2019/08/14

La editorial Norma recupera el itinerario cronológico de los viajes de Corto Maltés

Profundamente marcado por la literatura y los viajes, el artista veneciano Hugo Pratt plasmó en su personaje Corto Maltés sus propias inquietudes y anhelos. La editorial catalana Norma ha iniciado la edición cronológica de esta inmortal saga de cómic que arrancó en 1967 con la referencial «La balada del mar salado».

Koldo LANDALUZE
0814_kul_corto

Creado en 1967 por Hugo Pratt, Corto Maltés es uno de los personajes más reconocidos y celebrados del cómic mundial y una prolongación idealizada de su propio creador, Hugo Pratt. El recordado autor veneciano fue un hombre profundamente marcado por la literatura y por los viajes, y nunca fue ajeno a la convulsa realidad sociopolítica que vivieron tanto él como su personaje.

En relación a ello, Pratt recordó en una excelente entrevista que concedió a “El viejo topo” que eligió «un período histórico que es el principio de este siglo, porque era un período de grandes cambios económicos y políticos. Desde el romanticismo se giró hacia la toma de conciencia que las grandes revoluciones, Marx y Engels, han proporcionado a la sociedad. No puede perderse de vista al materialismo histórico, y para estar en comunión con la conciencia del individuo había que analizar cuanto estaba pasando. Pienso que Corto Maltese es un ejemplo del tipo de individuo correspondiente a esta situación. Partiendo de una actitud romántico-aventurera, toma conciencia de los importantes cambios que hubo en aquella época».

Según Patricia Zanotti –compañera de Pratt y directora de la sociedad Cong, que gestiona los derechos universales del dibujante veneciano–, «la obra de Hugo Pratt es inseparable de su vida, de los libros que leyó, de los encuentros con las personas que inspiraron sus personajes». Por otro lado, para Didier Platteau, cofundador de ediciones Moulinsart y amigo de Pratt, su primer álbum “La balada del mar salado” «marcó un cambio en la historia del cómic, y su obra posterior, ambientada a principios del siglo XX, determina una época de confusión en que él surge como un símbolo de libertad, de amistad, del hombre que se salta las fronteras, justo lo que necesita el mundo hoy, de ahí su vigencia».

La editorial catalana Norma ha iniciado la recuperación de todas las aventuras de Corto Maltés en orden cronológico y en sendas ediciones en color y en blanco y negro de cada una de las obras.

De Siberia a Irlanda, y más

El primer título publicado ha sido “La balada del mar salado”, la aventura inicial del icónico personaje creado por Pratt, que fue publicada por capítulos en la revista “Sgt. Kirk” en el año 1967. La obra sitúa la acción en algún lugar del Pacífico Melanesio, cuando la tripulación del catamarán del pirata Rasputín rescata a Corto Maltés, que estaba atado a una improvisada balsa a la deriva.

Unos años después de “La balada del mar salado”, Pratt retomó el personaje de Corto Maltés para publicar el álbum “Bajo el signo de Capricornio”, compuesto por seis historias cortas que tienen lugar entre 1916 y 1917, y que es la segunda entrega de la nueva edición publicada ahora por Norma. En “Bajo el signo de Capricornio”, la acción se traslada a América del sur y central; a la desembocadura del Amazonas, en Brasil, y a Belice y las Antillas. En este segundo volumen, el marino de Malta se enfrenta a ancestrales cultos, prácticas de magia negra y leyendas que sumergen al lector en el universo de las religiones afroamericanas.

Norma también ha publicado una nueva edición revisada de “La Venecia secreta de Corto Maltés”, de Hugo Pratt, Guido Fuga y Lele Vianello. En esta guía práctica, Corto Maltés lleva al viajero por insólitas rutas que mezclan historia y leyenda, a través de siete itinerarios por lugares fantásticos y ocultos.

En esta extensa ruta de viñetas toparemos, entre otras odiseas, con los últimos estertores de la Rusia blanca y a los primeros balbuceos de la revolución china en “Corto Maltés en Siberia”. Encontraremos también la fantasía y la realidad que se fusionan en las crónicas irlandesas que inspiraron “Las célticas” y volveremos a descubrir las dos lunas mágicas que gobiernan el cielo bonaerense que Corto Maltés compartió con su gran amigo ‘El Vasco’ Larregi en “Tango... y todo a media luz”.