2019/02/12

Guaidó presiona a Italia para que se sume a su reconocimiento
GARA|ROMA
0212_mun_venezuela

«Estamos muy optimistas porque sabemos que el pueblo italiano está con nosotros y esperamos que el día de mañana el presidente Guaidó sea reconocido por el Gobierno italiano», celebró Rodrigo Diamanti, uno de los miembros de la delegación del opositor Juan Guaidó, que busca en Italia apoyo a su autoproclamación como «presidente» de Venezuela.

Este movimiento trata de presionar a Italia para que reconozca a Guaidó. Durante su reunión con el vicepresidente del Gobierno italiano y ministro del Interior Matteo Salvini, este habló por teléfono con Guaidó y le confirmó «su fuerte toma de posición en la confrontación con Maduro».

El grupo se encontró también con el ministro de Exteriores, Enzo Moavero, quien hoy comparecerá en el Parlamento para explicar la posición del Ejecutivo italiano. La coalición entre la Liga y el Movimiento Cinco Estrellas, es uno de los pocos miembros de la UE que no ha reconocido a Guaidó como «presidente».

Mientras la ultraderechista Liga exige la salida de Maduro, el M5E defiende el principio de no injerencia en los asuntos de otros países.

Además, con el objetivo de redoblar la presión sobre Italia, Guaidó publicará en la prensa italiana de hoy una carta a los italianos. La delegación también acudió al Vaticano y se reunió con el sustituto de la secretaría de Estado vaticana, el también venezolano Edgar Peña Parra, número tres de la Santa Sede.

Mientras, en Venezuela, el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, denunció desde la frontera del estado de Táchira con Colombia que la oposición pretende utilizar el envío de la supuesta ayuda humanitaria para introducir tropas en el país. «Esta ayuda ni es ayuda ni es humanitaria. Es solo un mecanismo que quieren utilizar para entrar en nuestro territorio», insistió el también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente.

Por su parte Guaidó intentaba reforzar el discurso de esa «ayuda humanitaria» señalando que ya ha entregado el primer cargamento y que prevé que entre al país «a finales de esta semana o comienzos de la otra».

A la vez, la Contraloría de Venezuela anunció la apertura de una auditoría al líder opositor por supuestamente recibir dinero de entes internacionales sin justificación y ocultar datos en su declaración jurada de patrimonio.