2019/02/12

Las urbes vascas sufrirán el cambio climático con una mayor intensidad

Aumentos de la temperatura de hasta 5 grados amenazan a las principales ciudades vascas a causa del cambio climático, según se desprende de los estudios realizados por la sociedad de gestión ambiental de Lakua, Ihobe. Este y otros datos alarmantes serán expuestos en la conferencia «Change the Change» de Donostia.

GARA|DONOSTIA
0212_eh_bero

El cambio climático es ya un fenómeno con efectos palpables, pero sus consecuencias irán creciendo en progresión geométrica a no ser que la humanidad se ponga de una vez las pilas y adquiera compromisos reales para limitar su alcance. Porque es algo que afecta a todo el mundo, también a Euskal Herria, claro, donde las afecciones derivadas de este fenómeno tendrán un impacto especial en las principales urbes y en sus habitantes.

Así se desprende de los estudios realizados por Ihobe, la sociedad de gestión ambiental del Gobierno de Lakua, que ha calculado un incremento de las teperaturas especialmente intenso en ciudades como Bilbo, Donostia y Gasteiz. En concreto, prevé aumentos de entre 4 y 5 grados centígrados en las máximas y entre 3 y 4 grados entre las mínimas, y augura que se registrarán unos diez días más al año con termómetros por encima de los 35 grados. Estos datos, seguramente extrapolables al resto de herrialdes de nuestro país, fueron expuestos ayer durante la presentación de la conferencia “Change the Change”, que entre el 6 y el 8 de marzo aspira a ser una de las principales citas sobre el cambio climático, con ponentes de primer nivel.

Más calor y menos lluvia

El consejero de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, fue el encargado de dar a conocer la estimación de los efectos del cambio climático, señalando que en el conjunto de la CAV para el final de este siglo se espera un incremento de entre 1 a 3 grados en las temperaturas mínimas extremas en los meses de invierno, y una subida de unos 3 grados en las máximas extremas del verano.

En este sentido, a partir de 2020 el número de días con heladas en la estación invernal se reducirá a la mitad, y desaparecerán los episodios de más de una semana de frío extremo, las denominadas olas de frío. En el lado contrario, en verano se esperan olas de calor más largas y un ligero aumento de su frecuencia. Así, de 2020 a 2050, afectarán previsiblemente al 30% de los días del verano, proporción que podría llegar hasta el 50 % para finales de este siglo.

En cuanto a las precipitaciones, el consejero autonómico advirtió de que los pronósticos auguran para año 2100 una reducción general de las lluvias del 15 al 20%, si bien en invierno aumentarán del 5 al 20% y en verano disminuirán del 30 al 50%, todo ello con más días de chubascos muy intensos y menos de pluviosidad moderada.

En el análisis de vulnerabilidad, Arriola subrayó el calentamiento de la temperatura del agua y el ascenso del nivel del mar, así como una mayor cantidad de flora invasora, la aceleración de la degradación del suelo, los efectos en los cultivos y ecosistemas forestales, y las repercusiones en la salud de los ciudadanos y ciudadanas. Por ello, opinó que sobran «motivos para movilizarse contra el cambio climático», valorando que la conferencia de Donostia supondrá una gran oportunidad para poder avanzar en esa dirección.

Medio centenar de expertos asistirán al foro de Donostia

La Conferencia Internacional “Change the Change” acogerá entre el 6 y el 8 de marzo, en el Kursaal donostiarra, a medio centenar de expertos en cambio climático y a unas seiscientas personas que podrán asistir a conferencias divididas en ocho ámbitos temáticos: la salud del planeta, el papel de las regiones, el entorno urbano, la sostenibilidad, la transición energética, la economía, la educación y el liderazgo de las mujeres.

Según expuso Iñaki Arriola, que estuvo acompañado por el diputado foral del ramo José Ignacio Asensio y el teniente de alcalde de Donostia, Ernesto Gasco, en la conferencia intervendrán ponentes de primer orden, como el economista británico Nicholas Stern, la codiretora ejecutiva de Greenpeace International, Bunny McDiarmid, la excomisaria europea de Clima Connie Hedegaard, o Manuel Pulgar-Vidal, responsable de Clima y Energía del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWT International). Entre las últimas incorporaciones citaron a Sylvia Earle, oceanógrafa de National Geographic, y Mónica López, directora del área de meteorología de RTVE y presidenta de la Asociación de Comunicadores de Meteorología ACOMET. Sobre la importancia del evento, Gasco destacó que «es una magnífica oportunidad para volver a situar a la ciudad en el mapa de todo el mundo», apostillando que «un acontecimiento de estas características es bueno para la promoción externa y los sectores económicos locales». GARA