2019/07/12

Teuns gana y Thomas saca unos segundos en el primer final en alto

Mikel Landa lo intentó a falta de cuatro kilómetros después de un gran trabajo del Movistar con un ataque que neutralizó Gaudu y solo perdió nueve segundos con el galés. Ciccone arrebató el liderato a Alaphilippe.

Joseba ITURRIA
0712_kir_ciclismo

Dylan Teuns ganó ayer la sexta etapa, la primera de alta montaña del Tour, con final en el alto de La Planche des Belles Filles, donde superó a su compañero de escapada Giulio Ciccone. El italiano arrebató el liderato a Julian Alaphilippe por seis segundos después de que el francés atacara en la dura rampa final y solo Geraint Thomas y Thibaut Pinot pudieran seguirlo.

Junto a ellos el favorito que dio una mejor sensación ayer en la primera etapa de alta montaña fue Mikel Landa, que atacó a cuatro kilómetros para la meta con fuerza, sin que el Ineos, que solo tenía a Kwiatkowski con sus dos líderes, pudiera responder. Pero apareció David Gaudu, el ganador del Tour del Porvenir de 2016, para realizar un gran trabajo para Pinot y atraparlo cuando se entraba en un último tramo durísimo de gravilla en el que el alavés fue capaz, a pesar del esfuerzo realizado, de llegar décimo, séptimo entre los favoritos, y perder solo nueve segundos con respecto a Thomas. Por delante suyo solo entraron además entre los que disputan la general Pinot, Alaphilippe, Nairo Quintana, Buchmann y Fuglsang, que demostró estar recuperado de la caída del sábado. Con el mismo tiempo del alavés llegaron Porte y Bernal, que no estuvo al nivel esperado y deberá mejorar para disputar la jefatura de filas a Geraint Thomas.

Más tiempo perdieron con el galés Adam Yates y Dan Martin (14 segundos), Urán (18), Mas (33), Kruijswijk (35), Nibali (51) Aru (1:02) y Romain Bardet, el gran derrotado de la jornada al ceder 1:09 con el ganador de la última edición del Tour, que se confirma como el primer favorito tras ser el más fuerte en un final en una rampa del 24% que no era el más propicio para un ciclista de sus características.

Una escapada con permiso

La etapa tuvo dos luchas diferentes porque el pelotón dio demasiada ventaja a una escapada formada sin mucha pelea en el primer kilómetro por catorce corredores de buen nivel como Wellens y De Gendt (Lotto), Politt (Katusha), Teuns (Bahrain), Cosnefroy (Ag2r), Pauwels (CCC), Bernard y Ciccone (Trek), Arndt (Sunweb), Berhane (Cofidis), Grellier (Total), Greipel (Arkéa), Meurisse y Pasqualon (Wanty).

El pelotón les dejó coger ventaja y fue Deceuninck el que marcó el ritmo del grupo hasta que a 59 kilómetros de meta empezó a trabajar Ineos con ocho minutos de desventaja y enseguida le tomó el relevo Movistar para marcar un fuerte ritmo en cabeza que no detuvo hasta el último puerto.

De Gendt se marchó por delante en la fuga a 37 de meta al pasar en cabeza el puerto del col des Croix y fue atrapado en la corta, pero durísima subida de Chevrères (3,5 kms. al 9,5% con uno entero al 14,9%), donde se quedaron por delante Wellens, Teuns, Ciccone y Meurissse.

Los fugados comenzaron la subida final con cuatro minutos al pelotón a pesar del gran trabajo de Marc Soler, renta que fue suficiente para que los dos más fuertes de la fuga, Ciccone y Teuns, se disputaran la victoria en un duelo que ganó el corredor del Bahrain. El italiano tuvo el consuelo del maillot amarillo.

Movistar, más fuerte que Ineos en el primer duelo en la alta montaña

Thomas acabó fuerte entre los favoritos en la Planche des Belles Filles, pero lo más significativo fue que Movistar respondió mejor que el Ineos en la primera etapa de alta montaña. Erviti, Verona, Oliveira y Amador endurecieron la carrera y cuando entró a tirar Valverde en la dura subida a Chevrères se quedaron Rowe, Moscon, Poels y Castroviejo. Thomas y Bernal solo tenían a Van Baarle y Kwiatkowski, que fue el único que aguantó en la subida final. Eso abre un escenario distinto a otros años.J.I.