2019/06/09

Erreportajea
 
GASTEIZ INTENTA DESALOJAR A QUIENES NO TIENEN DÓNDE IR

La «Iniciativa por el derecho a techo y contra la exclusión social de Gasteiz» denunció el martes que la Policía Local ha desalojado a las personas sin hogar que pasan las noches en el parking de Arana. El Ejecutivo habla de «un problema de salud pública y de seguridad».

Ion SALGADO
0609_eh_arana

Los soportales de la antigua escuela de Arana, donde hace poco más de un año se levantó un parking silo, son un refugio para muchas de las personas sin hogar que viven en Gasteiz –24 según el “IV Estudio sobre la situación de las personas en situación de exclusión residencial grave en la CAPV”–. Su día a día se vio alterado el jueves de la semana pasada, cuando fueron desalojados por efectivos policiales. «El Ayuntamiento envío a la Policía Municipal a desmantelar y requisar sus pertenencias», apuntó la “Iniciativa por el derecho al techo y contra al exclusión social de Gasteiz”, que denunció la «lamentable actuación policial y la absoluta falta de responsabilidad» del Gobierno local, formado por PNV y PSE.

«En vez de preocuparse por ofrecer apoyo y alojamiento digno a las personas que se ven obligadas a dormir en la calle desde hace meses, su única preocupación pasa por mandar a la Policía Municipal a tirar a la basura las pertenencias de estas personas», destacó la iniciativa, que incidió en que «son varias las cuestiones que se nos plantean. ¿Acaso busca el Ayuntamiento que las personas a las que no atiende adecuadamente se vayan de la ciudad?, ¿qué recursos sociales se han ofrecido a estas personas cuando los de emergencia se encuentra al cien por cien de ocupación desde hace meses?».

«Los colectivos que formamos parte de la iniciativa tenemos claro que lo que el Ayuntamiento quiere es ocultar la pobreza y su falta de respuestas ante las necesidades sociales», aseveró, y reclamó a los partidos que formen parte del Consistorio a partir del día 15 que actúen y establezcan «como prioridad absoluta tomar medidas que faciliten el acceso a una vivienda digna para todas las personas y que refuercen y aumenten unos servicios sociales cada vez más necesarios y que se encuentran saturados». «Dar runa atención digna a las personas a las que trató de manera tan humillante el pasado jueves sería una medida totalmente necesaria y, sin duda, supondría un buen comienzo de legislatura», apuntó en alusión a los ediles de PNV y PSE, que, probablemente, vuelvan a formar un ejecutivo de coalición.

«Problema de salud pública»

Por su parte, fuentes del Gobierno local indicaron en una nota que, «desde hace tiempo, distintos servicios municipales han venido advirtiendo del problema de salud pública y de seguridad existente en el parking de Arana por la acumulación de enseres de estas personas y por prácticas peligrosas que llevaban a cabo, como era cocinar con fuego junto a decenas de vehículos». «Estos temores quedaron patentes, semanas atrás, con el fuego que provocaron en unos colchones, lo que supuso un claro riesgo para estas personas y para las viviendas y vecinos y vecinas de la zona. Ante este grave hecho, y atendiendo a las indicaciones y recomendaciones de los distintos servicios municipales, la pasada semana se tomó la decisión de actuar con urgencia y, en colaboración de la Policía Local, obligar a estas personas a que abandonaran el lugar», manifestaron.

Las mismas fuentes hicieron hincapié en que las personas que duermen en el parking de Arana «cuentan con seguimiento de los educadores de calle del servicio Hurbil, del departamento de Políticas Sociales. Entre las tareas de estos educadores de calle figura la de convencer a estas personas ‘sin techo’ para que sean atendidas por los servicios sociales del Ayuntamiento. Algunas lo han rechazado y otras son usuarias de recursos como el Centro Estrada, Aterpe, Casa Abierta y el comedor social». Cabe señalar que muchas de las personas desalojadas, en lugar de acudir a estos servicios, han vuelto al parking de Arana. Una prueba de que no se puede desalojar a quien no tiene a dónde ir.

SIN HOGAR


El «IV Estudio sobre la situación de las personas en situación de exclusión residencial grave en la CAPV» reveló que en Gasteiz hay 24 personas sin hogar. En Arana han llegado a dormir más de una decena.