2019/04/16

La fortaleza del CSKA aguarda

Con el añadido de última hora de Matt Janning, Kirolbet Baskonia afronta su último escollo para optar a jugar la Final Four de Gasteiz.

Arnaitz GORRITI
0416_kir_janning

El CSKA de Moscú solo se ha perdido la Final Four en esta era moderna de la Euroliga en dos ediciones: la segunda de todas, la 2001/02, en la que se quedó en el Top 16, y la campaña 2010/11, en la que no pasó la primera fase en pleno proceso de renovación de su plantel y su banquillo. En este resto de ediciones de la Euroliga, el club del Ejército Rojo ha sido semifinalista, subcampeón o campeón. Siendo esto así, y teniendo en cuenta que el factor cancha pertenece al cuadro moscovita, Kirolbet Baskonia parte como víctima en su cruce previo a la Final Four de Gasteiz.

Pero una vez asumido que los gasteiztarras tienen ante sí una terrible fortaleza que asaltar, la ambición y las habilidades del propio Baskonia también están presentes para poder hacer posible lo que, a día de hoy, parece casi imposible. «Tenemos calidad suficiente para pensar que podemos sacar algo positivo», declaraba Velimir Perasovic ayer en el aeropuerto de Foronda, minutos antes de volar hacia Moscú. El primer asalto aguarda esta tarde a partir de las 19.00 en el Megasport Arena de Moscú, mientras que el segundo round tendrá lugar el jueves, a la misma hora y el mismo lugar.

Motivos para estar esperanzados siempre hay, y más cuando a la expedición baskonista se le unen efectivos por momentos. A los exitosos retornos de Patricio Garino y Tornike Shengelia se le ha unido a última hora el de Matt Janning, ausente hasta la fecha por una microrrotura en la fascia plantar y que ya el pasado sábado, aunque no estaba en disposición de jugar ante MoraBanc Andorra –no tenía dada de alta su ficha ante la Liga ACB–, pudo hacer parte del calentamiento sin aparentes problemas. Y como esas buenas sensaciones no han empeorado en los entrenamientos de estos días previos al viaje, el propio escolta georgiano-estadounidense ha decidido acompañar a la expedición por tierras rusas.

«Ayer –por el domingo– entrenó y se sentía bien. Pero hablamos de un jugador que durante cinco semanas no ha podido apoyar el pie. Supongo que va a tener problemas con el fondo físico, pero va a estar en el equipo seguro y veremos qué hacer», dijo el preparador del Baskonia, reservándose su decisión final para después de los últimos entrenamientos.

La última visita baskonista al Megasport Arena ha sido muy reciente, en la última jornada de la Liga Regular. Los gasteiztarras acabaron perdiendo por 82-78 después de dominar durante más de 30 minutos. El Baskonia pudo haber ganado de haber tenido un día menos aciago en los tiros libres –especialmente Shengelia– y un partido menos malo de Vildoza, así como de haber padecido un arbitraje menos casero. De hecho, los moscovitas ‘viajaron’ ¡40 veces! a la línea de tiros libres, cargando lógicamente de personales a un Kirolbet Baskonia que casi no pudo ni defender en los minutos de la verdad, momento en el que Hackett, Clyburn y Higgins le dieron la vuelta al partido con un parcial de 27-12.

Ya que pedir un arbitraje «favorable» es absurdo, al menos habrá que esperar que Lamonica, Latisevs y Panther, los miembros arbitrales escogidos, sean lo más justos que quepa exigir.

Ilusión por encima de todo

La realidad pondrá al Baskonia dentro o fuera de su Final Four. Pero lo cierto es que nadie podrá arrebatarle la ilusión de poder disputar el pase, y más con lo que ha costado llegar al cruce.

«Todo el que llega a un play off de la Euroliga tiene mucha ilusión y no hay nadie que no quiera jugar lo mejor posible, porque todo el mundo mira estos partidos», explicó ayer Perasovic. «Llevamos varios años jugando el play off, y sabemos lo bonito y difícil que es», añadió.

Por otro lado, por encima de lo que digan los datos estadísticos, «lo más importante es jugar el primer partido lo mejor posible. Sabemos que nos espera un equipo con mucha calidad individual que saca petróleo; eso es lo que me preocupa», añadió el técnico croata, que lidera un grupo que ansía asaltar la fortaleza del CSKA de Moscú.

 

Valencia Basket, título de Eurocup y billete de Euroliga

En el año 2010, el Valencia Basket de Neven Spahija, De Colo, Claver, Nielsen, y Lishchuk vapuleó al Alba Berlín por 44-67 en aquella final de la ULEB Cup. Pero hace solo dos años, Valencia Basket perdió la finalísima de la Eurocup perdiendo en La Fonteta ante un Unicaja que remontó la eliminatoria. Anoche, los de Jaume Ponsarnau se sacaron la espina; se impusieron 89-63 y lograron el título y el pase a la próxima Euroliga.

Fue el Alba Berlín quien dio primero, adelantándose 0-11 sin que el técnico taronja parase el tiempo. Cuatro minutos después del salto inicial, fue San Emeterio el primer jugador local en anotar. Una vez más, Valencia Basket se enfrentaba a sus fantasmas.

Pero tras aguantar el embate y llegar 17-18 al final del cuarto, los taronja reaccionaron. A golpe de defensa y triples, valiéndose de que Siva y Giedraitis descansaban a causa de las faltas, con Matt Thomas y Dubljevic de ejecutores, los de Jaume Ponsarnau voltearon el partido y llegaron 46-33 al descanso. Y gracias, porque de no haber sido por los 13 tantos de Siva y los 10 de Giedraitis...

No obstante, el conjunto alemán no tuvo ninguna opción de remontar. El dominio reboteador taronja, y los puntos de Dubljevic y San Emeterio trajeron el título y la fiesta a lo grande a La Fonteta. A. G.

A POR UN MILAGRO


Si la eliminatoria entre CSKA de Moscú y Kirolbet Baskonia parece desequilibrada, ¿qué decir del duelo entre Fenerbahçe y Zalgiris que arranca a las 19.45? Los lituanos, empero, nada tienen que perder, y sus jugadores tienen fe ciega en su técnico Saras Jasikevicius.