2019/02/12

«Cinco grandes objetivos» al margen de la mayoría sindical

Cargos del Ejecutivo autonómico, de Confebask y de los sindicatos CCOO y UGT asistieron ayer a la reunión de la Mesa de Diálogo Social, en la que acordaron «cinco grandes objetivos». Cinco metas «generales», tal como indicó la consejera María Jesús San José, adoptadas al margen de la mayoría sindical.

Ion SALGADO
0212_eko_lakua

Lakua acogió ayer la reunión de la Mesa de Diálogo Social, la primera desde la «institucionalización» de este foro por parte del Gobierno de Lakua. A la cita asistieron cuatro consejeras del Ejecutivo, el presidente de Confebask y los secretarios generales de los sindicatos CCOO y UGT, que acordaron un plan de trabajo y «cinco grandes objetivos». Cinco propósitos «generales» que se asemejan más a los retos de país establecidos por un gobierno al comienzo de una legislatura que a las metas concretas que se puedan fijar en una mesa sociolaboral.

Así, los participantes en la mesa pretenden avanzar en la igualdad efectiva de mujeres y hombres en el ámbito de las relaciones laborales, y contribuir a la cohesión social a través del empleo. Y quieren reforzar la calidad del mismo, en terminos de estabilidad, salud laboral, cualificación profesional y condiciones laborales; así como mejorar la «adecuación» entre la oferta y la demanda de ocupaciones laborales a través de la formación para el empleo «para atender los requerimientos dinámicos y cambiantes del mercado de trabajo», e incrementar la competitividad y sostenibilidad de las empresas «como fuente de generación de empleo y distribución primaria de la riqueza colectiva». Para alcanzar estos objetivos, pactaron la creación de cinco grupos de trabajo «estables» que comenzarán a trabajar en el plazo de un mes y estarán dirigidos por Emakunde y por los departamentos de Trabajo y Justicia, Empleo y Servicios Sociales, Desarrollo Económico e Infraestructuras, y Educación.

«Hemos dado un paso histórico constituyendo un instrumento básico para el fortalecimiento a través del diálogo de la cohesión social y el progreso económico de Euskadi. Una mesa de concertación de las políticas públicas que inciden en el ámbito sociolaboral recuperando el órgano de carácter tripartito entre el Gobierno vasco, las organizaciones empresariales y los sindicatos», destacó la consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, en la rueda de prensa ofrecida al término de la reunión, en la que insistió en que «no hay excusas para rechazar la participación en la Mesa de Diálogo Social».

ELA y LAB no participan

Con estas palabras se refirió a la ausencia de ELA y LAB, que ostentan la mayoría sindical y que llevan años sin participar en este foro por entender que el actual modelo de concertación social prioriza las políticas de la patronal y por el carácter «antidemocrático» de la mesa, donde no es necesario el acuerdo de todos los agentes participantes para aprobar una propuesta. Esto significa que al Gobierno y a Confebask les basta con lograr el apoyo de CCOO y UGT para sacar adelante sus iniciativas.

El responsable de Acción Sindical y Negociación Colectiva de LAB, que participó en una protesta organizada en la entrada de la sede de Lakua, denunció que la mesa «no tiene en cuenta la representación de los y las trabajadoras. Margina a la mayoría sindical y busca obtener acuerdos con la minoría. Y esto ocurre porque la minoría sindical practica un sindicalismo dócil y es mucho más fácil llegar a acuerdos con ellos para seguir extendiendo la precariedad y justificar las políticas neoliberales». En este sentido, Xabier Ugartemendia, remarcó que la Mesa de Diálogo Social es un «auténtico fraude, porque no tiene en cuenta la situación de los y las trabajadoras. No quieren hacer nada para mejorar las condiciones laborales».

LAB organizó una protesta en la entrada de la sede de Lakua para denunciar que la Mesa de Diálogo Social es un «auténtico fraude»