2019/04/22

Otegi pide un millón de votos independentistas y de izquierdas

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, se ha marcado como objetivo, según señaló en el Aberri Eguna en Iruñea, que en las elecciones del próximo domingo los independentistas de izquierdas sumen un millón de votos en todo el Estado para reivindicar la autodeterminación, la libertad de los presos e impulsar políticas sociales.

Martxelo DÍAZ|IRUÑEA
0422_eg_aberrianafarro

Un millón de votos de independentistas de izquierdas en las urnas del Estado español el 28 de abril. Este es el reto que Arnaldo Otegi, coordinador general de EH Bildu, se marcó como objetivo ayer en el mitin del Aberri Eguna en Iruñea. Con este apoyo «haremos frente a la derecha, reivindicaremos la autodeterminación, la libertad de los presos e impulsaremos políticas sociales de progreso», destacó.

Junto a ello, Otegi subrayó la importancia de que EH Bildu esté presente en Madrid. «Hay muchas razones para apelar al voto, pero hay una que es evidente: tenemos que estar allá porque algunos no quieren que estemos».

La celebración de EH Bildu del Aberri Eguna comenzó con elektrotxaranga y un pote junto a la Estación de Autobuses. Posteriormente, una manifestación encabezada por una pancarta con el lema «Erabaki» y portada por candidatos de la coalición marchó hasta el parque de la Taconera, donde tuvo lugar el mitin –«el que más gente ha reunido en esta campaña», según subrayó Otegi–. Después, los asistentes se desplazaron a Alde Zaharra, donde había programadas actividades de un carácter más festivo.

«La patria que queremos para Euskal Herria no es supremacista, es una patria de derechos y libertades. Es una patria para defender los intereses de la gente por encima de los de las élites», añadió Otegi.

El coordinador general de EH Bildu se mostró optimista ante la cita electoral del 28 de abril, subrayando que percibe a la gente contenta. «Y esa es la mejor encuesta, como decía Monzón», señaló, antes de destacar que EH Bildu ha logrado colocarse en el centro del tablero político y que el Estado español se encuentra en una crisis en la que ha optado por el autoritarismo.

Junto a representantes de EH Bildu, ayer también estuvieron miembros de ERC y BNG, formaciones con las que comparten acuerdo electoral junto a otras fuerzas. Marta Vilalta leyó una carta enviada por Oriol Junqueras, candidato de ERC, desde la cárcel de Soto del Real.

En la misiva destacó que «hay que seducir, hay que convencer, hay que ofrecer un futuro ilusionante, luchar por una sociedad más justa y libre. Esto es lo que hacemos y lo tenemos que hacer conjuntamente».

«Persistid, porque yo lo haré, nosotros lo haremos», añadió Junqueras.

El eurodiputado de ERC Jordi Solé destacó que «vamos a parar al tripartito de fachas llenando las urnas de votos» y advirtió que este planteamiento no supone «un cheque en blanco para el PSOE ni para las otras izquierdas». Además, subrayó la importancia de las próximas elecciones europeas, en las que se repetirá el acuerdo electoral, destacando que el Estado español «teme a Estrasburgo». Asimismo, puso en valor el papel que Pernando Barrena puede jugar como eurodiputado.

En nombre del BNG, intervino Rubén Cela, que tildó al Estado español de «fracasado como estado democrático y social porque niega nuestro derecho inalienable como pueblos a decidir nuestro futuro; porque no existe separación de poderes, las cloacas trufan todo el Estado y la corrupción es sistémico».

«Es un estado con presos políticos, con exiliados, con deportados y con extorsión, que está más tocado que nunca y sus últimos coletazos no son más que un síntoma de debilidad y no de fortaleza», señaló, antes de denunciar que un grupo de ciudadanos gallegos, entre los que se encuentra él mismo, puede ser condenado a penas de prisión y multas por reivindicar que el pazo de Meirás pertenece al pueblo y no a la familia Franco.

Pozueta: «Ante la involución»

La candidata de EH Bildu al Congreso por Nafarroa, Bel Pozueta, destacó que su objetivo es luchar por la justicia y denunció que el marco impuesto a Nafarroa en la denominada Transición impone estrictos límites. Así, recordó los recursos al Constitucional de leyes con contenido social aprobadas por el Parlamento navarro.

Junto a ello, Pozueta alertó de que «desde el Estado viene una involución que quiere acabar con nuestros derechos, los derechos de las mujeres, los jóvenes y los trabajadores».

«Vamos a hacer frente a la involución y al autoritarismo porque tenemos derecho a tomar nuestras propias decisiones para seguir avanzando en la construcción de una sociedad más justa», señaló, además de denunciar que «la relación de dependencia respecto a los poderes del Estado impide en Nafarroa adoptar medidas para paliar la situación precaria de familias navarras».

 

Pinchazo de Navarra Suma en su contraprogramación

Escasas decenas de personas acudieron ayer al acto que la coalición Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos) había convocado ayer en Iruñea para contraprogramar el Aberri Eguna organizado por EH Bildu. El presidente de UPN, Javier Esparza, comenzó su intervención diciendo que Arnaldo Otegi «es español porque lo pone en su DNI», lo que fue respondido por el coordinador de EH Bildu diciendo que «también pone que tiene fecha de caducidad». A continuación, Esparza se vio obligado a destacar que la coalición de UPN con Ciudadanos no supone una amenaza para los fueros porque la formación de Albert Rivera no tiene intención de eliminarlos. «Euskadi no es una nación, no la ha sido nunca. La patria vasca no existe. Navarra no va a rendir jamás pleitesía a un lehendakari vasco. Sin Navarra, nuestra historia y nuestros reyes, el nacionalismo vasco es humo», añadió.M.D.