2019/08/23

JON ODRIOZOLA
MÁNAGER DEL EUSKADI MURIAS

El responsable del equipo profesional continental vasco es optimista ante las dudas sobre su futuro y espera que en setiembre encuentre el reconocimiento al trabajo realizado. Trasmite que es una frustración la falta de apoyos a la empresa Murias, lo que le impide ofrecer un contrato a sus mejores corredores, pero destaca la satisfacción por el rendimiento del equipo para su bajo presupuesto.

«Al final saldrá lo que merecemos y habrá un reconocimiento»
Joseba ITURRIA
0823_kir_ciclismo3

El oñatiarra explica la elección del equipo de la Vuelta y la ausencia de ciclistas importantes como Gari Bravo, Sanz y Aristi y se marca el reto de «ilusionar a la gente».

¿A los corredores se les ha dado libertad para buscar su futuro a espera de que en setiembre se confirme el futuro del equipo?

A los corredores se les ha sido muy claro. Les hemos dicho que cuando tengamos las cosas cerradas hablaremos con ellos. Es una faena tener que esperar tanto. Si algunos pueden esperar, perfecto. Si no, no voy a jugar con el futuro de nadie como nunca he jugado.

¿El futuro depende de la decisión de Murias solo o de más gestiones que se han realizado?

Depende de más gente porque ha habido mucho trabajo de despachos. Al final las empresas funcionan de una manera, los tiempos no los marcas tú. Dependes de otros. Es triste conseguir lo que hemos conseguido y tener que andar así, pero lo que está en nuestras manos es hacer lo que hacemos, dar la imagen que damos y trabajar con la ilusión con la que trabaja el equipo, que tiene un mérito tremendo por conseguir lo que consigue. Hay que felicitar a todos, es algo increíble.

Llevan el nombre de Euskadi y de la Fundación Elkano sin recibir apoyos institucionales...

Creo que un equipo con la idea que ha nacido tiene que tener más apoyos, no solo económicos. Más implicación para darle a esto la continuidad que se merece porque hemos demostrado que somos capaces de darle a esto la estabilidad que se merece. Lo que hemos intentado desde siempre es demostrar, invertir y, a partir de ahí, exigir. Los hechos hablan por sí solos. No es cuestión de hablar. Ahí está la ilusión en un proyecto. Lo que sí puedo decir es que, a parte de esa pequeña frustración de no conseguir lo que quieres, la satisfacción es tan grande, que estoy muy tranquilo conmigo mismo y con todo el equipo.

¿Han buscado otra firma de bicicletas por si el salto de la Fundación Euskadi a la categoría continental profesional motiva que Orbea se centre en ese proyecto?

No tengo ninguna noticia de patrocinadores, de la búsqueda de nuevas empresas. Tenemos los patrocinadores que tenemos, estamos orgullosos de todos y el equipo funciona gracias a todos los apoyos. Les estamos dando mucho a todos porque la imagen del equipo es buena.

¿Frustra ver que consiguen grandes resultados para su presupuesto y no encuentran apoyos?

Lo difícil de todo esto es ver que no hay un reconocimiento de verdad a todo el trabajo, pero sin olvidar que hay una satisfacción personal de grupo tremenda. Estoy muy orgulloso del trabajo de los ciclistas, directores, de todos los que forman el equipo y es una pequeña frustración ver que no entra nadie para darte la fortaleza que requieres. El ciclismo no es fácil para los proyectos que salen o pueden salir porque no hay empresas aquí que puedan apostar por el ciclismo. Pero vamos a seguir trabajando en esta línea y creo que al final va a haber un reconocimiento a este trabajo. Saldrá lo que estamos mereciendo.

Estaba alto el listón tras perder a Aberasturi y Prades y llevan siete victorias y puestos como el segundo de Óscar en Burgos...

Sobre todo viendo quien es tercereo, un tal Carapaz que ha ganado el Giro. Todos van a tope, nadie te regala nada, hasta Ineos pelea la general por equipos y nos ha ganado por diez segundos. La esencia del proyecto está por encima de personas, de nombres. Seguramente habrá años en los que quizás no se consigan tantos triunfos, pero la esencia de hacer las cosas, la personalidad, hace que el siguiente sí ganas. Es una manera de funcionar que demuestra que da resultados. El buen trabajo siempre da resultados.

En el equipo de la Vuelta han dejado fuera a dos corredores rápidos que han logrado seis victorias y muchos puestos de honor...

Sacrificas un corredor para dos etapas sabiendo que conseguir un triunfo es muy difícil y das prioridad al recorrido, que es durísimo y tienes que elegir gente que pueda estar en escapadas, que la labor de Bagües y de Barthe es imprescindible. El equipo siempre ha funcionado así, como un equipo, de hacer las cosas juntos. Prevalece el equipo por encima de la individualidad. Tenemos un equipo joven, con corredores que han dado otro salto, que tienen una progresión, mides todo y estudias bien el recorrido, que lo marca todo. Es una Vuelta diferente. Los chavales que se quedan fuera han dado un buen nivel y es una satisfacción ver que tienes dudas, que podías meter otros dos o tres en el equipo.

También se ha quedado fuera un corredor básico como Gari Bravo...

Nos hemos dado cuenta de que no es un corredor de tanto fondo. Es muy importante para el equipo, indispensable para muchísimas carreras, sobre todo a principios de temporada. En una vuelta de tres semanas lo acusa más. Es una decisión en función de las condiciones que hemos visto valorando todo.

Para el equipo sería importante estar en el Top 10 de la general, pero Óscar Rodríguez prefiere centrarse en lograr una etapa...

El año pasado Bizkarra no estuvo tan lejos, fue el 17º, no te queda tanto para estar ahí. Si vas día a día pensando en pelear las etapas se va a poner en situación. No vamos a renunciar a nada, pero sabemos quiénes somos, de donde venimos y lo difícil que es enfrentarse a estructuras como las del World Tour. El objetivo metafórico es ilusionar a la gente como la estamos ilusionando, sin olvidar que no nos vamos a poner límites. Hemos sido capaces de ganar una etapa reina, de cumplir un sueño que parecía imposible. Día a día buscaría una etapa, sería grandioso y lo vamos a intentar.

¿Serán especiales las etapas en Euskal Herria?

Son ilusionantes y a la hora de hacer el equipo hemos primado que la gente que entre responda en estas etapas duras. Llegar a casa ante la afición es lo más bonito que puede pasar en una vuelta grande después de todo el trabajo que hemos realizado.

¿Cómo ve la carrera y cuáles pueden ser los favoritos?

Es la Vuelta más dura que conozco. El año pasado fue durísima y éste hay aún más dureza. Creo que Movistar va a ser el equipo a batir sin lugar a dudas porque vienen un poco dolidos del Tour y van a ir por todas y por el potencial que tiene.

Llegar a casa ante la afición es lo más bonito que puede pasar en una vuelta grande después de todo el trabajo que hemos realizado.