2019/08/14

Aldanondo advierte de su «situación crítica» un año después del incendio
GARA|AGURAIN

Los responsables de Aldanondo Corporación Alimentaria, la mayor empresa de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Idiazabal, afirma que la compañía puede desaparecer si la aseguradora mantiene bloqueada la indemnización por el incendio que hace un año arrasó la planta de Agurain.

A través de un comunicado difundido ayer, advirtieron de que están en el aire tanto la única empresa «industrial» de queso Idiazabal, «líder» de esta DOP, como los 50 empleos que tenía la planta alavesa, que en el momento del siniestro transformaba 200.000 litros diarios de leche en queso y almacenaba dos millones de kilos de este producto.

Tal y como detalló la compañía, tras el incendio, que se «originó fortuitamente por la noche» ahora hace un año en una máquina fregadora que estaba cargando baterías cuando nadie trabajaba, la empresa comenzó inmediatamente los trabajos de reconstrucción de la planta para volver a la actividad lo más rápidamente posible.

Pero el pasado mes de marzo tuvieron que paralizar la reconstrucción porque la aseguradora Generali se niega a pagar la indemnización correspondiente a pesar de que los juzgados han dado «siempre» la razón a Aldanondo, que continúa vendiendo los quesos con su marca gracias que otras empresas de la denominación fabrican sus productos.

El gerente de la empresa precisó que Generali argumentó en sus recursos que existió «intencionalidad» en el incendio, frente a lo que determina el atestado de la Ertzaintza y los tribunales.