2019/08/14

Frutas y gasolinas dieron un pequeño impulso alcista al IPC en julio

En términos anuales, el índice de precios de consumo subió una décima en julio en el Estado español, hasta el 0,5%, rompiendo la tendencia a la baja registrada en los dos meses anteriores. No obstante, sigue muy lejos del 1,5% alcanzado en el pasado mes de abril.

GARA|DONOSTIA

El IPC retrocedió en el Estado español un 0,6% en julio en relación al mes anterior y elevó una décima su tasa interanual, hasta el 0,5%, manteniéndose en sus niveles más bajos en casi tres años, según los datos definitivos publicados ayer.

El INE atribuyó el repunte de la tasa interanual a la evolución de los precios de las frutas, que bajaron menos de lo que lo hicieron en julio de 2018, y al encarecimiento de los carburantes, que subieron respecto a los que marcaban las gasolineras hace un año.

Con el dato de julio, el IPC interanual retoma la senda alcista tras haber encadenado dos meses consecutivos de descensos después de que en mayo bajara siete décimas de golpe y en junio, cuatro décimas.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en julio en el 0,9%, con lo que se sitúa cuatro décimas por encima del IPC general.

Más en concreto, entre los grupos que contribuyeron en julio al ascenso de los precios se encuentran la alimentación, que elevó cuatro décimas su tasa anual, hasta el 0,9%, por la evolución del precio de las frutas, y el transporte, cuya tasa anual escaló cinco décimas, hasta el 0,5%, por el encarecimiento de los carburantes. Por contra, el grupo de vivienda recortó dos décimas su tasa interanual, hasta el -1,7%, por la estabilidad de los precios del gas frente al repunte que registraron un año antes, mientras que la tasa anual de hoteles, cafés y restaurantes bajó dos décimas, hasta el 2%, debido a que los precios de los servicios de alojamiento subieron menos que en 2018.

En términos mensuales, el IPC retrocedió un 0,6% en julio animado por los descensos de precios de vestido y calzado (-12,6%) debido a las rebajas de verano, y por los alimentos, que recortaron sus precios un 0,3% en el mes principalmente por el abaratamiento de las frutas.

Caída en vivienda

Hego Euskal Herria mantiene un carácter más inflacionista respecto a la media estatal. En términos anuales, la inflación sigue en el 1% en Nafarroa, mientras que en Araba y Gipuzkoa se quedó en julio en el 0,8%, y Bizkaia marcó el 0,7%.

En la CAV, los sectores más inflacionistas en términos interanuales fueron transporte, por un lado, y hoteles, cafés y restaurantes, por otro, ambos con un incremento de precios del 2,1%. En el lado de los descensos, destacó la caída de precios acumulada por el sector de la vivienda, que retrocedió un -1,8%.

En Nafarroa, la tasa anual de vivienda también fue del -1,8%, tres décimas inferior a la del mes anterior, mientras que la de alimentación y bebidas no alcohólicas disminuyó tres décimas, situándose en el 1,2%.