2019/07/12

Erreportajea
 
KATUSHA NEGOCIA UNA FUSIÓN A CONTRARRELOJ PARA SALVAR SU EQUIPO

El manager del Katusha, José Azevedo, rechazó que hayan tomado una decisión definitiva y diversos medios apuntaron ayer que el equipo ruso con licencia suiza busca una fusión con el Israel y el Corendon de Van der Poel, por el que apuestan sus sponsors Canyon y Alpecin.

Joseba ITURRIA
0712_kir_ciclismo3

El futuro del Katusha fue el tema de conversación de ayer en el Tour después de que el día anterior “L’Equipe” asegurara que en la noche del martes el equipo había comunicado a sus corredores que no iba a seguir la próxima temporada en el pelotón y que les ha dado libertad para buscar su futuro, algo que su manager José Azevedo y los propios corredores han desmentido.

El portugués señaló que «hemos solicitado una nueva licencia para el World Tour y estamos en plena marcha con el proceso de registro para los próximos tres años. Tenemos diez corredores con contrato para 2020 y tendrán que esperar la decisión final del equipo. Nunca les hemos dicho que Katusha se detendrá o que pueden buscar otro conjunto para el próximo año. Los corredores sin contrato tienen libertad, pero como todos, y también pueden seguir en el equipo».

No solo Azevedo, también uno de sus mejores corredores, Nils Politt, segundo en Roubaix, dijo que la noticia «no es cierta. Hay mucha especulación en los medios. Solo puedo decir que el equipo está trabajando duro. Especialmente el jefe Alexis Schoeb que negocia para que el equipo continúe el próximo año. Tenemos que esperar para recibir noticias. Tengo contrato el año que viene y si el equipo continúa me quedaré».

También lo confirmó Debusschere, que también tiene contrato para 2020: «No es agradable correr de esta manera. Tenemos un grupo que funciona bien juntos, pero todos queremos saber rápido dónde estamos. Todos se beneficiarían de eso. Si ya sabes que el equipo se detendrá por completo, puedes comenzar a buscar uno nuevo. Pero mientras más dure la incertidumbre, más tarde se podrá comenzar a negociar. Y eso es molesto. Puede ser demasiado tarde para entonces para poder ir a un buen equipo».

Negociaciones para buscar una solución

En principio a los corredores les dijeron que en la jornada de descanso del martes les iban a comunicar si el equipo iba a seguir y mientras tanto la sociedad suiza que gestiona el Katusha parece trabajar en una fusión después de que Canyon, la empresa que suministra las bicicletas, comunicara que no quería seguir con el equipo tras llegar a un acuerdo con Mathieu Van der Poel y su Corendon hasta 2023 y llevarse como copatrocinador al proyecto al segundo patrocinador, Alpecin. La empresa germana de champús entró en el equipo con el sprinter alemán Marcel Kittel en una apuesta que fue un fiasco hasta el punto de que ya ha rescindido el contrato con Katusha.

El que será Corendon-Alpecin ha anunciado su deseo de ser World Tour en 2020, pero el equipo no estaba y sí Katusha entre los 23 que habían solicitado una licencia para correr en la máxima categoría entre 2020 y 2022. Los franceses Arkea-Samsic, Cofidis, Direct Energie y Vital Concept, con el objetivo de asegurar el Tour, y el Israel Cycling Academy eran los cinco nuevos aspirantes y por eso se ha especulado en la posibilidad de que Katusha dejara toda la estructura a Corendon-Alpecin y Canyon y a los diez corredores con contrato, aunque esta opción habría perdido fuerza en los últimos días.

La web Cyclingnews publicaba ayer que el Israel Cycling Academy está en negociaciones con el Katusha para intentar asegurar su presencia en el World Tour porque ni en el caso de que se amplíen a veinte las licencias tendría fácil entrar en la máxima categoría o recibir invitaciones de las grandes. El equipo israelita está impulsado económicamente por el multimillonario Sylvan Adams, que estaría dispuesto a tomar el relevo a otro que ya se ha cansado de poner el dinero en un equipo que no responde a su presupuesto. El magnate del petróleo ruso Igor Makarov impulsó el Katusha en 2009 después de que otro multimillonario, Oleg Tinkov, abandonara su equipo y ha sido el que ha mantenido vivo el Katusha desde una pasión por el ciclismo que le empujó también a ser vicepresidente de la Federación Rusa.

purito: «no puedes cambiar la idea del equipo y perder la firma que tenía»

Entre las reacciones sobre la situación de Katusha destacó ayer la del hombre que le dio brillo desde 2010 a 2016, Joaquim Rodríguez, que en TVE declaró que «es una pena porque es el equipo en el que he vivido mis mejores años. No se puede cambiar la idea del equipo. De ser un equipo de grandes vueltas, de clásicas, a tener sprinters. Han querido cambiar toda la línea de trabajo y han perdido la firma que tenía Katusha en el pelotón. Me da pena porque Igor Makarov invierte muchísimo en el equipo, es un amante del ciclismo, un apasionado que disfrutaba muchísimo del equipo, y si desaparece es una lástima. No es el tema de que les haya fallado Kittel, salvo Zakarin, que les ha dado un gran resultado, en las grandes están desaparecidos y eso es difícil de asumir para Makarov, que es el que pone el dinero. No se puede perder la forma de correr del equipo».J.I.