2019/05/15

Biarritz acogerá un foro y una cadena humana por los presos

Los Artesanos de la Paz y Bake Bidea son los impulsores de un encuentro que quiere «colocar bajo el foco de Biarritz el proceso de resolución, y en especial el camino por recorrer hacia una paz duradera». El 7 de junio tendrá lugar un foro sobre la construcción de la convivencia, y el 8, una cadena humana bajo el lema «Orain presoak».

Maite UBIRIA BEAUMONT|BIARRITZ
0515_eh_biarritzforo

El alcalde de Biarritz, el centrista Michel Veunac, ejerció de maestro de ceremonias en la presentación de la nueva iniciativa puesta en marcha por Bake Bidea y los Artesanos de la Paz.

«La paz es un camino difícil, que se construye paso a paso, y cuando las armas callan, nada acaba, porque queda lo más difícil, que es asentar la paz en las mentes y en las conciencias», expresó el primer edil, como introducción a la presentación del acto, que se desarrolló en el centro de congresos Bellevue.

Es en ese palacio que mira al mar donde se celebrará, los días 7 y 8 de junio, un foro con el que sus impulsores quieren «retomar los lazos» con el proceso de paz, y, de paso, «poner bajo el foco de Biarritz», ciudad que acogerá sólo dos meses después la reunión del G7, «lo andado desde Aiete hasta Arnaga, sin olvidar la jornada del desarme en Baiona», en palabras de Jean-René Etchegaray.

Aunque el programa no está cerrado, el día 7 de junio tendrá lugar un foro en el que se abordarán, con testimonios y reflexiones, los distintos sufrimientos que ha padecido la sociedad vasca. Un día después, una cadena humana enlazará la Roca de la Virgen y el Hotel du Palais, bajo el lema «Orain presoak».

Desbloqueo en París

Tal como confirmara en entrevista con GARA (5/5/2019) la presidenta de Bake Bidea, Anaiz Funosas, el desbloqueo del diálogo en París se debería traducir en breve en nuevos movimientos en relación a los presos vascos en cárceles francesas.

Según recordó ayer el «artesano» Mixel Berhokoirigoin, ese espacio de trabajo abierto en el Ministerio de Justicia por una delegación de electos y sociedad civil dio un primer fruto con el traslado escalonado de la mitad del colectivo de presos. Ello antes de que quedaran suspendidos los contactos, dada la falta de avances más decididos, a finales del pasado otoño.

No obstante, a las puertas de la manifestación en favor de los derechos de los presos, que reunió el 12 de enero a 9.000 personas en Baiona ( y a 85.000 en Bilbo) la propia ministra de Justicia, Nicole Belloubet, desmentía «una ruptura del diálogo».

Tras esa fuerte movilización social, respaldada por electos de todo el arco político, se volvieron a reanudar los contactos en París, y la delegación vasca se dice hoy a la espera de que se «materialicen» nuevos pasos.

Actualmente quedan ocho presos alejados, y nueve presas que, a falta de módulos para mujeres en cárceles cercanas a Euskal Herria, podrían ser, al menos, reagrupadas.

«El tiempo pesa y apremia, y el reloj no corre a favor de la paz, a menos que se concreten las voluntades», advertía expresamente Berhokoirigoin.

Actitud de la Fiscalía

A su vez, el presidente de la Mancomunidad Vasca no ocultaba su preocupación por la actitud «de la Fiscalía, y no tanto de los jueces» en relación a los casos que afectan a presos vascos. Etchegaray aludía, por su urgencia y gravedad, al caso de los tres presos labortanos que han entrado en su trigésimo aniversario de encarcelamiento: Jakes Esnal, Ion Kepa Parot y Xistor Haranburu. La justicia gala ha rechazado sistemáticamente sus demandas de libertad condicional pese a haber rebasado hace años el periodo de encarcelamiento obligatorio.

Berhokoirigoin expuso con crudeza las consecuencias «en contra del proceso de paz» derivadas de «abocar a estas personas a la única perspectiva de terminar su vida en prisión».

Uno tras otro, los participantes en la comparecencia aludieron al reconocimiento a todas las víctimas y pidieron abordar, también de «forma integral», la cuestión de los prisioneros. En este sentido, Funosas recordó que «el final del alejamiento es solo un paso, y hay que pasar a otra etapa, en la que se deje de aplicar una legislación especial, lo que permitiría acercar la vuelta a casa de los presos».

 

Declaraciones

«El final del alejamiento es solo un paso, pero hay que pasar a otra etapa, sin excepcionalidad, que acerque la vuelta a casa de los presos»

ANAIZ FUNOSAS

Bake Bidea

 

«El tiempo pesa y el tiempo apremia, porque el reloj no corre a favor de la paz a menos de que se concreten, y pronto, las voluntades»

MIXEL BERHOKOIRIGOIN

Artesanos de la Paz

 

«El Biltzar representa a todos los pueblos de Iparralde y animo a todos los alcaldes y electos a participar en esta nueva iniciativa en favor de la paz»

LUCIEN BETBEDER

Presidente del Biltzar de Alcaldes

 

«Las armas han callado pero queda lo más difícil, que es construir una paz que se asiente en las mentes y en las conciencias»

MICHEL VEUNAC

Alcalde de Biarritz

 

«No podemos entender de ningún modo que la Fiscalía persista en su actitud de no tener en cuenta el camino hecho por la sociedad vasca»

JEAN-RENÉ ETCHEGARAY

Pte de la Mancomunidad Vasca

COLECTIVO


Con la mitad del colectivo en el Estado francés (integrado actualmente por 40 personas) ya en Lannemezan o Mont-de-Marsan quedan todavía en cárceles alejadas de Euskal Herria 17, nueve de ellas mujeres.