2019/08/10

La alternativa de Huawei a Android es el sistema operativo HarmonyOS

El gigante tecnológico chino presentó ayer su propio sistema operativo, llamado HarmonyOS, con el que plantea una alternativa al Android de Google ante las perspectivas de que la guerra comercial entre EEUU y China le impida poder utilizarlo para sus dispositivos.

GARA|Dongguan
0810_eko_huawei

En la primera jornada de la Conferencia de Desarrolladores 2019, en Dongguan, Huawei acabó con meses de rumores y especulaciones al presentar la plataforma sobre la que pretende construir su propio ecosistema de software. En el evento, el consejero delegado de la división de consumo de la compañía, Richard Yu, indicó que contar con un sistema operativo propio es necesario para afrontar los futuros retos de la era del internet de las cosas (IoT).

Yu explicó que algunas de las características de HarmonyOS ya se habían implantado en algunos de sus teléfonos inteligentes de alta gama y en otros aparatos. Con su nueva plataforma, que será de código abierto, Huawei pretende que la experiencia de usuario sea fluida en todos sus dispositivos.

Por ahora, según avanzaron medios especializados, el primer dispositivo en funcionar con HarmonyOS será un televisor de Honor, la segunda marca del gigante tecnológico chino.

El pasado 30 de julio, durante la presentación de los resultados semestrales de Huawei, su presidente, Liang Hua, indicó que, «si EEUU nos permite utilizar Android, siempre será nuestra preferencia pero, si no, tenemos la capacidad de desarrollar nuestro sistema operativo y su ecosistema». No obstante, Liang mantuvo el misterio sobre el ayer desvelado HarmonyOS al ser preguntado si ya estaba listo y si los teléfonos lanzados en los próximos meses lo incorporarían: «En su momento ya verán con sus propios ojos cómo de preparados estamos».

Las informaciones sobre el sistema operativo propio de Huawei aumentaron después de que en mayo Washington incluyese a la compañía china en una lista negra al considerarla un peligro para su seguridad nacional y vetase sus negocios con empresas estadounidenses.

Al mismo tiempo comenzó a crecer la preocupación entre los usuarios sobre la posibilidad de que las aplicaciones de Android dejaran de funcionar en los aparatos de Huawei ya adquiridos.

La relación con Google

El veto fue levantado temporal y parcialmente en junio, como parte de la tregua comercial pactada por el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping.

Pero el recrudecimiento de las disputas arancelarias entre Pekín y Washington deja en el aire el futuro de la relación entre Huawei y Google.

Si el veto se mantiene en pie, los nuevos dispositivos de Huawei no podrán acceder a Google y tampoco podrán usar las aplicaciones desarrolladas por la empresa estadounidense, como Google Play Store.

«Nosotros queremos aportar, sobretodo, armonía y comodidad al mundo», subrayó ayer Richard Yu, quien también aseguró que «si no podemos utilizar Android, podremos pasar todas nuestras aplicaciones a HarmonyOS».