2019/07/17

EDITORIALA
El CRL confirma los retos laborales pendientes

El Consejo de Relaciones Laborales presentó ayer el informe “Situación Económica y relaciones laborales en la CAPV 2018” en el que el organismo público viene a confirmar lo que ya se intuía: se mantiene la elevada temporalidad en el empleo al tiempo que mejora levemente la negociación colectiva con más convenios colectivos renovados y subidas salariales.

El informe señala que la temporalidad se mantiene pese a los pequeños cambios que se observan en la contratación. En todo caso, no conviene dejarse engañar por los elevados porcentajes que se apuntan en el documento puesto que la base –el número de contratos fijos– es muy pequeña. Si se parte de muy poco cualquier crecimiento, por importante que sea, no traerá grandes cambios. Además, las tasas de temporalidad dan a entender que los nuevos contratos fijos no llegan ni siquiera a cubrir los fijos que desaparecen por jubilación, con lo que la temporalidad seguirá siendo todavía una característica persistente de las actuales relaciones laborales precarias.

Por otro lado, el informe apunta una evolución positiva en la firma de convenios en los que la subida salarial supera por primera vez en mucho tiempo el IPC en dos décimas. Si bien es un dato positivo conviene relativizar su importancia, toda vez que todavía se está lejos de recuperar lo perdido estos últimos años de crecimiento económico. La desigualdad en el reparto de la riqueza es ahora mucho más profunda que hace diez años, tal y como lo atestiguaban los datos de la Encuesta sobre Pobreza y Desigualdades Sociales que se conocieron la semana pasada.

Por último, el informe del CRL alude a la perdida de personas en edad de trabajar. Si en la pasada década se han perdido 90.000, en la próxima se prevé una merma similar. Un reto clave para la economía vasca que exige cambios de envergadura en las relaciones laborales; y también en los servicios públicos de modo que posibiliten una mayor participación de las mujeres en el empleo.