2019/07/10

Kronika
ESCUELA DE VERANO DE BC3 Y UPV/EHU
UN DÍA PROPICIO PARA HABLAR DE EFECTOS DE LA CRISIS CLIMÁTICA EN ÁREAS URBANAS

LA DÉCIMA EDICIÓN DE LA ESCUELA DE VERANO ORGANIZADA POR BC3 Y LA UPV TUVO COMO EJE PRINCIPAL DE DEBATE LA ADAPTACIÓN DE LAS CIUDADES Y ZONAS URBANAS A LA CRISIS CLIMÁTICA, UNA AMENAZA QUE YA SE CONJUGA EN PRESENTE, COMO ACABAMOS DE VER, DE FORMA TRÁGICA, EN NAFARROA. LAS JORNADAS CONCLUYEN ESTE MEDIODÍA EN BIZKAIA ARETOA.

Iker BIZKARGUENAGA
0710_eh_bc3
La tercera y última jornada de esta edición se centrará hoy en el diseño y aplicación de políticas para limitar el aumento de la temperatura mundial

Hay ocasiones en que la casualidad, que siempre es caprichosa y a veces se muestra dramática, se las apaña para que la actualidad se cuele en eventos organizados con mucho tiempo de antelación. Algo así ocurrió ayer a mediodía, cuando en el auditorio Baroja de Bizkaia Aretoa un nutrido grupo de personas asistía a las explicaciones de Swenja Surminski sobre los retos que afrontan las ciudades para adaptarse a las inundaciones, mientras en Tafalla intentaban sacudirse la pesadilla en forma de riada vivida sólo horas antes.

Probablemente, quienes llenaban la sala tuvieron en mente lo ocurrido la víspera en Nafarroa mientras la ponente desentrañaba las claves para que las zonas urbanas puedan mostrar mayor resiliencia ante las riadas, que se prevén cada vez más intensas y devastadoras a causa de la crisis climática. Alguno de los asistentes hizo mención de esa coincidencia en las redes.

La segunda sesión de la Escuela de Verano sobre Cambio Climático, organizada por Basque Centre for Climate Change (BC3) y la UPV/EHU, estuvo centrada en las estrategias de adaptación urbana a las consecuencias del calentamiento global, y tuvo como colofón una mesa redonda en la que además de Surminski, que es investigadora del Grantham Research Institute on Climate Change and the Environment, que forma parte de la London School of Economics and Political Science, intervinieron Bernhard Schiessl, asesor del CICERO Center for International Climate Research, e Iñigo Losada, catedrático de Ingeniería Hidráulica de la Universidad de Cantabria y que estuvo moderada por Marc Neumann, doctor en Ingeniería Medioambiental e investigador del BC3, así como miembro de Ikerbasque.

Una audiencia joven

Los ponentes ya habían tomado la palabra previamente durante la mañana –Schiessl habló sobre desarrollo urbano y finanzas y Losada lo hizo sobre la adaptación urbana ante la subida del nivel del mar–, y el coloquio fue una especie de puesta en común en la que en tono distendido participaron muchos de los presentes, cuyas preguntas enfocaron desde todo tipo de ángulos al tema general de debate. Se habló mucho de economía, de inversiones, financiación..., ante un auditorio donde las y los jóvenes eran gran mayoría.

Ya era la hora de comer cuando se puso punto y final a la jornada, que tendrá continuación hoy, a partir de las 9.15, con una conferencia sobre la demanda energética a cargo del profesor de la Universidad Pontificia de Comillas Pedro Linares, quien compartirá mesa redonda cuatro horas después con Alina Averchenkova, Gonzalo Saenz de Miera y Christoph Böhringer para dar el cierre a esta edición.

La Escuela de Verano cumple su décimo aniversario con el objetivo inicial de hacer una aportación a la lucha contra la crisis climática, que no es una amenaza que esté llamando a nuestra puerta sino una realidad que ya ha entrado en casa. De forma arrolladora y sin pedir permiso.