2019/03/15

Kronika
DIMITE JON DARPÓN POR EL ESCÁNDALO DE LA OPE
DEJAN DIMITIR A DARPÓN ENTRE ELOGIOS ANTES DE LAS ELECCIONES

JON DARPÓN, QUE DIJO QUE SEGUIRÍA EN SU PUESTO «MIENTRAS EL LEHENDAKARI ME LO PERMITA», DIMITIÓ AYER. IñIGO URKULLU Y EL PNV ELOGIARON SU FIGURA, PERO IRÁN A LAS ELECCIONES SIN ESE LASTRE.

Iñaki IRIONDO
0315_eg_darpon

Por lo visto, la permisividad de Urkullu –«seguiré mientras el lehendakari me lo permita», había dicho Jon Darpón– llegó ayer a su fin

Según aseguró el lehendakari, Iñigo Urkullu, «la labor del consejero ha sido intachable». Le mostró «todo mi afecto, respeto y consideración». Y añadió que «es difícil encontrar más honestidad en el ejercicio de una responsabilidad pública que la demostrada por el consejero».

Pero lo dijo después de haber aceptado su dimisión. Hace dos semanas, el 26 de febrero, con los mismos datos que ayer había sobre la mesa, sabiendo que la Fiscalía había visto indicios de delito en la OPE y que el Parlamento lo iba a reprobar, GARA preguntó a Jon Darpón si iba a seguir como consejero y su respuesta fue tajante: seguiría «mientras el lehendakari me lo permita». Tras varias conversaciones con Urkullu estos días, Darpón ya no es consejero.

El grupo parlamentario del PNV hizo público un comunicado en el que critica la «campaña de acoso y derribo con que la oposición ha alimentado la mentira, el ruido y la sospecha sobre un consejero que ha desarrollado una gestión transparente y diligente». Tan diligente fue su gestión que los jeltzales le atribuyen éxitos como la «puesta en marcha» de «los hospitales de Urduliz y Eibar», proyectos que son anteriores a su llegada al Gobierno.

Andoni Ortuzar acusó al «tridente opositor vasco» (EH Bildu, Podemos y PP) de haber hecho «una oposición a la española». Pese a ello, el partido ha permitido que dimita, justo a las puertas de un periodo en el que se van a encadenar varias elecciones. Muchas palmaditas en la espalda pero la imagen que queda es la de que el partido suelta lastre para no dejar ese flanco al descubierto en campaña.

Mala gestión de la crisis

Ya de víspera surgieron rumores de que el consejero dimitiría ayer. La nota del Departamento llegó a las 12.45. Anunciaba que el consejero de Salud, Jon Darpón, había presentado su «dimisión irrevocable» al lehendakari, que la aceptó. Por lo visto, la permisividad de Urkullu –«seguiré mientras el lehendakari me lo permita»– había llegado a su fin.

La mala gestión de la crisis del fraude en la OPE de Osakidetza había obligado finalmente a dimitir al consejero de Salud, Jon Darpón. En junio del pasado año se denunciaron irregularidades en determinadas especialidades médicas de la OPE de Osakidetza, con evidencias y denuncias de que se habían producido filtraciones de pruebas. Darpón respondió inicialmente con arrogancia y con malas formas negándolo todo ante la prensa y en el Parlamento.

Pero las evidencias eran cada vez más claras y los sindicatos y los grupos de la oposición empezaron a exigir responsabilidades. Cuando el Parlamento iba a aprobar la creación de una comisión de investigación, el Departamento de Salud ofreció el sacrificio de la dimisión de la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, a la que le siguió el responsable de Recursos Humanos, Juan Carlos Soto. Estas dos dimisiones apaciguaron al PP, que evitó la comisión.

El 18 de febrero se supo que la Fiscalía veía indicios de delito en la OPE y llamaba como investigados a tres jefes médicos miembros de tribunales. La fiscal jefe dejaba además abierta la puerta a más responsabilidades.

La intervención de la Fiscalía hizo que los grupos de la oposición volvieran a exigir la dimisión o el cese del consejero, y se presentara en el Parlamento una propuesta de reprobación.

Tanto el lehendakari como el conjunto del Gobierno le mostraron siempre su apoyo, lo que Darpón agradeció ayer. Desde el Ejecutivo recordaron que la reprobación no obliga ni a la dimisión ni al cese. Sin embargo, ni Urkullu ni el PNV se han arriesgado a afrontar un inminente ciclo electoral con Darpón en el barco.

 

Nekane Murga asume la Consejería

La actual directora de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias, Nekane Murga, será la nueva consejera de Salud, según anunció ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, una vez conocida la dimisión de Jon Darpón.

Es licenciada en Medicina y Cirugía por la UPV-EHU. Ejerció como especialista en Cardiología en el Hospital Universitario de Basurto entre 1993 y 2012, donde fue jefa de sección, y también como profesora asociada en la Facultad de Medicina.

Nekane Murga, que fue presidenta de la Sección de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología entre 2007 y 2011, es desde 2016 la coordinadora del grupo de trabajo ‘Mujeres en Cardiología’.GARA