2019/04/26

En 2015 el PP propuso a EH Bildu un apaño para la reelección de Maroto
Iñaki IRIONDO|gasteiz
0426_eg_maroto

Este miércoles el candidato del PP alaves, Javier Maroto, insultaba gravemente a Iñaki Ruiz de Pinedo, cabeza de lista por Araba de EH Bildu que le disputa el escaño. «Eres la escoria de la política. Miserablemente cobarde. No te voy a blanquear. Tengo vergüenza de compartir espacio contigo. Estás sentado aquí indignamente», le gritaba en un debate.

Pero hace cuatro años, cuando Maroto estaba a punto de perder la Alcaldía, el PP trató de pastelear con EH Bildu para garantizarle la reelección al frente del Ayuntamiento de Gasteiz.

En los pasillos del Parlamento

Lugar: los pasillos del Parlamento autonómico, concretamente en la entrada de las oficinas del grupo parlamentario independentista. Interlocutores: Iñaki Oyarzábal, dirigente del PP alavés, y Hasier Arraiz, presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu. Momento: 2015. Días previos a que los ayuntamientos de cada municipio elijan a sus respectivos alcaldes.

Iñaki Oyarzábal propuso a Hasier Arraiz que permitieran la reelección de Javier Maroto como alcalde de Gasteiz, con el argumento de que la polarización entre ambas fuerzas les había ido muy bien a las dos. Pretendía que se siguiera por ese camino que decía que llevaría al PNV, tercer partido del Consistorio en ese momento, desaparecer como opción municipal de gobierno. El PP se convertiría así en la alternativa conservadora y EH Bildu en la progresista, para futuras alternancias.

La oferta del PP tenía otro señuelo. Oyarzábal ofreció a Arraiz que algún concejal del PP podría «confundirse» al votar en algún pueblo de Araba para facilitar a EH Bildu esa alcaldía. Aunque este punto no ha podido ser confirmado por GARA, este municipio podría ser Artziniega, donde PNV y EH Bildu estaban empatados a cuatro concejales y el voto del PP fue determinante en favor del jeltzale.

Rechazo de EH Bildu

La respuesta de Hasier Arraiz fue la ya conocida por la evidencia de los hechos posteriores. Hizo saber a Iñaki Oyarzábal que con los planteamientos de carácter xenófobo que Javier Maroto había hecho sobre el cobro de las ayudas sociales, para EH Bildu no dejarles gobernar se había convertido en una prioridad, aunque fueran el partido más votado del Ayuntamiento.

Siendo la segunda fuerza municipal, EH Bildu, con Miren Larrion a la cabeza, permitió que el jeltzale Gorka Urtaran llegara a la Alcaldía. Y cabe recordar que aquel 13 de junio de 2015 el PSE antepuso sus intereses partidistas y retiró su apoyo a Urtaran, haciendo peligrar que Maroto fuera desalojado.

Precisamente los planteamientos de Javier Maroto sobre las ayudas sociales y la inmigración fue lo que encendió la chispa en el debate del miércoles. Iñaki Ruiz de Pinedo le reconvino que mintiera haciendo ver que el fraude es generalizado, cuando en el último año apenas se cifró en un 0,2%. Fue entonces cuando el candidato del PP escenificó su indignación contra EH Bildu, al que cuatro años antes pidieron sopitas.

 

López pregunta a Casado y Rivera dónde estaban cuando ETA mataba militantes del PSE

El cabeza de lista del PSOE al Congreso por Bizkaia, Patxi López, preguntó ayer a Pablo Casado y Albert Rivera dónde estaban ellos cuando ETA mataba a militantes socialistas en Euskal Herria. «Ni uno solo de los que nos insultan diciendo que tenemos las manos manchadas de sangre o llamándonos proetarras llega a la suela de la zapatilla de un socialista vasco, ni a la uña del pie de Jesús Eguiguren. Cuando nos mataban, ¿dónde estaban?. El PP vasco estaba aquí con nosotros y sé lo que sufrieron también. A ellos nunca les vi aquí defender la libertad».

En el debate del martes, Pablo Casado blandió ante Pedro Sánchez la noticia de una condena por violencia machista contra Jesús Eguiguren de los años 80, lo que indignó a la militancia del PSE. Según López, «nunca se había traspasado tanto la línea de la decencia política» como han hecho en esta campaña PP y Cs.GARA

OFERTA DEL PP

El PP proponía que la polarización con EH Bildu en Gasteiz venía bien a las dos fuerzas para anular al PNV y ofrecía «confundirse» al votar en alguna población alavesa que podía ser Artziniega y dar esa alcaldía a EH Bildu.

 

NEGATIVA DE BILDU

EH Bildu respondió que con las propuestas xenófobas que estaba haciendo Maroto, no dejarles gobernar Gasteiz se había convertido en su prioridad, aunque el PP fuera el más votado.