2019/07/12

La explosión de un coche bomba deja trece muertos en Rojava
GARA|Afrín

Al menos trece personas, ocho de ellas civiles, murieron y más de 30 resultaron heridas al explotar ayer un coche bomba en la localidad de Afrín, en Rojava (Kurdistán bajo administración de Siria), una zona ocupada por las milicias aliadas de Turquía, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La explosión tuvo lugar en las inmediaciones de un punto de control para la inspección de vehículos a la entrada de la ciudad, y entre las víctimas mortales hay dos menores y cuatro combatientes de las milicias leales a Ankara que luchan bajo el paraguas del opositor Ejército Libre Sirio.

Un representante de la Media Luna Roja siria, Ali Andan, señaló a Efe que lo que provocó el estallido fue un tanque de combustible cargado con explosivos, ubicado en una calle de Afrín.

Facciones opositoras sirias opositoras leales a Turquía controlan esta zona kurda próxima a la frontera, invadida en 2016 por tropas turcas con el argumento de expulsar a las milicias kurdas consideradas «terroristas» por Ankara. Las fuerzas turcas están presentes en la franja fronteriza desde Azaz a Yarabulus y desde 2018 también controlan el cantón kurdo de Afrín.

Explosión en Qamishlo

Una segunda explosión de un coche bomba cerca de la iglesia de la Virgen María en la también kurda ciudad de Qamishlo dejó ayer al menos once heridos. El atentado dañó la fachada de la iglesia ortodoxa siria.

Las fuerzas kurdas, punta de lanza de la lucha contra el Estado Islámico (ISIS) en Siria, controlan la mayoría de la ciudad de Qamishlo, escenario de varios ataques yihadistas en los últimos años.