldia por la ausencia de Zurutuza tras su gastroenteritis. El azkoitiarra jugó de pivote más defensivo con la misión de ayudar a los dos centrales con los dos delanteros valencianistas para generar superioridad a la hora de sacar el balón y para responder al peligro del contragolpe valencianista. Además cuando la Real presionaba la salida de balón buscaba a Parejo mientras que Merino apretaba a Roncaglia y Willian José a Garay para intentar recuperar el balón cuanto antes. En esa faceta Zubeldia estuvo muy acertado. De esta manera Illarra, que jugó más adelantado a la izquierda, tenía más libertad para recibir el balón sin preocuparse tanto de las tareas defensivas.

Marcelino solo cambió tres jugadores de campo, uno obligado por la baja de Gabriel Paulista, con respecto al equipo que jugó el jueves contra el Betis en la Copa y dosificó el esfuerzo de sus jugadores, que apenas presionaban la salida de balón realista. Eso provocó que la Real acaparase el 70% de posesión en la primera media hora de juego, pero sin generar ocasiones de peligro y sin aprovechar los cuatro saques de esquina que tuvo en los primeros quince minutos de partido en una fase de dominio culminada con un remate de Januzaj en buena situación que provocó ese cuarto corner.

El Valencia se limitaba a esperar algún error de la Real para salir a la contra y apenas tuvo un remate de Kondogbia en el primer saque de esquina local que Rulli atajó sin apuros. Una falta lejana de Januzaj a las manos de Neto sin peligro completó el balance de remates de un primer tiempo aburrido para el espectador. Por eso Marcelino adelantó más la presión en el último cuarto de hora y eso provocó que al descanso bajara la posesión realista al 64%.

Un segundo tiempo diferente

Esa tendencia se agudizó en el segundo tiempo –bajó al 57% al final del partido– porque el Valencia metió una marcha más al encuentro. Lejos de ser el equipo levantino el que acusara el cansancio por la acumulación de partidos al jugarse en la segunda mitad con más intensidad, la Real sufrió mucho en el apartado físico con los problemas de Raúl Navas, Joseba Zaldua y Asier Illarramendi.

El Valencia fue superior a la Real en el segundo tiempo y pudo marcar en dos saques de esquina cerrados muy bien sacados por Dani Parejo en los que Rulli y la defensa estuvieron muy mal sin que lo aprovecharan Gameiro y Roncaglia con la portería vacía. Mejor estuvo el meta argentino en dos remates de Rodrigo y de Piccini. Ante el acoso valencianista Imanol decidió colocar a Zubeldia como tercer central junto a Diego Llorente y Héctor Moreno y situar a Luca Sangalli con Illarra en el centro y a Sandro en la banda derecha para defender mejor a Gayà y a Guedes, que crearon peligro en la segunda parte.

Los guipuzcoanos apenas consiguieron salir a la contra en una buena internada de Theo que Sandro no acertó a rematar y tampoco Willian José en primera instancia, e Illarra pudieron aprovechar una falta de Piccini al borde del área al lateral izquierdo realista.

Ante el dominio del Valencia y los problemas de Zaldua e Illarramendi, que tuvo que ser retirado en camilla, la Real se limitó a defender un punto que permite mantener la racha de Imanol de ocho partidos sin perder, con tres victorias y tres empates en Liga, la famosa media inglesa que conduce Europa.

 

Imanol: «Si no puedes ganar, no hay que perder»

Imanol hizo una valoración satisfactoria del empate: «El punto es positivo. Nos hubiera gustado ser tan competitivos en el segundo tiempo como en el primero, pero no hemos podido conseguirlo. Nos ha costado mucho más enlazar situaciones en tres cuartos, estuvimos más espesos y, al ver que no ajustábamos bien la presión, he querido juntar al equipo, nos hemos replegado con una defensa de cinco para salir a la contra y hemos tenido un par de opciones. Hay que dar por bueno el punto viendo el segundo tiempo y el momento que atraviesa el Valencia. Hemos venido para jugarles de tú a tú y, si no puedes ganar, no hay que perder. Portería a cero y a ver si el punto lo hacemos bueno ante el Leganés».

Explicó el cambio que se produjo del primer tiempo al segundo: «La intención era seguir igual, pero hemos acusado que el Valencia está en un gran momento, sus cambios y el esfuerzo que hemos hecho en el primer tiempo. Nos ha costado mucho más, con varias pérdidas cuando ellos en las transiciones son uno de los mejores equipos. En el segundo tiempo nos hicieron daño, pero estoy satisfecho del primero, por competir como hemos competido ante un gran equipo, para lo que hemos tenido que hacer un esfuerzo muy grande». J.I.

Protagonistas

Rulli. Volvió a estar bien ante los remates rivales y en el juego con el pie, salvo en un mal pase, pero falló en dos ocasiones en el juego aéreo.

Zaldua. Acabó tocado físicamente y con una tarjeta que le impedirá jugar ante el Leganés. Imanol dijo tras el partido que Aritz estará en condiciones para el sábado.

Theo. Fue la única baza de la Real en ataque en la segunda parte y Oyarzabal tuvo que cubrirle las espaldas.

Zubeldia. Fue el mejor jugador realista del encuentro, con muchas recuperaciones y un buen trabajo de apoyo a sus centrales. Acabó como tercer central.

Merino. No estuvo acertado. Tiene cosas buenas, pero le cuesta jugar al ritmo que ponen los grandes equipos.

Januzaj. No pudo con Gayà en ataque e Imanol lo sustituyó para poder controlar en defensa al lateral valenciano.

Willian José. Jugó muy escorado a la izquierda y entró poco en juego.

 

El problema de Illarramendi, el más importante

La Real confirmó tras el partido que Raúl Navas fue sustituido al sentirse indispuesto, que Illarramendi acusó molestias en el aductor derecho que le obligaron a dejar el campo con los cambios realizados, con posible rotura, y que Zaldua acabó con un golpe en el muslo derecho.

 

Derrota de la Real C en el campo del Alavés B

La Real C perdió ayer con el Alavés B (5-3) en un partido en el que jugó con uno menos desde la primera parte. Al descanso se llegó con un 3-2. Los de Sergio Francisco siguen sextos pese a sumar dos puntos en los últimos cuatro partidos. El primer cadete también perdió en Gernika (3-2), pero sigue líder.

PROBLEMAS


En contra de lo que se podía esperar, la Real acabó peor el partido en el plano físico y sufrió los problemas de Zaldua, que terminó tocado, e Illarramendi, que tuvo que dejar el campo en camilla con los tres cambios ya realizados.